Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-09-2018

Indios americanos de San Francisco consiguen la retirada de una estatua racista de ms de un siglo de antigedad

Jose Fermoso
The Guardian / El diario

La estatua Primeros Das, en San Francisco, era percibida como smbolo de la opresin colonial Qu dice su retirada sobre la historia y el arte pblico?


Imagen de la estatua Primeros Das, parte del complejo Monumento a los Pioneros, situado en San Francisco.

Imagen de la estatua Primeros Das, parte del complejo Monumento a los Pioneros, situado en San Francisco. Cliff / Flickr.

En mitad de la noche y con decenas de indios americanos mirando, trabajadores de la ciudad de San Francisco atan las cuerdas de seguridad alrededor de las estatua de bronce de 124 aos y tiran de ella. Cuidadosamente sacan la pieza de una plataforma de granito y la ponen sobre el remolque de un camin. Un momento cargado de significado. Tras dcadas de esfuerzo, a la estatua Primeros Das, smbolo de la colonizacin y opresin para muchos, le haba llegado la hora.

Los reunidos en aquel momento la semana pasada no lo celebraron con antorchas. Solo rezaron, cantaron himnos y contemplaron en silencio la plataforma vaca. Eso es lo que pasa cuando las instituciones cvicas, en este caso la comisin de arte de la ciudad, ve por fin a un pueblo como digno de proteccin.

Lo siento como una victoria. Me parece bien, pero todava hay mucho trabajo que hacer, seala Desirae Harp, miembro de las tribus Mishewal Ona*tsRis (Wappo) y Din (Navajo).

Erigida tras la era de las misiones en California, la estatua Primeros Das representa a un indio americano derrotado, sobre su espalda, a un sacerdote catlico encima de l apuntando al cielo y a un vaquero dominando la escena con posicin triunfante. La estatua es parte del Monumento a los Pioneros, que hace honor a los orgenes del Estado. Los indios americanos lo vean como un pieza de arte degradante, pero ninguno haba conseguido convencer a los polticos para retirarla. El cambio no se produjo hasta la llegada de juntas municipales con diversidad de gnero y raza, as como de reacciones contra las representaciones eurocntricas de la dominacin.

En los ltimos meses, algunos indios americanos han afirmado que este tipo de arte en la esfera pblica alimenta falsas narrativas, como que la matanza sistemtica de los nativos fue necesaria para alcanzar el desarrollo y la actual prosperidad del Estado. Es el tipo de pensamiento que se convierte en palabra de Dios si solo una parte te dice en lo que creer.

 

Un largo camino

El viaje de la estatua a su actual destino no revelado donde las autoridades dicen que estar bien preservada ha sido largo y sinuoso.

En 1996 se aadi una placa a la estatua para explicar lo que les pas a los nativos, pero la presin poltica result en un lenguaje que apestaba a falsa objetividad. Los lderes catlicos rechazaron una copia que culpaba por completo a los misioneros de las muertes de los nativos, alegando que la enfermedad y la desnutricin fueron los factores principales, en lugar de los malos tratos y el asesinato.

El inters por la estatua Primeros Das creci el ao pasado tras los disturbios de Charlottesville, Virginia, en los que murieron tres personas y que estuvieron incitados por la retirada de una estatua del general confederado Robert E Lee. El 2 de octubre de 2017, despus de que se pidiese a los lderes la retirada de la estatua, la comisin de arte aprob una resolucin para iniciar un estudio del asunto. En una reunin posterior, vot por llevarla a un depsito.

Pero hubo esfuerzos en la direccin contraria. Frear Stephen Schmid, abogado del condado de Sonoma, seal que la comisin no tena el derecho legal a retirar la estatua. En trminos generales, dijo que el arte no se debe cambiar y que la estatua se merece una preservacin histrica. La junta de apelaciones se mostr a favor de esta visin y la gente se enfad mucho.

Al pedir una nueva audiencia, los directores de la ciudad sealaron que se haba aprobado una solicitud similar de comprensin cultural el cdigo administrativo de la ciudad haba cambiado el Da de Coln por el Da de los Pueblos Indgenas. La continua exhibicin, afirman, causa un dao real y sostenido a la comunidad nativa de San Francisco, especialmente cuando los viejos estereotipos visuales se ven ahora en todo el mundo como irrespetuosos, errneos y racistas. Esto llev a la nueva y definitiva votacin la semana pasada para la retirada de la estatua. En cuanto a Schmid, ha asegurado que denunciar al Ayuntamiento.

A medida que crece en Estados Unidos la lucha contra los smbolos supremacistas bajo un presidente que les apoya casi explcitamente, los ciudadanos estn redoblando sus esfuerzos por ms retiradas. San Jos ha retirado una estatua de Cristbal Coln y la estatua de William McKinsley en Arcata (California) tiene los das contados (desintegr gobiernos tribales). Ms de otras 30 ciudades han retirado estatuas o estn en discusiones para hacerlo, incluidos ncleos sureos como Atlanta, Birmingham y Nashville.

En noticias relacionadas, ESPN ha descubierto que hay un aumento en Estados Unidos de la construccin de estatuas a deportistas, el 80% de ellos hombres blancos, muchos entrenadores, la posicin ms segregada de todo el atletismo.

Falta de exactitud

Los nativos como Harp afirman que parte del problema con las estatuas no es que solo sean irrespetuosas o que despierten emociones encontradas, sino que son objetivamente imprecisas. El indio americano representado en la estatua Primeros Das, por ejemplo, era de las grandes llanuras, pero los nativos de la zona de la baha eran Ohlone.

Tampoco hay un apoyo educativo suficiente para ayudar a la gente a contextualizar episodios complicados de la historia. Sara Chase, profesora de la Universidad de Berkeley, seala que los programas educativos de las escuelas de California no dan una perspectiva correcta de los indios americanos ni de otras minoras. Muchas personas recuerdan sus trabajos de clase sobre las misiones sin aprender nada del genocidio nativo.

En ocasiones, la mala formacin educativa sobre las minoras es parte del sistema. En Arizona, los programas escolares sobre estudios tnicos estn prohibidos y a causa de la ley de 2001 No Child Left Behind (Ningn nio atrs), muchas escuelas se vieron obligadas a centrarse en exmenes estandarizados por oposicin a una historia culturalmente precisa.

Las escuelas de California o ensean para los exmenes o pierden la financiacin pblica. No se ensean determinadas historias. Existe una obsesin por los exmenes, una monetizacin del conocimiento, seala Chase.

Arte, en el ojo de la comunidad

Si la estatua no da una idea precisa de la historia es vlida como una pieza de arte pblico? Jeff Hou, profesor de arquitectura de paisaje en la Universidad de Washington, dice que no. Hou sostiene que la esfera pblica es responsable ante una audiencia: el pueblo.

En la esfera pblica, las piezas de arte y diseo son sujeto del escrutinio pblico. En otras palabras, el pueblo puede tener voz en una democracia sobre lo que es apropiado tener en el espacio pblico, afirma Hou.

Para que la gente decida qu arte es apropiado, seala Hou, los sistemas de poder vigentes no se deben limitar a una sola categora de individuos, como por ejemplo miembros de una clase, raza o gnero en particular. En San Francisco esto significa que las comisiones deben encarnar los cambios sociales. A medida que cambia la sociedad, es natural que aquellos que histricamente han sido marginados obtengan una voz ms fuerte, indica Hou.

Y el arte que busca expresar la historia no tiene porqu ser inmutable. La historia siempre se revisa en base a nuevos descubrimientos que afectan a cmo se interpreta. En The Power of Place, de la profesora de Yale Dolores Hayden, se describe cmo se ha reivindicado el papel de las mujeres y minoras en la creacin de Los ngeles a travs de murales callejeros tnicos.

Creando un nuevo espacio abierto frente al Ayuntamiento, la comisin puede haber facilitado un nuevo espacio y lugar para una reclamacin similar. Eso si la siguiente denuncia no lo para.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

Fuente: http://www.eldiario.es/theguardian/Indios-americanos-San-Francisco-antiguedad_0_818218959.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter