Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-09-2018

Mella y la pena de muerte (Pensando en el Anteproyecto constitucional)

Ricardo Luis Hernndez Otero
La Cosa


Ver aqu las ms reciente antologa de textos de Julio Antonio Mella.

(Este correo me fue enviado por Ricardo Hernndez Otero a propsito de la publicacin en La Cosa de los siguientes textos: https://jcguanche.wordpress.com/2018/09/17/un-dialogo-entre-rodolfo-alpizar-y-julio-antonio-mella-la-pena-de-muerte-y-la-constitucion-cubana/).

Julio Csar, muchas gracias por el reconocimiento sobre mi hallazgo de ese extraamente olvidado texto de Mella, que finalmente public Ana Cairo. [1] Cuando lo encontr, para m result evidente que su no incorporacin a los Textos y documentos suyos de 1975 (libro editado ese ao -con motivo de la celebracin del Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba y En homenaje al 50 aniversario de la fundacin del primer Partido Comunista de Cuba- bajo los auspicios del Instituto de Historia del Movimiento Comunista y la Revolucin Socialista de Cuba, que firma institucionalmente el Prlogo) se debi a que resultaba un artculo incmodo en el contexto cubano de entonces (y posiblemente lo siga siendo hoy, aunque ya se conozca).

Ten presente que hacia el final de ese prlogo se expresa que no todos los trabajos de Mella publicados en este volumen estn redactados con la precisin necesaria; ni todas las ideas estn expresadas en un modo totalmente acertado (p. 13), por lo cual, en los casos imprescindibles, la institucin ha considerado necesario publicar notas aclaratorias al pie de pgina (dem).

O sea, lo que tenemos como compilacin de la obra de uno de los pilares fundadores de nuestro rumbo socialista, es una edicin no solo purgada, sino tambin revisada, corregida y ajustada a criterios de otros, que han manipulado hasta hoy la percepcin del pensamiento real de uno de los presentados como iconos y modelos a seguir por nuestra juventud.

Mi apreciacin de entonces estuvo basada en que en ese volumen se reprodujeron algunos (no todos) los textos de Mella aparecidos en El Heraldo , donde en 1924 coincidi en faenas periodsticas con una tanda de toleteros conformada por Rubn, Alejo, Mariblanca y hasta con colaboraciones de Albizu Campos; otros con primera aparicin all se tomaron para su reproduccin de publicaciones de fecha posterior digamos que ms confiables y presentables tratndose de un lder de izquierda como l (entre otros, por ejemplo: Carta el Representante del Per, Carta al director del Heraldo, ambos de 1924, copiados de Juventud y Hoy, este de 1950, un cuarto de siglo despus de su salida primigenia!; y hasta el famossimo de 1925 Una tarde bajo la bandera roja, que se tom de Lucha de Clases).

Esto es, que El Heraldo a veces s y a veces no: siempre que existiese otra fuente ms polticamente correcta, se le echaba a un lado. Es decir, fue revisado el peridico, segn se manifiesta en cada reproduccin tomada de sus pginas, en coleccin de la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional Jos Mart, donde, si no es que me han mentido durante dcadas, ese ttulo nexiste pas. La Biblioteca del Instituto de Literatura y Lingstica s posee la coleccin completa, pero, igualmente de manera extraa (pero no por extraeza interesada en ocultamiento alguno), no registra el ttulo en su kardex. Por tanto, la omisin en Textos y documentos no parece haber sido ignorancia o descuido.

El artculo en cuestin hay que enmarcarlo en un momento en que Machado (si no recuerdo mal) reimplantaba la pena de muerte y hubo un fuerte movimiento de oposicin a la medida, con violentas manifestaciones y actos pblicos en el centro de la ciudad, en los que tuvo participacin muy destacada Leonardo Fernndez Snchez, el lugarteniente de Mella.

Como sabes, Rubn tambin escribi al respecto en Venezuela Libre (julio y agosto de 1925), pero su trabajo s fue incluido en Poesa y prosa (1978, tomo II, pp. 66-69), edicin que no tuvo la connotacin poltica de los Textos y documentos y fue publicada por Letras Cubanas con edicin de Radams Giro y arduo trabajo, sin el ms mnimo reconocimiento pblico , de Jos Triana (para entonces debidamente parametrado) , como me consta porque cooper afanosamente en la bsqueda de materiales para esta edicin, segn reza en la NOTA DE AGRADECIMIENTO de la obra, y trabajamos los tres juntos en ms de una ocasin en el Instituto de Literatura y Lingstica.

Siempre me ha quedado pendiente escribir sobre estas cuestiones en torno a los Textos y documentos y la necesidad de que se llegue a una real y exhaustiva compilacin de la obra de Mella.

Dentro de esa tarea pendiente est la de cotejar la edicin cubana cannica de 1975 (por decirlo de alguna manera, aunque suene raro, dadas sus extremas limitaciones) con otra de igual ttulo publicada despus en Mxico y en la cual, si mis referencias no se equivocan (pues no he visto el libro), Fabio Grobart aparece como autor, al menos del prlogo (no s si el mismo). [2]

Tal vez all, para Mxico, se haya incluido ese expurgado texto que ha concitado nuestro inters en estos momentos de debates en torno al proyecto de nueva constitucin. Tena muchos materiales novedosos sobre Mella, pero una vez me fueron hurtados junto con el maletn de trabajo a travs de una ventana del Departamento de Literatura. Creo que ya no podr recuperarlos. No obstante, mi ejemplar de los controvertidos Textos y documentos contiene muchas notas de sumo inters, incluso desde el punto de vista de la infidelidad de sus reproducciones con los originales publicados en la prensa.

Y basta. Si en algo pueden servirte estas lneas para tus empeos divulgativos en torno a ideas sobre la nueva constitucin, puedes hacer el uso que mejor estimes de ellas, acreditndomelas o no, eso es lo de menos. Nos mantenemos en contacto,

Un fuerte abrazo a la distancia.

Ricardo

Notas:

[1] Ver la compilacin de Ana Cairo Ballester aqu, y aqu. Con el crdito a Ricardo Hernndez Otero y a Ana Cairo Ballester, el texto mencionado se reproduce aqu.

[2] Apelo a mi memoria, pues no tengo conmigo el ejemplar: el texto del que habla Ricardo Hernndez Otero no aparece en la compilacin prologada por Fabio Grobart, que revis hace unos aos. (Nota de Julio Csar Guanche).

Ricardo Luis Hernndez Otero (La Habana, 1946) es investigador y profesor universitario. Por cuatro dcadas labor en el Departamento de Literatura del Instituto de Literatura y Lingstica de Cuba. Sus campos de especializacin comprenden aspectos como la prensa cubana, el vanguardismo y la obra de Jos Mart, entre otros. Es coautor, con J. Domingo Cuadriello, de Nuevo diccionario cubano de seudnimos y autor de las compilaciones Escritos de Jos Antonio Foncueva, Revista Nuestro Tiempo, Crnicas [de Excelsior] de Alejo Carpentier, Sociedad Cultural Nuestro Tiempo: resistencia y accin, Mirta Aguirre: Espaa en la sangre; Espaa en el corazn. Actualmente integra el Comit gestor que prepara la reaparicin de la Revista de Literatura Cubana.

Fuente: http://jcguanche.wordpress.com/2018/09/18/ricardo-hernandez-otero-mella-y-la-pena-de-muerte-pensando-en-el-anteproyecto-constitucional/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter