Portada :: Brasil :: Elecciones en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2018

Entrevista a Guillermo Almeyra, editorialista internacional de La Jornada (Mxico)
"Haddad es la permanencia de una democracia constitucional en Brasil, mientras que Bolsonaro es la dictadura, es un fascista"

Mario Hernandez
La Maza / Rebelin


Mario Hernandez.- Aqu seguimos sobreviviendo, en este pas llamado Argentina. Evidentemente somos una especie fuerte porque seguimos a pesar de las plagas que ya son ms que las que azotaron Egipto.

Guillermo Almeyra.-
En Le Monde vi fotos de Buenos Aires desierta, lo que habla de la enorme magnitud del paro general y del hecho de que el Banco Central desaparece como tal y queda en manos del FMI.

Mario Hernandez.- Creo que toda la poltica econmica se consolida con el nombramiento de Sandleris, porque ya Dujovne era un hombre alineado con el FMI y sale del equipo econmico este delincuente del JP Morgan, Caputo, que si hubiera sido presidente del Banco Central de Corea del Norte ya lo hubieran fusilado.

Pero hoy quiero enfocarnos en las prximas elecciones en Brasil.

Guillermo Almeyra.- Se est polarizando cada vez ms la situacin entre el ultra derechista Jair Bolsonaro, un capitn del ejrcito retirado, y Haddad, el sucesor y abogado de Lula, que es una persona decente personalmente, sin ningn pasado negativo.

Haddad ahora est ms abajo que Bolsonaro en los sondeos, pero pas de un 4% inicial a 22% ayer y Bolsonaro pas del 20% inicial a apenas el 28% y se calcula que si hubiera un balotaje entre Haddad y Bolsonaro, Haddad ganara.

De los otros candidatos, Ciro Gmez es un hombre de la burguesa nacional que ahora est bajando en sus expectativas y algunos de sus votantes votaran por Haddad. El hombre del gran capital es Alckmin, que fue gobernador de San Pablo, pero oscila entre el 7 y el 8% de los votos, de modo que el capital est dividido. El gran capital votara por Alckmin pero va a tener que pensar si vota por Bolsonaro.

El problema tambin es que las elecciones penden de un hilo, se van a hacer pero el Ejrcito a travs de su Comandante en jefe plantea que no van a aceptar un candidato populista, no aceptan la perspectiva de que Haddad sea la antesala de la liberacin de Lula para volver a elegirlo. Entonces ya empiezan a amenazar con un golpe militar.

Mario Hernandez.- Igualmente Haddad ha hecho declaraciones diciendo que no lo va a amnistiar a Lula.

Guillermo Almeyra.- Claro, porque trata de conservar a los militares en la lnea, pero los militares ya han pasado por encima de la Constitucin que les prohbe hacer declaraciones polticas y lo hacen todos los das. Est bien que Bolsonaro no sea el mejor representante que ellos buscan, porque es un ex capitn que fue echado del Ejrcito por indisciplinado y por falta de lgica y coherencia en su pensamiento, en pocas palabras por loco. No tiene buenos antecedentes, pero entre un ex militar reaccionario y un hombre que podra dar origen a un movimiento de masas que no hay hoy, porque Lula se encarg junto con Dilma de desmovilizar al mximo a la poblacin brasilea y de corromper y destruir al Partido de los Trabajadores; ante un nuevo movimiento en pro de la democracia y la libertad contra la poltica de ajuste brutal que est ejecutando Temer, es posible que los militares de todas maneras impulsen a Bolsonaro o lo sostengan o luego intenten sustituirlo. Se abre una situacin muy incierta.

El PT no existe como partido, lo corrompieron, lo desprestigiaron, lo transformaron en una mquina electoral ineficiente. No hay otro partido de centro derecha, el PMDB que era aliado del PT dio a Temer, actual dictador blanco que est destruyendo Brasil y que nadie quiere. Entonces no hay otra salida que las dos fuerzas sociales, los que apoyaban al PT buscando una salida, como el Movimiento sin Tierra, los Sin Techo y que se enfrentaban con Lula y con Dilma; y ahora el Ejrcito que haba sido obligado a retirarse y a callarse por las grandes huelgas generales de 1977. Por un movimiento de masas que el PT canaliz y fren adems.

Entonces la perspectiva en Brasil es bastante mala. Lo probable es que Haddad gane las elecciones o que le hagan un fraude gigantesco para que suba Bolsonaro, porque ste va a reunir los votos de sectores conservadores pero es demasiado enemigo de todas las causas populares, no le conviene a la burguesa que necesita una salida ms civilizada que Bolsonaro o un golpe militar porque Brasil est enfrentando una profundsima crisis.

Y no es solo Brasil lo que est en juego, para el capital financiero internacional, si hay una salida capitalista que busque una integracin latinoamericana con lo que quede despus de la crisis, que estn provocando los progresistas y que profundizaron los actuales neoliberales.

En estos momentos el capital financiero est buscando eliminar esas perspectivas de una nueva integracin, que podra ser la salida despus de la crisis si Brasil se reanima, o poner en cambio la actual poltica de Trump de sumisin al mercado internacional y, sobre todo, a los intereses de EEUU.

Trump en la Cumbre de la ONU acaba de reafirmar la doctrina Monroe, Amrica para los americanos, fuera los extranjeros y como tales entiende a los chinos que son los nicos que realmente estn interviniendo con sus capitales. Entonces eso es lo que est en juego, el papel de Brasil que es el principal pas de Amrica Latina e indirectamente tambin el papel de Mxico, porque lo que pase en Brasil va a tener importancia en lo que pase en Mxico con Lpez Obrador.

Por lo tanto a la eleccin brasilea hay que verla en esa perspectiva, si los militares reciben o no luz verde de los EEUU.

Mario Hernandez.- Uno de los elementos a tener en cuenta es que uno de los asesores de Bolsonaro es Steve Bannon, precisamente quien asesor a Donald Trump.

Usted dio una definicin de Haddad que me sorprendi, dijo que es una persona decente, me gustara profundizar un poco ms una definicin en cuanto a qu tipo de poltica podemos esperar de ganar las elecciones en Brasil.

Guillermo Almeyra.- Haddad es un abogado, no ha estado mezclado en ningn chanchullo, no ha hecho contacto para la corrupcin como lo hacan tantos dirigentes del PT. Es un hombre de ideas de izquierda en general, democrtico, quiere defender la democracia lo que significa darle libertad a Lula, que est preso sin pruebas contundentes, simplemente por razones electorales. Significa tambin garantizar los derechos democrticos en Brasil, pero en su momento los derechos democrticos fueron pisoteados tambin por Dilma, hay que recordar la represin a los movimientos estudiantiles durante los Juegos Olmpicos en Ro de Janeiro.

Dilma y Lula nunca dieron tierra a los campesinos. Haddad no habla de estos problemas, porque teme desarrollar mucho un movimiento que se le puede escapar de las manos y sobre todo teme asustar al electorado en uniforme, a los militares en particular. Entonces centra sus promesas en reordenar algunas polticas sociales de Lula, porque Lula mezclaba una poltica neoliberal con elementos del neokeynesianismo y distribucionismo. Haddad agarra los elementos keynesianos y de distribucionismo, importantes para los ms pobres para asegurarles al menos comida una vez al da. En ese sentido es un demcrata, no me animo a decir radical pero s un consecuente demcrata. No es un socialista, no es un hombre de extrema izquierda, es un hombre moderado pero sin duda es la permanencia de una democracia por lo menos constitucional en Brasil, mientras que Bolsonaro es la dictadura, es un fascista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter