Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2018

Per
Referndum y trampas

Gustavo Espinoza M.
Rebelin


Los ires y venires de la poltica criolla, dan para mucho. Hay quienes creen que todo est resuelto. Que se han puesto de acuerdo tirios y troyanos y que, entonces, en un suelo parejo aqu no habr de pasar nada. Otros, por el contrario, piensan que las cosas fluyen de castao a oscuro y que, en cualquier momento, se desatar otra vez la tormenta, porque los actores de esta pelcula, simplemente no se entienden.

Y la realidad, es otra. Hay bastante tela para cortar todava, pese a que los plazos apremian y que se espera- el 7 de octubre debe quedar sellado todo para realizar la consulta ciudadana el referndum- el 9 de diciembre.

Pero ocurre que de por medio hay varios tropiezos. El Congreso puede aprobar las cuatro enmiendas que el Ejecutivo propone. Pero no necesariamente, ellas habrn de conservar su esencia.

Cuando el Ejecutivo propone, por ejemplo, dos instancias Legislativas en lugar de una Cmara nica; no slo est buscando un nivel parlamentario adicional, sino tambin un espacio en el que se pueden revisar los acuerdos de la primera estructura legislativa y perfeccionarlos.

Y eso solo ser posible en la medida que Senadores y Diputados probablemente as habrn de llamarse- no tengan nexos de dependencia entre si.

Pero sucede que ahora se plantea como requisito para postular al Senado, el haber tenido una previa funcin congresal. De prosperar la idea, slo se estar creando un mecanismo mediante el cual los viejos y repudiados- voceros de la Cmara actual, pasarn a ser los Senadores de maana.

El Senado, no tendr nada de nuevo. Ser simplemente la continuidad de lo mismo.

Pero hay otra disposicin, por cierto ms indicativa. Al aprobarse la segunda reforma proclamada como un paso seguro por el Keikismo-, se dipone regular los recursos de origen privado que reciben los partidos, mediante el sistema financiero, pero se seala que esta norma tiene sus excepciones.

Lo curioso es que esta disposicin fue aprobada con el voto de 92 congresista, y slo con el rechazo de 10. Podra suponerse entonces que todas las bancadas, menos una la del Frente Amplio- admitieron la posibilidad de consagrar excepciones en las donaciones privadas para las campaas electorales.

Pues bien, estas excepciones fueron las que permitieron a la minera Yanocha financiar una bancada de 18 congresistas, electos para defender, en el parlamento, los intereses de los consorcios mineros.

Y la disposicin referida a las excepciones se complementa con la que alude a los montos de las donaciones, por lo que las empresas ms poderosas, podrn financiar las candidaturas que quieran y las sumas que les d su real gana.

Si las cosas siguen as, las reformas sern simplemente una burla. Y no ser necesario, para ponerlas en prctica, de referndum alguno. Las modificaciones introducidas en ellas, desnaturalizan su esencia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter