Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2018

La bendicin del plstico

Julio Garca Camarero
Rebelin


Cuando el progreso invent los plsticos, nos convirtieron en consumistas de plsticos. En consumistas de usar y tirar. Todos pensbamos que no haba inconveniente en tirar todo aquello nada ms usar. Rpidamente nos olvidamos de la bolsa del pan, de la huevera, de la cesta de la compra, de la lechera, de la palabra granel, etc., etc. Todo se convirti, de pronto, en desechable.

En efecto, a todos nos pareci que no haba inconveniente en tirarlo todo, pues el planeta y los ocanos eran inmensamente grandes. S, es cierto los ocanos y el planeta son increblemente grandes, pero la demografa humana tambin lo es, y crece vertiginosamente, esto se puede comprobar en el mareante reloj: http://www.worldometers.info/es

Pero, en el ao 2050 habr ms toneladas de plstico en los ocanos que toneladas de peces. Esto lo supieron pronto los progresistas-productivistas del CRECIMIENTO, que siempre estn bien informados pero slo tiene miras cortoplacistas. Y el crecimiento era lo ms sagrado de todo para los miopes, o ms bien fanticos de la religin del crecimiento. Algo completamente sagrado, desde luego por encima de la vida y de la muerte de la humanidad y del planeta.

Estos cortoplacistas del crecimiento nos dijeron alegremente que haba que vivir el presente. Tenan grandes ansias de embeberse en su fanatismo del crecimiento, a partir de los prstamos y de la creacin de seudo solventes que no traan ms que burbujas econmicas. Pero no importaba por encima de todo estaban las cifras macroeconmicas del crecimiento del PIB. Y nos lo cremos, a pie juntillas, eso del presente. Pero si no tienes una concepcin inmovilista del mundo y de la vida, podrs comprobar que el presente no existe, hablar de l es puro engao, l slo existe en la muerte. Es como un fotograma de la cinta de un film, como una fotografa inanimada.

Slo existe pasado y futuro, sucedindose cada micro-segundo. Un pasado que deja, inevitablemente, su impronta positiva o negativa en el futuro. Hay que insistir en que lo del presente es solo una ficcin, una desafortunada ilusin en la que hemos cado miles de millones de ilusos. Y todos estamos pagando muy caro esa ficcin, ese ciego engao con sus resultados: el Cambio Climtico; la acelerada extincin de especies; la venta de nuestra alma, de por vida, a los bancos a cambio de una hipoteca de 40 aos; ms de 25.000 muertes de hambre en el mundo al da, el agotamiento final de los recursos planetarios; etc.

Es, precisamente, este crecimiento del PIB tan vanagloriosamente valorado como lo ms indispensable es, precisamente, el que nos ha robado el alma, la vida, el futuro,

Es el que esta inundando los inmensos ocanos y todo el planeta de inmensa humanidad.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter