Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-09-2018

El actual gobierno crea una atmsfera belicista que nos retrotrae a cien aos de barbarie
No hay plata para la paz, pero s para la guerra

Jos Girn Sierra
IPC


Esto no debe sorprender, habida cuenta de que el proyecto poltico ganador no fue propiamente el de la paz. Sin embargo, no dejan de producir inconformidad y desasosiego los pasos cada vez ms concretos dados por el actual gobierno: en primer lugar, para volver inane el acuerdo de paz pactado con las FARC y, en segundo lugar, para crear una atmsfera belicista que nos retrotraiga a recientes aos de barbarie.

La profundizacin de la guerra contra el narcotrfico, iniciada con algo aparentemente simple como la criminalizacin de la dosis mnima,y el anuncio de volver al uso del glifosato por el encima de las consideraciones jurdicas de la Corte Constitucional sealan los prolegmenos de la poltica que viene en camino. A esto se debe agregar algo de importancia capital: por un lado, la ambientacin que se le viene dando a la alternativa ya estudiada desde las oficinas de la Casa Blanca y la Casa de Nario de que la situacin venezolana no se resuelve sino mediante una intervencin militar y, por el otro, la imposibilidad de continuar, prcticamente, con el proceso de negociacin con el ELN dadas las condiciones de rendicin que impone el presidente Ivn Duque. Esto configura un escenario que no es propiamente el del posconflicto: es sencillamente el retorno a la oprobiosa guerra que tantas vctimas ha dejado a lo largo y ancho del territorio nacional.

Al respecto, dos anuncios del gobierno merecen destacarse: La solicitud del Ministerio de Defensa de que se discuta la inclusin en el presupuesto nacional de1,1 billones de pesos para el fortalecimiento del sistema de defensa antiarea multicapa a nivel nacional. No se trata exactamente de defenderse del Clan del Golfo o del ELN; esto es para prepararse para un eventual ataque de Venezuela que desde hace rato supera a Colombia en equipo blico,pero sobre todo en armas areas.De otro lado, se anuncia que el posconflicto est desfinanciado, que la educacin y la salud tambin lo estn y que, si se quiere mantener los programas sociales, es necesario que se grave a la clase media y todos aquellos que no tienen ms recursos que su salario. Pero, eso s, es perentorio rodear de garantas al capital nacional y extranjero, mediante la rebaja de tributos, y ampliar su seguridad jurdica.

Artculo completo en Agencia de Prensa IPC: https://wp.me/p6ZuQq-2J4


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter