Portada :: Espaa :: Por una vivienda digna
(Argumentos para la lucha)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-09-2018

La cortina de humo de la dacin libera al Parlamento espaol de aprobar una ley hipotecaria acorde a resoluciones del TJUE y el TS.

Salva Torres
Rebelin


Las 5 de la PAH, base de la propuesta de ley de vivienda admitida a trmite en el Congreso esta semana, ignoran las sentencias del TJUE y acercan el alquiler a las polticas de la CDU de Merkel.

Los prestamistas espaoles de hipotecas, o sea, los bancos andan revueltos desde hace tiempo con los sucesivos reveses que en el mbito judicial estn recibiendo desde las altas instancias del Tribunal Supremo del Estado y del Tribunal de Justicia de la Unin Europea. Una buena parte de esos reveses se centran en la vulneracin sistemtica de los derechos de los consumidores en los contratos hipotecarios. Desde la sentencia Aziz del 2013 podemos decir sin rubor que una escritura hipotecaria es toda ella una clusula abusiva. Aun as, miles de hipotecas han sido ejecutadas sin miramientos por juzgados en clara negligencia, por no decir palabras ms gruesas. Con la jurisprudencia actual todas las ejecuciones hipotecarias en nmero de ms de 758.061 desde el 2007 se podran recurrir en los tribunales. Hasta el punto que los bancos estn abandonando la va ejecutiva para presentar las demandas por el procedimiento ordinario declarativo. Los juzgados especiales de clusulas abusivas creados por el PP estn colapsados por aos. Finalmente, el descubrimiento de que los bancos haban vendido las hipotecas a fondos de titulizacin que les converta en meros administradores permita anular la ejecucin hipotecaria por ausencia de legitimacin activa.

El estado espaol fue obligado hace 2 aos, por todo ello, a modificar la ley hipotecaria. Aun as, el Proyecto de Ley de Crdito Inmobiliario est empantanado en el Congreso lo que supone ya una multa superior a 90 millones de euros al Estado por no adaptarse a la normativa europea. En medio de este desastre, miles de familias sufren el acoso sistemtico de bancos, gestoras de impagados, buitres y un largo etctera.

Ante esta situacin, las 5 medidas que propone LA PAH no slo lanza una cortina de humo sobre toda esta dinmica infernal sino que desva la atencin sobre lo principal: poner orden en la legislacin hipotecaria y solucionar 10 aos de desmanes de bancos y jueces en ejecuciones y subastas que han provocado miles de hogares arruinados, suicidios y decenas de miles de viviendas malvendidas a fondos de inversin extranjeros. La dacin como estrella central de las 5 introduce un nuevo parmetro que distorsiona y complica la ya enrevesada negociacin de los partidos y el cmo se transponen las directivas comunitarias en la legislacin hipotecaria. Hablamos, por ejemplo, como encajar la casi segura desaparicin de la clusula de vencimiento anticipado, piedra angular del andamiaje financiero de estos prestamistas insaciables de la Banca espaola, en la nueva ley. Hay miles de familias y procedimientos judiciales esperando la transposicin de las directivas comunitarias al ordenamiento hipotecario espaol. estas familias necesitan justicia en las clusulas abusivas y no nuevas distorsiones y aplazamientos.

Ya no vamos a entrar en la discusin sobre la idoneidad de la dacin en pago. Incluso hoy, decenas de PAH de todo el Estado rehsan regalar la vivienda al banco y se lanzan a defender sus viviendas en los juzgados con uas y dientes a travs de las clusulas abusivas y las titulizaciones.

Regalar la vivienda y miles de euros en amortizaciones e intereses -la dacin en pago- a cambio de anular la deuda pendiente ES UNA DERROTA y UN REGALO AL BANCO. Un regalo que no se merece pues el dinero que presta est creado de la nada en forma de deuda y entronca directamente con el desprecio de la direccin de la PAH a explicar a los hipotecados como los prestamistas privados, Santander, BBVA, etc crean dinero de la nada y encima venden luego sus hipotecas titulizan para sacarles ms jugo y para recomenzar un nuevo ciclo de endeudamiento financiero.

5 aos de contrato y regulacin de precios en alquiler. PARA ESTE VIAJE NO HACAN FALTA TANTAS ALFORJAS!

El paquete de alquiler que se propone en las 5 de la PAH en cuanto a la duracin de los contratos de 3 a 5 aos significa nicamente volver a la reforma de Miguel Boyer del ao 1985 cuando suprimi el PSOE los contratos indefinidos franquistas en la tristemente famosa Ley de Arrendamientos Urbanos LAU-. Para ese viaje no haca falta tanta alforja. El desastre de incremento desorbitado de precios y desahucios en las grandes ciudades que ha supuesto la reforma de la LAU del 2013 obliga a esa modificacin a poco que una movilizacin seria se imponga. Incluso desde el punto de vista tctico ir a la negociacin pidiendo lo mnimo es una mala estrategia. Los miles de familias que sufren la precariedad de los contratos no se vern muy aliviadas con tan pobres resultados, incluso en el caso hipottico de que se consigan.

Un tema aparte es el de la regulacin de precios, dicho de otra manera, topes a los precios de las rentas que cobran los propietarios. Esta medida es otra cortina de humo que desva la atencin sobre lo realmente importante: LA PROFUNDA INJUSTICIA EN EL TRATO FISCAL DE LOS ARRENDADORES Y LOS INQUILINOS. El Estado espaol, con el acuerdo de todos los partidos del rgimen del 78, renunci hace 25 aos a la promocin del alquiler pblico, dejndolo a la iniciativa privada a cambio de miles de millones en regalas fiscales y corruptelas y picarescas de todo tipo. El fracaso de ese empeo en 25 aos ha sido desastroso pues, a pesar de poner y dejar de recaudar miles de millones, se ha conseguido el efecto contrario. O era ese su objetivo, untar con miles de millones a los propietarios?

Sin modificar una sola ley, slo la normativa fiscal, el Estado podra recuperar cada ao ms de 10.000 millones de euros que actualmente se pierden en deducciones y desgravaciones fiscales a los propietarios. Con ese dinero empleado en deducciones fiscales directas a todos los inquilinos permitiramos la rebaja de los alquileres y eliminar de un plumazo la enorme bolsa de fraude fiscal de los caseros. El sistema fiscal que proponemos es justo, simple y se ahorra toda la picaresca asociada al control de precios. Imponer tramos fiscales a las declaraciones de la propiedad: cuanto ms se cobra ms suben los tramos y la recaudacin sufragada por los caseros y ese dinero va a desgravaciones de su inquilino.

La PAH y las medidas de alquiler de la CDU de Merkel

Los medios de comunicacin han machacado desde el inicio de la burbuja del alquiler con la cantinela de si funcionan o no los controles de precios de las rentas. Los razonamientos tanto de los que quieren imponer esos controles como de los que dicen que no funcionan corren una cortina de humo sobre las verdaderas causas de la capacidad de monopolio de control de precios que tienen los propietarios: los beneficios fiscales sin parangn. En Espaa, Francia y Alemania el rentismo inmobiliario tiene enormes ventajas fiscales respecto de las ganancias del trabajo que estn mucho ms penalizadas fiscalmente: SIN JUSTICIA FISCAL NO HAY ALQUILER ASEQUIBLE. Una desigualdad profundamente injusta que hemos tratado ampliamente en estas pginas. En Berln y en Pars donde se han ensayado estas frmulas los problemas que se han encontrado han sido estos:

Todos estos problemas plantean nuevamente que la izquierda hispana copia los modelos de la derecha o socialdemocracia europea hacindolos pasar por progresivos cuando lo progresivo sera buscar nuevas alternativas adecuadas a cada situacin.

Nosotros tenemos nuestras propuestas:

Es posible una renta de alquiler adecuada a la renta familiar en el mercado libre?

Por supuesto que S. Es posible pagar un alquiler en funcin de la renta a un propietario privado sea cual sea su condicin: abuelito, propietario marginal, Socimi, SICAV, sociedad patrimonial, fondo de inversin inmobiliaria etc

Basta legislarlo. Para aflorar la bolsa de fraude de los arrendadores bastar con:

El enorme lobby inmobiliario no tiene argumentos ante la injusticia del tratamiento fiscal de sus rentas parasitarias. Los pases europeos ms avanzados, tienen grandes parques de vivienda pblica que suponen un enorme ahorro para todo el pas. La gente paga menos por su vivienda y tiene dinero para gastar en la economa. Por qu eso no es posible en nuestro pas?

Se imaginan el parque de vivienda pblica que podramos tener si cada ao el Estado espaol gastara esos 10.000 millones de euros en vivienda?

Por qu el estado espaol y la izquierda monrquica han renunciado a las polticas pblicas de vivienda de alquiler y todo ese dinero lo regala a la iniciativa privada?

Ha demostrado ese derroche fiscal su papel en la promocin de la vivienda de alquiler en 25 aos? NO, NO y NO. ha servido para reducir precios? NO, NO y NO

Hace falta tocar alguna ley para asegurar la justicia fiscal? Hace falta modificar la LAU? NO, NO y NO slo la normativa de la Agencia Tributaria

Los Ayuntamientos del cambio, que piden todas las competencias en materia de alquiler, deberan tener muy claro todo lo explicado

A los Ayuntamientos del cambio

SIN JUSTICIA FISCAL CONTRA LAS RENTAS INMOBILIARIAS PARASITARIAS NO HAY ALQUILER JUSTO NI ASEQUIBLE!

Salva Torres, activista de 500x20

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter