Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2018

A 80 aos de su muerte
Tejada Sorzano, el presidente que quiso prorrogarse y cay

Grecia Gonzales Oruo
Rebelin


Debi culminar su mandato el 5 de marzo de 1935. Empero, un congreso extraordinario, realizado das antes, ampli su gestin por unos meses. Luego, un nuevo congreso, que se realiz en julio, le concedi una segunda prrroga, hasta el 15 de agosto de 1936. Esos hechos provocaron malestar en la poblacin. Al final, Tejada Sorzano intent formar una coalicin con la oposicin. Pero ya era tarde: una huelga obrera lo destituy.

Despus del polmico Corralito de Villamontes del 27 de noviembre de 1934, Jos Luis Tejada Sorzano sucedi a Daniel Salamanca en la presidencia. La situacin adversa le forz a firmar el cese de hostilidades con el Paraguay. Con ese argumento se prorrog dos veces en el gobierno; pero una rebelin civil-militar le oblig a dimitir el 17 de mayo de 1936. Luego de dos aos, a causa de una extraa dolencia, falleci en Arica, Chile. Su muerte conmovi al pas. Su entierro fue masivo.

Tejada Sorzano naci en La Paz el 12 de enero de 1882. Curs el bachillerato en el Colegio San Calixto. En la Universidad Mayor de San Andrs estudi Derecho y se gradu en 1904. En Europa, se especializ en economa y finanzas.

Entre sus obras se destacan el Informe sobre los negocios del estao (1905) que proporcion datos sobre la utilidad de la industria estafera en Bolivia y Despus de la crisis: Estudio referente a Bolivia (1909) donde realiz un anlisis del desarrollo de los fenmenos econmicos en Bolivia, despus de la crisis de los Estados Unidos, en 1907.

Elabor varios ensayos sobre temas bancarios, aduaneros y las consecuencias del Contrato Speyer, que ampli la red ferroviaria del pas.

ACTIVIDAD POLTICA

De acuerdo al libro Jos Luis Tejada Sorzano: un hombre de paz (1990), escrita por Alberto Crespo, a l, desde muy joven, le preocup la situacin poltica de la patria. Milit en el Partido Liberal, hasta sus postreros das. Ocup los cargos de diputado (1914), ministro de Hacienda (1917-1918), y Vicepresidente (1931-1934). Luego, por sucesin de mando, fue Presidente de la Repblica (1934-1936).

El 29 de noviembre de 1934 asumi el poder, en pleno desenlace blico y una etapa de crisis general. Bajo su mando, se firm el cese de armas, el 12 de junio de 1935. La sombra del liberalismo domin su gobierno, que se enfrent a una ascendente tendencia nacionalista que brot en las arenas del Chaco.

PRRROGA Y CADA

Roberto Querejazu, en su obra Masamaclay: historia poltica diplomtica y militar de la guerra del Chaco, precis que Tejada Sorzano deba culminar su mandato el 5 de marzo de 1935. Empero, un congreso extraordinario, celebrado justo entre el 3 y el 5 de marzo, determin ampliar su gestin por unos meses.

Luego, quiso utilizar la misma tctica para quedarse, pero esta vez la resistencia social no se dej esperar. Pese a eso, un nuevo congreso, que se realiz a fines de julio de 1935, le concedi una segunda prrroga, hasta el 15 de agosto de 1936. Ese hecho fue el principio del fin. La ampliacin de mandato provoc un creciente sentimiento de malestar, que fue azuzado por la tensin entre liberales y nacionalistas.

Adems, la poblacin se encontraba hastiada por la galopante crisis. El desempleo, el incremento de los precios de la canasta familiar, los bajos salarios y el despido masivo movilizaron a la poblacin.

LA HUELGA DE MAYO

El debilitado rgimen, como ltimo recurso para prorrogarse, intent conformar un gabinete de concertacin con la oposicin. Pero todo qued en palabras. El Partido Republicano Socialista (PRS) y el Partido Socialista (PS) se unieron en contra del gobierno liberal, mediante un pacto firmado el 4 de febrero de 1936, donde proyectaron un gobierno civil-militar socialista.

En ese contexto, la lucha se exacerb y se condens en las denominadas jornadas de mayo de 1936.

Agustn Barcelli, en su texto Medio siglo de luchas sindicales revolucionarias en Bolivia, relat que el ramo judicial de Cochabamba, el Sindicato Grfico, la Federacin Obrera del Trabajo y la Federacin Obrera Local avivaron la llama de la primera huelga multitudinaria realizada del 1 al 17 de mayo. En esas jornadas, el pas se paraliz. Los trabajadores grficos y los periodistas acataron la huelga. Ni un solo peridico circul. De ese modo, los militares obligaron a renunciar a Tejada Sorzano.

Luego, los sectores movilizados, sin direccin poltica, cedieron el poder a una Junta Mixta de Gobierno, conformada por el PRS, el PS y el Ejrcito. El coronel David Toro, respaldado por el teniente coronel Germn Busch, asumi la presidencia.

De ese modo, las agujas del reloj de la historia marcaron el final del mandato de Tejada Sorzano.

MS DETALLES

En relacin al levantamiento de mayo, El Diario, el 21 mayo de 1936, en el artculo ltimas informaciones del expresidente Tejada Sorzano, public su ltimo discurso como primer mandatario.

En su intervencin, asegur que el movimiento huelgustico obrero de mayo fue impulsado por la corriente comunista: En cuanto al orden pblico, dijo que tena informaciones exactas de que simultneamente en Bolivia y Paraguay se produca un levantamiento del movimiento obrero. Agreg que en el fondo pareca correr dinero comunista, que se haba comprobado la propaganda sovitica y de que dos agentes se hallaban detenidos en la crcel local.

El peridico La Calle, el 24 de junio de 1936, en su publicacin Breve y verdica resea histrica de la Revolucin Socialista, por su parte, revel los sucesos que ocurrieron antes del levantamiento de mayo de 1936 e hizo nfasis en las medidas represivas que se pretendi implementar.

Ante el peligro de un movimiento huelgustico general, el gobierno pens ya en determinadas medidas de coercin maosamente planteadas por gentes del rgimen mismo. Estas medidas consistan en expedir un llamamiento militar de encuartelamiento, sin importar que se pona en peligro internacionalmente al pas, pues el llamamiento a cuarteles, habra hecho que Paraguay sospechara, con razn o sin ella, un peligro de guerra () Tejada Sorzano orden hacer fuego sobre el pueblo si este se mostraba partidario a la huelga, afirm La Calle.

DOCTOR, RETIRE ESA FRASE

El 17 de mayo de 1936, a las 9:00, en el domicilio del presidente Tejada Sorzano se suscit un hecho inslito: una comitiva de militares, enviada por Germn Busch, le exigi suprimir la ltima parte de su renuncia. Empero, el primer mandatario se resisti. Ante eso, los uniformados insistieron y le amenazaron con ejercer violencia.

Esos hechos fueron destacados en el libro de Alberto Crespo, quin transcribi el lamentable momento por el que pas Tejada Sorzano antes de dejar la silla presidencial:

El Coronel Santalla, se dirigi a saludarme () Me dijo, casi textualmente: el Coronel Busch () me ha encargado que venga a verle para insinuarle que en el manifiesto que ha redactado se suprima una frase que el Ejrcito encuentra depresiva para su dignidad () en el que yo auguraba das desgraciados para Bolivia () Le insinuamos Doctor que retire Ud. esa frase.

Al respecto, Tejada Sorzano aadi que con ese acto el Ejrcito le impidi el derecho de pensar y sentir.

Ante la insistencia de Santalla, l finalmente accedi.

LLVESE ESTO

Ac Doctor hemos copiado literalmente todo su manifiesto y slo se ha suprimido la frase que el Ejrcito le solicita eliminar () Entonces saqu de mi bolsillo mi pluma fuente y tomando el pliego del Coronel Santalla, trac al pie de l unos garabatos indescifrables, devolvindolo al Coronel Santalla a quien dije: Llvese esto, detall.

Los militares abandonaron el domicilio del primer mandatario.

As, en medio de la movilizacin social, la batahola ideolgica y la presin armada, Tejada Sorzano abandon el Palacio Quemado y mantuvo distancia con el nuevo rgimen nacionalista militar.

LA PRENSA Y SU MUERTE

El 3 de octubre de 1938, en los medios se conoci la noticia de su muerte. El gobierno de Germn Busch declar Duelo Nacional con cierre de oficinas pblicas y privadas.

En las primeras horas de ayer se ha recibido la infausta noticia del fallecimiento del esclarecido hombre pblico Tejada Sorzano, lament el matutino El Diario, el 4 de octubre. Un da despus, relat que La Paz recibi en forma apotesica los restos de su hijo predilecto. Al da siguiente, transcribi los discursos del Alcalde de La Paz, la Asamblea Constituyente, el Rotary Club, el Vicepresidente Enrique Baldivieso y el escritor Alcides Arguedas, quienes destacaron que fue un hombre culto y de paz.

El peridico La Razn afirm que cerca de 50.000 personas acompaaron el entierro, el 5 de octubre.

La conocida Avenida Tejada Sorzano de la ciudad de La Paz, Bolivia lleva su nombre en reconocimiento a su obra.

Grecia Gonzales Oruo es periodista

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter