Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2018

50 aniversario de la matanza de Tlatelolco
El controvertido (y poco conocido) papel de la CIA en el conflicto estudiantil de 1968 en Mxico

Alberto Njar
BBC Mundo


Es una historia poco conocida. Todos los das, durante al menos cuatro meses, la CIA sigui los pasos del movimiento estudiantil que se desarroll en Mxico en 1968.

La vigilancia no fue slo en la capital del pas, donde la organizacin y protestas tuvieron ms fuerza, sino en varios estados. Los agentes recabaron datos de los lderes estudiantiles, ayudaron a grabar conversaciones telefnicas y asambleas en las escuelas. El histrico proceso termin con una masacre en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, la tarde del 2 de octubre de 1968.

Tambin de la matanza hubo informes. Los documentos se enviaron a Langley, donde est la sede de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en ingls). Copia de algunos documentos los recibi tambin el entonces presidente mexicano Gustavo Daz Ordaz.

Influencia

De hecho, segn documentos secretos del gobierno estadounidense desclasificados en los ltimos aos, la CIA tuvo una fuerte influencia en las decisiones del mandatario hacia las protestas estudiantiles. Incluso Daz Ordaz reciba un sueldo de la CIA, recuerda a BBC Mundo el acadmico Sergio Aguayo, investigador del Colegio de Mxico.

Hubo algo ms. El presidente mexicano crea que las protestas estudiantiles eran parte de un complot comunista. Y la agencia estadounidense lo respaldaba. La CIA estaba absolutamente convencida de que el movimiento tena apoyo e inspiracin no slo desde Cuba sino de la Unin Sovitica, le dice a BBC Mundo Kate Doyle, directora de anlisis de la poltica de EE.UU. en Amrica Latina del Archivo de Seguridad Nacional.

Pero tambin Daz Ordaz tena su paranoia ideolgica.

Una percepcin que la Agencia reforz, insiste Aguayo. El Ejrcito y las agencias de inteligencia civil mexicanas entregaban cotidianamente informes al presidente. Al parecer no fue suficiente. Compartan informacin cruda, sin procesar. La CIA les daba anlisis de inteligencia. Desconozco su calidad.

Nmina presidencial

Cmo logr tal influencia la CIA en el gobierno mexicano de esa poca? La respuesta se llama Winston Scott, jefe de la oficina en el pas entre 1956 y 1969. Personaje carismtico, al poco tiempo de llegar a Mxico el agente se hizo amigo del entonces presidente Adolfo Lpez Mateos, refieren los documentos desclasificados.

Por esa relacin conoci a Daz Ordaz, quien era secretario de Gobernacin, y a Luis Echeverra lvarez, subsecretario. Los dos personajes se convirtieron, aos despus, en presidentes de Mxico. Era un vnculo muy cercano. En su investigacin "Litempo: los ojos de la CIA en Mxico" el periodista Jefferson Morley cuenta que los tres polticos atestiguaron la tercera boda de Scott, en 1962. Gracias a esa amistad y con el marcado inters del gobierno estadounidense en su vecino, Scott cre una red de informantes en altos crculos polticos del pas.

La operacin se llam LITEMPO y logr reclutar al menos a 12 agentes, entre ellos Daz Ordaz y Echeverra lvarez, bajo sueldo de la CIA. No se sabe cunto dinero reciban pues la informacin fue borrada en los documentos desclasificados. Un dato consultado por Sergio Aguayo menciona la entrega de US$400 al mes para pagar a dos guardaespaldas, as como equipo de radiocomunicacin para cuatro automviles.

Lee Harvey Oswald

En los aos 60 los presidentes mexicanos eran personajes muy poderosos, con posibilidades de quedarse con mucho dinero por negocios o del erario.

Por qu entonces aceptar unos cientos de dlares por colaborar con la CIA? Es uno de los misterios pendientes de esclarecer, yo tambin me lo pregunto, reconoce Sergio Aguayo. Una posible respuesta es que no le daban importancia al dinero. Lo aceptaban porque a cambio tenan la proteccin y la inteligencia que les daba la CIA. En todo caso, LITEMPO fue una parte de la extensa red de informantes de la Agencia en Mxico, que inclua a la Direccin Federal de Seguridad (DFS), una especie de polica poltica.

De hecho, el director de la corporacin de esa poca, Fernando Gutirrez Barrios, interrog a algunos mexicanos que se haban reunido con Lee Harvey Oswald en una de sus visitas al pas, seala Morley. El personaje fue acusado de asesinar al presidente John F. Kennedy en 1963. La informacin del interrogatorio se entreg a los estadounidenses.

La red de la agencia incluy a corporaciones locales como las de Nogales, en el estado de Sonora, y Monterrey, en Nuevo Len. Las dos ciudades, segn los documentos, eran de especial inters para la CIA. Tambin lo era el Partido Comunista de Mxico, en ese entonces clandestino pues su existencia legal estaba prohibida.

Paranoias

Ciertamente el gobierno estadounidense crea tener razones para vigilar conflictos sociales. Ese ao ocurri el movimiento Mayo del 68 que desat una huelga general en Francia. Y en decenas de ciudades de Estados Unidos arreciaron las protestas contra la guerra en Vietnam. ste era el escenario de la CIA ese ao, cuando en la capital mexicana naci el movimiento estudiantil que en pocos meses se extendi en varias ciudades del pas.

Kate Doyle encabez el Proyecto Mxico del NSA, que consigui la desclasificacin de numerosos informes secretos de la CIA sobre el movimiento estudiantil de 1968 en el pas. Los documentos de la Agencia estadounidense empezaron en los primeros meses de ese ao. Vigilaban al movimiento no slo en la capital sino por todo el pas recuerda. Hay cables, informacin de inteligencia en Mxico reportando actividades de grupos estudiantiles en Veracruz, Puebla, Michoacn sobre sus marchas, conversaciones, protestas, sus polticas, sus lderes.

Las protestas que crearon al Consejo Nacional de Huelga el rgano central del movimiento estudiantil- empezaron en julio de ese ao en el entonces Distrito Federal, la capital del pas. Al paso de los meses creci la inconformidad. La oficina de Scott empez a entregar informes casi a diario a su cuartel en Langley (Virginia, EE.UU.) y parte de ellos a Daz Ordaz.

Haba una relacin muy estrecha y un intercambio de informacin de inteligencia entre los dos, seala Doyle. Pero tambin una especie de intercambio ideolgico: Scott representaba la doctrina de seguridad nacional de Estados Unidos, transmita su ideologa anticomunista en todas sus conversaciones e informes.

Daz Ordaz pensaba lo mismo. Crearon un crculo cerrado de opinin que no les ayud mucho a entender realmente lo que pasaba en Mxico en ese entonces. El investigador Sergio Aguayo coincide. La agencia estadounidense fortaleci la visin paranoica que tena Daz Ordaz sobre el movimiento, al que consideraba parte de un complot del comunismo internacional.

Dudas histricas

A 50 aos del movimiento de 1968 no se han encontrado pruebas de una influencia de Cuba o la URSS en el movimiento estudiantil. Lo que s ha logrado comprobarse es que el escenario del pas era complicado.

En octubre de ese ao se realizaran en Ciudad de Mxico los XIX Juegos Olmpicos, y el gobierno de Daz Ordaz necesitaba convencer que el evento se realizara sin contratiempos, refieren los documentos de la CIA. Sin embargo, periodistas de medios internacionales que cubran las Olimpiadas enviaban tambin despachos sobre las protestas estudiantiles. Los documentos desclasificados refieren que el gobierno mexicano decidi usar la fuerza para detener las protestas crecientes.

El 2 de octubre el Consejo Nacional de Huelga que, representaba al movimiento convoc a una marcha pacfica que saldra de Tlatelolco al Zcalo. La tarde de ese da el sitio fue rodeado por 5.000 soldados. El CNH cancel la caminata pero cuando se anunciaba la decisin los militares dispararon contra la multitud.

Una versin dice que los soldados reaccionaron a un ataque de los estudiantes. Otra que un grupo paramilitar llamado Batalln Olimpia agredi a los militares quienes respondieron. Lo nico claro fue la masacre. Oficialmente muri una veintena de personas. Las organizaciones civiles dicen que fueron ms de 200. Cinco dcadas despus la cifra real no se conoce.

La CIA supo que se preparaba esta agresin? No est demostrado, responde el investigador Aguayo. Una hiptesis que manejo es que Winston Scott s estaba enterado. Pero es hiptesis. Pero segn la investigacin del periodista Morley los informes que el agente estadounidense envi a Langley fueron contradictorios.

Hasta ahora, pues, no se conocen informes para comprobar si la CIA tuvo algn papel en la masacre ms all de los informes para asesorar a Daz Ordaz. Pero eso, apunta Kate Doyle, no quiere decir que no pas, que no existen documentos que todava no estn desclasificados para probarlo.

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45662739



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter