Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2018

Se cumplen 50 aos de la matanza de Tlatelolco

Manuel Garca Gallardo
Rebelin


CONTRA LA PARED HIJOS DE LA CHINGADA! AHORITA LES VAMOS A DAR SU REVOLUCION! (frase histrica de los mandos del ejrcito mexicano al detener la cpula estudiantil reunida en la plaza de Tlatelolco)

Se cumplen los cincuenta aos de la matanza de estudiantes en Tlatelolco y despus de medio siglo no se ha apagado ese sentimiento de indignacin y de rabia del pueblo mexicano. Siguen pasando los aos y las conmemoraciones pero el juicio histrico y poltico, aunque parezca mentira, est an por hacerse. Los culpables amparados por un sistema que premia con la impunidad han logrado escapar al cerco de la justicia. Lo cierto es que el presidente de entonces Daz Ordaz desde un primer momento asumi la responsabilidad en dicha tragedia que segn sus propias palabras fue provocada por los estudiantes comunistas que dispararon contra la tropa. La democracia y el estado de derecho estaban en peligro y no haba otra opcin (para evitar males mayores) que cortar de raz ese fermento subversivo.

Daz Ordaz no es ms que un perverso matarife de guante blanco y levita slo comparable al conquistador Hernn Corts que inici el genocidio del pueblo Azteca tambin en la misma plaza de Tlatelolco un da 13 de agosto de 1521. Para mayor irona semanas despus de la matanza el verdugo de Daz Ordaz inaugur los Juegos Olmpicos del 68 con una suelta de palomas de la paz en el estadio Azteca tras encomendarse a la proteccin de la virgen de Guadalupe. Lo ms curioso es que ningn pas se retir de la Olimpiada o hizo una declaracin de protesta por la masacre. La comunidad internacional, muy por el contrario, felicit al presidente por la valenta y el arrojo que demostr en este infausto episodio que pretenda desestabilizar la democracia mexicana.

El ao 1968 ser recordado en la historia de la humanidad como un ao de revueltas y agitacin social: el mayo del 68 francs, la primavera de Praga, el movimiento hippie, las panteras negras en EEUU o las manifestaciones en contra de la guerra del Vietnam. Tambin se produjo el asesinato de Martn Luther King y el de Robert Kennedy, y como, no: Tlatelolco, que es el funesto suceso que ms nos atae a los latinoamericanos.

El movimiento estudiantil mexicano se declaraba antiimperialista, libertario y antisistema. Indignados protestaban contra el autoritarismo y la represin policial propiciada por el gobierno, la violacin de la autonoma universitaria y la exigencia de un sin fin de reformas sociales necesarias para consolidar un sistema plural y democrtico. En esos aos gobernaba el PRI, partido que ejerca un poder omnmodo, monoltico sin apenas oposicin, en donde no existan errores y el jefe mximo era glorificado por la camarilla oficialista. Cada una de sus palabras se consideraban sagradas y todos los medios de comunicacin y la lite intelectual tenan que hacerle venias a su majestad todopoderosa.

No exista la posibilidad de hablar mal del presidente, caricaturizarlo y menos denunciar como l y sus secuaces desfalcaron millones de pesos del erario pblico. Lo ms natural era que los grandes dignatarios y sus cortesanos salieran multimillonarios del palacio de presidencial de los Pinos.

Bala, caonazos y bayoneta calada fueron las rdenes impartidas por el sucesor de Daz Ordaz, Lus Echevarra, en ese entonces Secretario de Gobernacin, con el fin de reprimir y desmovilizar las protestas estudiantiles. Estos dirigentes corruptos, asesinos a sueldo de los norteamericanos, en los libros de historia siguen siendo renombrados como prceres benemritos del orden y la ley.

A las rdenes del gobierno rendan informacin a la direccin federal de seguridad y a la CIA que infiltraron el movimiento estudiantil y enviaban informes al presidente de la repblica. El comunismo es un fantasma inventado para desmovilizar el movimiento estudiantil puesto que toda esta operacin de guerra sucia se trat de un burdo montaje gubernamental.

Por ese entonces las protestas estudiantiles se recrudecan en todo Mxico con un clamor y apasionamiento revolucionario jams visto.

El 13 de septiembre de 1968 ms de 200.000 jvenes tomaron el Zcalo capitalino, bajo el lema de nete pueblo en la llamada marcha del silencio con todos los manifestantes amordazados con pancartas de: democracia directa y concreta ya! Abajo el gobierno y la burguesa!

Ante tamao desafo Daz Ordaz dijo: hasta donde estemos obligados a llegar llegaremos Fue tal la demostracin de fuerza que los estudiantes amenazaron con ocupar el Palacio Nacional si el presidente no acceda a negociar un pliego de peticiones. En respuesta fueron desalojados a la brava por la tropa con tanques militares y arrestados varios de sus dirigentes.

Pero lo peor estaba por llegar ese da aciago dos de octubre de 1968 cuando los estudiantes de la UNAM y del Instituto Politcnico junto al Consejo Nacional de Huelga se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas o Tlatelolco para conminar al gobierno a aceptar sus reivindicaciones. Entre stas se destacaban la libertad presos polticos, la derogacin del Artculo 145 del cdigo Penal Federal (difusin de ideas que alteren el orden pblico), desaparicin del cuerpo de granaderos, destitucin de los jefes policiacos Luis Cueto y Ral Mendiolea (jefe y subjefe de la polica capitalina) indemnizacin a las vctimas de los actos represivos, establecer un dilogo entre estudiantes y el CNH para negociar las exigencias. Pero Daz Ordaz iracundo dio la orden de disolver el motn pues se acercaban las Olimpiadas y los insurgentes pretendan boicotearlas. Por ningn motivo este personaje de carcter dspota y autoritario iba a tolerar el desorden y la anarqua. La reputacin de Mxico estaba en juego. Uno de los lemas ms coreados por los estudiantes no dejaba dudas de sus intenciones: no queremos olimpiadas, queremos revolucin! Con la toma de la catedral y el izamiento de una ensea rojinegra en el Zcalo (en el asta donde regularmente ondeaba la bandera nacional) sta fue su sentencia de muerte.

Inmediatamente el rgimen priista acus a los estudiantes de traidores a la patria y de estar financiados, entrenados y armados por los soviticos y los cubanos. Los estudiantes no tenan otra intencin que desestabilizar la institucionalidad.

Lo titulares de prensa del da 3 de octubre (recogidos en el libro la Noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska) son bastante elocuentes: -Esos son los instigadores de un golpe bolchevique (Liga Comunista 23 de septiembre) Exclsior: Recio Combate al Dispersar el Ejrcito un Mitin de Huelguistas. 20 muertos, 75 heridos y 400 presos; Novedades: Balacera entre francotiradores y el Ejrcito en ciudad e Tlatelolco. 25 muertos, 87 lesionados; El Universal: Tlatelolco, Campo de Batalla. Durante varias horas terroristas y soldados mantuvieron rudo combate.29 muertos y ms de 80 heridos en ambos bandos; 1000 detenidos; El Da: criminal provocacin en el mitin de Tlatelolco caus sangriento zafarrancho. El nmero de civiles que perdieron la vida o resultaron lesionados es todava impreciso; El Heraldo: Sangriento encuentro en Tlatelolco. 26 muertos y 71 heridos. Francotiradores dispararon contra el ejrcito: el general Toledo lesionado; El Sol de Mxico: Manos extraas se empean en desprestigiar Mxico. El Objetivo: Frustrar los XIX juegos. Francotiradores abrieron fuego contra la tropa en Tlatelolco. Heridos un general y 11 militares y 20 civiles muertos en la peor refriega; El Nacional: El ejrcito tuvo que repeler francotiradores: Garca Barragn; Ovaciones: Sangriento Tiroteo en la Plaza de las Tres Culturas. Decenas de francotiradores se enfrentaron a las tropas. Perecieron 23 personas, 52 lesionados, mil detenidos y ms vehculos quemados.

Los medios de comunicacin fueron cmplices de la satanizacin del movimiento estudiantil.

Testigos de la matanza dicen que a las 18 horas 15 minutos vieron acercarse a un helicptero militar que dio varias vueltas sobre la plaza lanzando bengalas luminosas. Pareca como en Vietnam. Van a atacar-dijo-, pero nadie le crey As lo reflej en su libro Dal Vietnam al Messico la famosa periodista Oriana Fallaci presente ese da en la plaza. Esta era la seal para iniciar la Operacin Galeana al mando del general Crisforo Mazn Pineda. Los casi 10.000 manifestantes cercados en Tlatelolco fueron presa fcil del heroico cuerpo de Granaderos perteneciente al Batalln Olimpia (unidad creada para proteger las Olimpiadas) cuyo objetivo era detener la cpula del Consejo Nacional de Huelga. Que -segn La Direccin Federal de Seguridad- tenan planificado tomar la Secretaria de Relaciones Exteriores situada en dicho recinto. La plaza de Tlatelolco estaba completamente sitiada por los militares, la polica y tanques de combate. Y de repente entraron los soldados a bayoneta calada gritando a todos estos cabrones se los llev la chingada y sin piedad dispararon a mansalva -dizque en defensa propia- al verse atacados por francotiradores que no eran otros que agentes infiltrados del grupo parapolicial conocido como Brigada Blanca (fuerza especial creada por la Secretaria de Gobernacin para combatir la guerrilla urbana) y que llevaban un guante blanco en su mano izquierda para identificarse entre ellos. Entre la muchedumbre cundi el pnico y echaron a correr desesperados buscando una salida de emergencia a esa trampa mortal. En la investigacin posterior de las autoridades se lleg a aseverar que pases pertenecientes a la rbita de la Unin Sovitica les facilitaron las armas a los francotiradores

En el curso de la operacin se detuvieron e identificaron a unos 3000 manifestantes, a los cabecillas los desnudaron, los golpearon con saa y se les remiti en camiones a distintas crceles o campos militares para interrogarlos. Mientras que a los periodistas se les confisc todo el material grfico y flmico. Rpidamente se retiraron los cuerpos de los muertos y los heridos cubriendo los charcos de sangre con aserrn. Ms tarde toda la plaza sera lavada a manguerazos por los basureros municipales con la intencin de borrar las huellas de la masacre. Al otro da amaneci todo tan limpio y reluciente que era imposible imaginar lo que all haba sucedido. El ejrcito acordon el recinto e impuso la censura informativa. Los nicos autorizados para emitir comunicados eran los funcionarios gubernamentales.

Luego se demostr que la mayora de las vctimas tenan heridas de bala en la espalda, los glteos o en las piernas. En medio de tremenda desbandada entre llantos, alaridos fueron cobardemente fusilados a traicin. Paradjicamente todo este drama se desarroll en las ruinas del templo azteca Teocali donde en la poca prehispnica se hacan sacrificios humanos.

Por el valor, determinacin, sentido de responsabilidad y espritu de sacrificio que demostr el personal militar al repeler la agresin armada, durante los hechos acontecidos en la Plaza de las Tres Culturas el da dos del actual, y de la ley de Ascensos y Recompensas del Ejrcito y Fuerza Area Nacionales, grense ordenes de ascensos al grado inmediato superior a las personas que a continuacin se relacionan -reza el acuerdo presidencial nmero 930 del 23 de octubre de 1968.

Los militares premiados en la Operacin de la Plaza de las Tres Culturas por el Presidente Daz Ordaz y el secretario de Defensa Marcelino Garca Barragn fueron: Capitn de Infantera Hctor Ricardo Careaga, capitn de caballera Ernesto Morales Soto, tenientes de infantera Sergio Alejandro Aguilar y Jos Humberto Rodrguez Martnez, Jos Mora Rodarte, Subtenientes de Infantera Edwin Gutirrez y Jaime Monter Hernndez y el subteniente oficinista Faustino Vallejo Torres.

No solo se les premi con ascensos sino tambin con un aumento en sus prestaciones, autos LTD ltimo modelo y viajes a Disneylandia. Daz Ordaz, activo colaborador de la CIA (como tantos otros gobernantes latinoamericanos) -a partir de revelaciones del agente Philip Agee que denunci a los miembros destacados del Proyecto Litempo (especialistas en planear incursiones, arrestos y otras actividades represivas). Daz Ordaz incluso por ser uno de los estadistas mejicanos de mayor prestigio fue nombrado a finales de los aos setentas embajador en Espaa. Siempre se vanaglori de que l haba salvado a Mxico de la catstrofe. Y as lo contaba la historia oficial hasta que hace muy pocos aos pruebas ms contundentes salieron a relucir desmintiendo esta versin. El ex presidente yace hoy enterrado en el pabelln de prceres ilustres (Panten Jardn)

Un ao despus de la matanza el presidente Daz Ordaz pronunci un discurso en el quinto informe de gobierno donde asumi toda responsabilidad tica, social, jurdica y poltica por las decisiones del gobierno en la operacin militar de la plaza de Tlatelolco.

Aunque nosotros ingenuamente y con buenas intenciones pensemos que una tragedia tan desgarradora no poda volverse a repetir pero en el 2014 la matanza de estudiantes de Ayotzinapa nos devuelve a la cruel realidad. Este no es ms que otro crimen de estado donde 43 estudiantes (hijos de familias indgenas campesinas) de la escuela rural de Ayotzinapa (Guerrero) fueron asesinados a manos de policas de Iguala en alianza con los carteles de la droga por orden del gobernador ngel Aguirre y el crculo poltico del presidente municipal Jos Luis Abarca y Mara de los ngeles Pineda (Hermana de los lderes del cartel Guerreros Unidos) A los estudiantes los confundieron con miembros del Cartel de los Rojos, sus ms aguerridos rivales. Y encima las fuerzas del orden y los servicios de informacin les consideraban rebeldes, comunistas y antisistema asociados a la guerrilla de los aos setentas en Guerrero.

Olvera Acevedo diputado del PRI declar en 2011: si el gobierno mexicano actu de esa manera fue porque defendi un concepto institucional en el 68 se produjo en Mxico un enfrentamiento entre la KGB y la CIA. Ambas potencias de la guerra fra utilizaron a los estudiantes para desestabilizar el pas

Este es el acto de cobarda ms execrable del que se recuerde en la historia contempornea mexicana. Cuntos cayeron a ciencia cierta? 325 muertos? 400 muertos? la cifra exacta es un enigma, y adems la represin dej miles de heridos, 3.000 detenidos, los lderes y activistas golpeados, conducidos a los cuarteles militares donde sufrieron torturas y luego algunos desaparecieron sin dejar rastro (testigos aseveran que los quemaron para luego lanzarlos en los basureros)

La justicia ha determinado, con base a testimonios del general Garca Barragn (comprometido en la operacin) que el Exjefe del Estado Mayor Presidencial General Luis Gutirrez Oropeza haba ordenado a sus subalternos disparar contra los manifestantes en la plaza de Tlatelolco (con el visto bueno del presidente de la repblica) Aunque ninguno de los principales implicados en el genocidio asumen su culpabilidad y prefieren guardar silencio No saben, no contestan

Daz Ordaz junto a sus esbirros Lus Echevarra, Secretario de Gobernacin y Marcelino Garca Barragn, Secretario de Defensa son los directos responsables del asesinato, desaparicin y tortura de cientos de estudiantes a los que hoy se homenajean como mrtires de la libertad.

No podemos cejar en el empeo de perseguir a los asesinos, aunque la mayora ya hayan fallecido, porque estos crmenes de lesa humanidad jams prescriben en el ordenamiento jurdico de los tribunales internacionales. El estado mexicano es el directo culpable de esta horrorosa tragedia y sin dilaciones debe pagar una justa reparacin moral y econmica a todas las vctimas y sus familiares.

Qu frgil y efmera es la memoria!

Ese da sangriento del 2 de octubre de 1968, en medio de la espantosa balacera, naci un nuevo Mxico, un Mxico que a pesar de todo sigue reafirmndose en el espritu revolucionario que inspiraron sus hroes populares Pancho Villa y Emiliano Zapata a principios del siglo XX.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter