Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2018

Doce tesis acerca del 1968 mexicano

Eduardo Nava Hernndez
Cambio de Michoacn


  1. La emergencia estudiantil y popular de 1968 en Mxico se dio en un momento particularmente significativo, incluso singular, en la historia social y econmica, y tambin poltica, del pas. Las dos dcadas que lo preceden son la de mayor dinamismo social y en la acumulacin de capital, con tasas de crecimiento anual del PIB que oscilaban en torno al 6 % y en algunos aos lo superaban (el llamado desarrollo estabilizador), pero sobre todo con el ms acelerado proceso de urbanizacin que nuestro pas haba vivido jams. El censo de poblacin de 1970 ser el primero, despus de miles de aos de historia, en registrar una mayora de poblacin urbana frente a la rural que descenda por la migracin hacia las ciudades o lo haba hecho hacia los Estados Unidos durante la vigencia del recin concluido Tratado Bracero (1942-1964).

  2. Lo que se alz en el verano de 1968 fue un movimiento de nuevo tipo, ubicado en ese proceso de urbanizacin reciente, y protagonizado en gran parte por estudiantes urbanos de primera generacin, con races familiares en las distintas regiones del pas y muchas veces rurales. Fue una generacin que encontr en las manifestaciones colectivas una forma de identidad comn que tena que ser construida porque no surgi espontneamente del mbito familiar o comunitario sino principalmente de su complemento y sucedneo, la universidad o sus equivalentes en el sistema educativo.

  3. En el desarrollo mundial, 1968 marc un fin de poca. Es el inicio del agotamiento del mundo bipolar surgido de la segunda posguerra, pero tambin una revolucin cultural de la que los jvenes universitarios de distintos puntos del mundo fueron el vehculo y el catalizador. El feminismo, le emancipacin sexual, el ecologismo, no se explican sin el estremecimiento de las conciencias que, de muy diversas maneras, represent ese ao como el gran desafo a la omnipotencia del capital en el mundo occidental y a la de las burocracias autoritarias en el llamado mundo socialista (Checoslovaquia).

  4. En el 1968 mexicano hubo, sin duda, una incidencia e influencia de las movilizaciones anlogas que se daban en otros pases: Pars, Praga, Berln, San Fancisco-Berkeley, etctera, y del contexto de una coyuntura marcada por una aguda lucha de clases a escala mundial (luchas de liberacin nacional en frica y Asia, la Revolucin Cubana, la Revolucin Cultural china, la guerra de Vietnam, el sacrificio del Che en Bolivia, entre otras expresiones). Pero todos esos hechos paralelos, con su posible presencia en el imaginario de los estudiantes mexicanos, no fueron determinantes del movimiento, de sus demandas ni de sus formas de expresin. Son acontecimientos que slo dan un contexto e inscriben a nuestro 68 en tendencias ms amplias, pero no lo explican.

  5. El movimiento estudiantil mexicano tuvo sus motivaciones y sus demandas propias, originadas no en influencias ideolgicas sino como respuesta a algunos de los rasgos ms lacerantes de un rgimen poltico semidictatorial: los presos polticos y la legislacin que amenazaba a los movimientos sociales y activistas (delito de disolucin social), los cuerpos represivos de la polica y los abusos de fuerza de sus comandantes, la reparacin del dao a las primeras vctimas de la represin y, como mximo cuestionamiento a la rigidez del sistema, la demanda de dilogo pblico.

  6. La propia naturaleza del pliego petitorio permite caracterizar de inmediato la naturaleza precursora del movimiento estudiantil. Si bien ste y las acciones represivas del gobierno tenan antecedentes importantes (movimientos de ferrocarrileros, mdicos, maestros, mineros, copreros, etc.) la de 1968 es la primera gran movilizacin que presenta demandas genricas de democratizacin social y no de un grupo social o gremio particular. La ferocidad de la represin contra el estudiantado se corresponde con la radicalidad de su cuestionamiento, que es por la democracia y no por la satisfaccin de demandas particulares. No hay en el pliego petitorio de 1968 ningn punto relativo a la reforma universitaria o a la educacin, sino que en cada uno de sus temas plantea de manera amplia la relacin Estado/sociedad o rgimen/sociedad. Demandas de este tipo slo poda plantearlas el medio estudiantil, an sin ubicacin laboral sectorial y sin la responsabilidad de dependientes econmicos directos.

  7. La represin al movimiento estudiantil, particularmente la del 2 de octubre en Tlatelolco fue el efecto de un factor estructural: la rigidez y autoritarismo del rgimen poltico como respuesta a la interpelacin que la movilizacin de los universitarios le haca, y de un conjunto de elementos coyunturales o especficos: la sucesin presidencial por resolverse en breve, la realizacin de los Juegos Olmpicos, las pugnas internas en el gobierno diazordacista, la asuncin por ste de la hiptesis del complot como explicacin del movimiento.

  8. No fue Tlatelolco la primera represin gubernamental en el periodo ni el primer recurso al asesinato. Desde la matanza de sinarquistas en Len el 2 de enero de 1946 la violencia de Estado tendi a integrarse a las prcticas comunes de los distintos gobiernos posrevolucionarios. Ya en 1962 haba sido muerto por el Ejrcito el lder campesino morelense Rubn Jaramillo, y varios militantes comunistas y activistas de movimientos sociales tambin cayeron por las balas de la milicia en esos aos. El Ejrcito actuaba habitualmente para apagar esos brotes de inconformidad, al igual que el secuestro y el encarcelamiento a cargo de la temida Direccin Federal de Seguridad dependiente de la Secretara de Gobernacin. Dentro del propio movimiento de1968 haba ya muertos antes del 2 de octubre; los cados en el Colegio de San Ildefonso cuando su vetusto portn fue derribado con un disparo de bazuca, y luego los estudiantes politcnicos que enfrentaron al Ejrcito para impedir la toma de sus instalaciones en el Casco de Santo Toms. Por eso no puede tratarse Tlatelolco como un hecho aislado aunque s, por sus dimensiones, como una accin represiva-criminal que rebas cualquier lmite anteriormente visto. No fue un rayo en el azul sino la exacerbacin de las tendencias que ya el rgimen haba mostrado de tiempo atrs.

  9. Derrotado por la represin brutal el movimiento estudiantil mexicano, su huella y su trascendencia no pueden ser comprendidas ni evaluadas para el corto plazo. Algunas transformaciones trascendentes se ganaron en los aos subsiguientes, de manera oblicua, indirecta: la derogacin del delito de disolucin social del Cdigo Penal Federal y la liberacin de los presos polticos ms antiguos, reos por ese delito eminentemente poltico; la reduccin de la edad de ciudadana de 21 a 18 aos; la expansin del sistema de educacin superior en todo el pas para que cada entidad tu viera al menos una universidad; la ampliacin de los presupuestos de las universidades e instituciones de educacin superior; las leyes de amnista que permitieron la liberacin de los presos de 1968. En el mediano plazo, la reforma poltica dio reconocimiento al Partido Comunista, abri la posibilidad de dinamizar el sistema poltico y de dar cabida a las minoras en la Cmara de Diputados y dotar de prerrogativas legales a los partidos de oposicin para hacerlos ms competitivos frente al partido de rgimen.

  10. Las transformaciones ms trascendentes ocurrieron, sin embargo, en el mbito social y el de la cultura, con cambios perceptibles en las mentalidades en materia sexual, religiosa, familiar, del papel de la mujer y del cuidado de la naturaleza, dando inicio a cuestionamientos ms extendidos y consistentes al capitalismo y al patriarcado. Hubo avances tambin en la libertad de prensa aun con retrocesos notables y graves, como el golpe al diario Excelsior en 1976, al finalizar el echeverriato y de manera general en el respeto a los derechos de manifestacin, reunin, expresin, asociacin, etctera, casi siempre trabajosamente y a costa de luchas particulares.

  11. En contraste con lo anterior, antes y despus de Tlatelolco, la violencia de Estado, la represin contra la sociedad, nunca dej de ser un recurso para los gobernantes, si bien aplicado de manera ms selectiva contra opositores y movimientos de insurgencia social. El 10 de junio de 1971 fue la rplica inmediata de 1968 para ahogar desde la cuna un nuevo movimiento estudiantil, pero por la va paramilitar y sin usar directamente a las fuerzas armadas. La guerra sucia, la represin impa contra la insurgencia armada y sus bases de apoyo de los aos setenta fue la respuesta virtualmente institucional, que inaugur la era de los asesinatos a sangre fra y las desapariciones forzadas. Los crmenes de Estado no han dejado de estar presentes desde entonces socavando y diezmando a las fuerzas opositoras y aterrorizando a la poblacin.

  12. La impunidad de los gobernantes es el hilo conductor y la piedra angular del sistema de represin letal integrado sustancialmente en el rgimen vigente. Nunca los altos responsables; por excepcin los operadores de campo, han sido juzgados por los crmenes oficiales que han afectado a los ms diversos grupos de la sociedad. La militarizacin de los ltimos doce aos so pretexto de la lucha contra el narcotrfico y la delincuencia organizada, y su expresin jurdica en la inconstitucional Ley de Seguridad Interior, han representado una nueva escalada de violencia y violaciones a derechos humanos, una serie interminables de tlatelolcos dispersos por el territorio nacional que se llaman Aguas Blancas, Acteal, Tlatlaya, Apatzingn, San Fernando, Tanhuato, Iguala, Nochixtln, Arantepakua. Frente a stos y ante la impunidad en el ejercicio del poder la sociedad tiene que levantar su exigencia cardinal de justicia hoy, como hace cincuenta aos.

Por todo eso y por mucho ms, 1968 no se olvida.

Eduardo Nava Hernndez. Politlogo UMSNH

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter