Portada :: Opinin :: H. Dieterich
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-12-2005

Evo Morales, el socialismo comunitario y el Bloque Regional de Poder

Heinz Dieterich
Rebelin


1. Evo Morales y el socialismo

Evo, que entienden t y el MAS por socialismo?, le pregunt durante aquellos horribles das de matanza de Snchez de Losada, en La Paz, en febrero del 2003, donde estaba invitado por el Comit Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB). Vivir en comunidad y en igualdad, me contest. Fundamentalmente, en las comunidades campesinas hay socialismo. Por ejemplo, si hablamos de tierra. Yo vengo de un ayllu del Departamento de Oruro. Claro, donde yo vivo en este momento, en el oriente en Chapare, all no hay ayllus. Es la parcelacin individual y all se ven problemas muy serios, porque lleva al minifundio, y eso no lo ves en una comunidad campesina donde la tierra es comunal.

El modelo socio-econmico del MAS se asemeja ms al de Lula, de Cuba o de Hugo Chvez?, le insisto. Yo creo que es algo mucho ms profundo, responde. Es un modelo econmico basado en la solidaridad, la reciprocidad, la comunidad y el consenso. Porque la democracia es para nosotros un consenso. En la comunidad es consenso, en el sindicato es mayoras y minoras.

Dentro de esa democracia oficial en Bolvia no se respeta el pensamiento, los sentimientos y los sufrimientos de las mayoras nacionales. Y dentro de ese marco buscamos un socialismo comunitario basado en la comunidad. Un socialismo, diremos, basado en la reciprocidad y la solidaridad. Y, adems de eso, respetando a la Madre Tierra, la Pacha Mama. No es posible que dentro del modelo conviertan a la Madre Tierra en una mercanca. En Bolivia con la reforma agraria es mejor ser un ganado vacuno que un ser humano. Para un ganado vacuno hay 25 hectreas y para un ser humano no hay nada.


2. Indgenas, obreros y cambio de la vanguardia

Son conocidas las diferencias con el lder indgena Felipe Quispe, por eso le pregunto: Hay discrepancias con el Movimiento Indgena Pachakutik (MIP)? No, dice, no hay discrepancias. Claro, ellos satanizan un poco al blanco. Nos dicen que somos caras los diputados (blancos H.D.), pero no, las relaciones son buenas.

Yo vena de un evento del Movimiento por la Democracia Participativa, del Per, de un largo debate con el Mayor (ret.) Antauro Humala y su movimiento etnocacerista, sobre la posibilidad de transformacin en los pases andinos. Antauro, actualmente en la crcel por el levantamiento fallido contra Toledo, podra recobrar la libertad si su hermano, el Teniente Coronel (ret.) Ollanta Humala ---segundo en las preferencias electorales--- ganara los sufragios presidenciales de abril del prximo ao. l haba hablado positivamente de Evo y de incipientes contactos con el MAS. Evo confirma que nos han invitado para que podamos llevar el mensaje de este movimiento de las comunidades campesinas. Porque el MAS, como un instrumento poltico de liberacin no ha sido creado por politlogos o un grupo de intelectuales, sino por congresos campesinos para acabar con los problemas de la gente.

En este contexto hace un interesante comentario sobre la transicin de la vanguardia en la lucha boliviana: Los obreros de la COB siempre decan en sus congresos que los indios los van a llevar al hombro al poder, a los obreros. Nosotros ramos los albailes de la revolucin y ellos eran los patrones de la revolucin. Ahora, las cosas han cambiado y los intelectuales, los obreros, van sumndose.

3. La raz socialista del MAS

Para entender el carcter poltico, o de clase, como se deca en los aos sesenta, del Movimiento al Socialismo, hay que tomar en serio la definicin de Evo, de que el MAS, como un instrumento poltico de liberacin no ha sido creado por politlogos o un grupo de intelectuales, sino por congresos campesinos para acabar con los problemas de la gente. No se trata del Partido Bolchevique de Lenin o del Partido Comunista del Per de Maritegui (1928), con una clara programtica e intencionalidad socialista, es decir, anticapitalista.

De hecho, el membrete del Movimiento al Socialismo no fue adoptado por motivos ideolgicos, sino por razones prcticas de registro electoral. Peor para los puristas: el membrete viene de la derecha poltica, de un desprendimiento de la Falange Socialista Boliviana, el Movimiento al Socialismo-Unzaguista (MAS-U), que se haba unido al incipiente movimiento cocalero. Cuando, bajo la presin de las fechas electorales, se requera de un Partido registrado, se uso la primera parte del membrete del MAS-U.

Ante estas circunstancias, sin gnesis socialista, ni teora socialista, que quedar como potencial socialista en el partido de la transformacin boliviana y su lder Evo? La respuesta es sencilla: Las races ticas del socialismo: la solidaridad con las masas, el fervor de la justicia social y la honestidad de la praxis poltica.


4. El MAS y el socialismo histrico boliviano

El socialismo histrico boliviano lleg a su mximo esplendor con la famosa Tesis de Pulacayo (1946), en la cual el sindicalismo clasista defina al proletariado (minero) como la vanguardia de una revolucin anticapitalista en pos de la dictadura del proletariado. Ese proyecto histrico de la Federacin Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) se contrapona no solo a la cooperacin de clases que pregonaba la Falange Socialista Boliviana (FSB, 1937), inspirada en el falangismo espaol de Primo de Rivera; sino tambin al nacionalismo pequeoburgus de Paz Estenssoro y el Movimiento Nacional Revolucionario (MNR) y las diversas variantes del desarrollismo y socialismo militar de David Toro, Germn Busch, Gualberto Villarroel que nacieron de la cuna de la modernidad boliviana, el desastre de la Guerra del Chaco (1932-35).

Ante la derrota, las Fuerzas Armadas tomaron el poder poltico y el Estado Mayor convoc a la formacin de una Junta para orientar a la nacin hacia un socialismo de Estado prudente y gradualque establezca en Bolivia un rgimen de justicia social. El coronel David Toro (1936/37), primer Presidente militar de facto denomin su gobierno Revolucin Militar Socialista y cre ---como Pern despus, en 1943--- el Ministerio de Trabajo y Previsin Social, decret la caducidad de las concesiones de la Standard Oil en Bolivia y fund los Yacimientos Petrolferos Fiscales Bolivianos, como Yrigoyen lo haba hecho en 1928 en Argentina.

El mayor Busch, quien le sigui en el gobierno, declar que Yo no he llegado a la Presidencia para servir a los capitalistas. Ellos deben servir al pas y si no lo hacen por voluntad, lo harn por la fuerza.

Evo Morales no es parte de ese coronelismo desarrollista o socialista latinoamericano ---que incluye a Prestes y Vargas en Brasil, Pern en Argentina, Torrijos en Panam, Arbenz en Guatemala, Velasco Alvarado en Per, Torres en Bolivia y, en cierto sentido, Hugo Chvez en Venezuela--- cuya trascendencia es an menos comprendida en la historia latinoamericana, que la del desarrollismo civil (Yrigoyen, Prebish, Arevalo, Allende, et al.).

Tampoco tiene races en el stalinismo boliviano del Partido de la Izquierda Revolucionaria (PIR) y su revolucin en etapas ---hay que trabajar ahora por una Bolivia democrtica-burguesa, por una Bolivia progresista y luego, paulatinamente, se llegar dentro de unos veinte aos al socialismo y dentro de unos cincuenta o cien a la dictadura del proletariado (1946)-- o el trotskismo del Partido Obrero Revolucionario (POR), ni en el gran logro del proletariado minero, la Tesis de Pulacayo.

5. Ventajas de la orfandad socialista histrica

Encontrarse fuera de esas corrientes histricas, sin embargo, podra ser ms ventajoso para Evo Morales que detrimental, porque todas han demostrado en la prctica que no sirven para transformar al pas. Los stalinistas del PIR conspiraron con la oligarqua y el imperialismo contra el desarrollismo del Teniente Coronel Gualberto Villarroel, tal como hicieron en Argentina contra Pern, y lo colgaron en la Plaza Murillo. Los trotskystas, que tienen setenta aos reclamando ser los legtimos herederos de Lenin y del marxismo, tuvieron su gran oportunidad prctica de demostrarlo en la revolucin de 1952, y fracasaron ignominiosamente. Y la pequea burguesa nacionalista, el MNR, que capitaliz la revolucin popular, la entreg pronto a los gringos, para despus pactar con el golpista Banzer y convertirse en su verdugo neoliberal.


6. El MAS: democracia burguesa o socialismo?

El MAS no es un partido de vanguardia sino una alianza de grupos heterogneos, reminiscente en ciertos planteamientos indoamericanos, antileninistas y antiimperialistas a la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), fundada en 1924 en Mxico, por Haya de la Torre; tambin al socialismo espiritual de Arvalo, al socialismo cristiano de Hugo Chvez y al ncleo antropolgico-filosfico de la tercera posicin de Pern.

lvaro Garca Linera, exguerrillero, prisionero y Vicepresidente de Evo, lo expresa con claridad: No estamos contra el libre mercado. Nosotros somos partidarios de un modelo socialista con un capitalismo boliviano, donde las ganancias de los hidrocarburos sean transferidas a otros sectores como el rural, donde nuestra gente trabaja an con el arado egipcio que trajeron los espaoles.

Si traducimos esta formulacin a un lenguaje ms preciso tenemos que decir que se trata de un modelo de desarrollismo keynesiano tercermundista, es decir, una economa de mercado con una fuerte funcin desarrollista y proteccionista del Estado, dentro de una superestructura poltica burguesa en un entorno de destruccin socio-econmica neocolonial abismal.

Evo y el MAS no inyectan, en este momento, una nueva dinmica socialista al Bloque Regional de Poder (BRP) de la Patria Grande, pero aportan a la integracin del BRP el elemento popular, proletario e indgena ms combativo de Amrica Latina. Esto es un contrapeso de enorme importancia frente a las sociedades blancas-elitistas de Argentina, Chile, Uruguay y Brasil y sus gobiernos respectivos. En su perfil caracterolgico, Evo es cercano a Hugo Chvez, particularmente en su honestidad, antiimperialismo y vnculo orgnico con las masas y pueblos indgenas. En este sentido, las reuniones del MERCOSUR como las de la OEA no sern iguales a partir de ahora, porque el Presidente venezolano ya no ser la nica fuerza motriz que empuja a los dems Presidentes.


7. Evo, el candidato del Mercosur

Evo como Presidente es un producto endgeno de la lucha de clases en Bolivia. Pero desde hace algunos aos atrs haba sido detectado por el radar poltico del Presidente Castro. Es sabido que el ojo clnico del Presidente Castro escanea incansablemente el horizonte de la Patria Grande, para detectar quines podran ser los futuros lderes de sus naciones. Hugo Chvez, apenas salido de la crcel, apareci en el monitor del lder caribeo quien lo recibi con honores de hombre de Estado. Lula, Jos Dirceu y Evo fueron detectados tempranamente y comprobaron con xito la capacidad previsora del Comandante.

En el ltimo ao y medio, Evo ya se haba convertido en el candidato presidencial de facto del MERCOSUR o Bloque Regional de Poder (BRP). Ser candidato presidencial del MERCOSUR tiene importantes ventajas de proteccin y promocin, pero tambin profundas implicaciones para la poltica latinoamericana. Una de ellas es la siguiente.


8. MERCOSUR, va electoral y revolucin

Los candidatos presidenciales que cuenten con el apoyo del BRP, responden a la conviccin de todos los Presidentes de este Bloque, de que el tiempo de la lucha armada revolucionaria y de los gobiernos de obreros-campesinos ha quedado en el pasado. Los comentarios de Fidel referentes a las FARC han sido muy claras al igual que la posicin del Comandante Chvez, quien dijo en el reciente encuentro con lvaro Uribe en Santa Marta: queremos que los movimientos armados se pacifiquen.

Lula, Kirchner, Tabar y Duarte, por supuesto, estn completamente de acuerdo con esta posicin de apoyo a la legalidad burguesa y la toma del poder por las vas institucionales. Para ser ms preciso: no apoyaran ninguna otra y sin el apoyo de Brasil, Argentina y Venezuela, ninguna revolucin nacional popular latinoamericana hoy da podra consolidarse. En este caso vale la clebre frase de Pern: Unidos seremos inconquistables; separados indefendibles.

La decisin estratgica de todos los Presidentes del BRP por la va institucional ---que genera un serio dilema para las FARC--- jug un papel clave en la gran disyuntiva de este ao en Bolivia, sobre un levantamiento armado al estilo de la revolucin de 1952 o la toma del poder por la va electoral. La nueva directiva (postminera) de la COB, encabezada por Jaime Solares, y algunos sectores populares, por ejemplo de El Alto, junto con las posiciones tradicionalmente oscuras y sectaristas del Mallku Quispe, queran el levantamiento popular. Todos los Presidentes del BRP insistieron en la va institucional. Evo fue por esa va y triunf. No haba condiciones objetivas para derrotar a los militares y consolidarse en el gobierno. Tratar de repetir la hazaa de 1952 hubiera llevado a una hecatombe sin sentido. Hubiera sido una operacin de aventurerismo o algo peor.

El gran significado del triunfo de Evo es el Bloque Regional de Poder. Hace una dcada, su victoria no hubiera podido cambiar nada en la nacin andina. Hoy da, con la implementacin de ciertos programas sociales de Cuba y Venezuela, el slido apoyo econmico de Venezuela, la proteccin poltica que proporciona el BRP, la riqueza del gas y la adhesin de las mayoras al proyecto del MAS y su lder, existe la posibilidad objetiva de romper el ciclo de quinientos aos de explotacin y miseria.


9. El MAS y el futuro del socialismo en el BRP

De todas formas, el posicionamiento de Evo y Garca refleja el status quo poltico y econmico en la Patria Grande. El BRP es una confederacin de Estados (superestructuras) burgueses, con excepcin de Cuba, con diferentes tipos de economa de mercado y con un proyecto histrico de desarrollismo latinoamericano, dentro del ideario de Bolvar. Dentro de este macrosistema burgus existe la pretensin venezolana de crear una civilizacin socialista del siglo XXI y una fuerte discusin en Cuba sobre el futuro posible del socialismo histrico cubano. Lo que no hay es una economa socialista, ni una superestructura socialista, ni la voluntad socialista de Lula, Kirchner, Tabar y Duarte, ni movimientos de masas ni estructuras socialistas.

En tales condiciones sera descabellado esperar o pedir que el MAS se convierta en vanguardia socialista que arrastre a Amrica Latina hacia el postcapitalismo. El concepto del socialismo latinoamericano hoy da, con las sendas excepciones de Venezuela y Cuba, es una idea evolutiva que proporciona el horizonte estratgico de las luchas de masas y de los lderes progresistas de la Patria Grande.

Dotar esta idea evolutiva de una slida base cientfica y popular para la Nacin latinoamericana, tal como el Presidente Chvez lo ha hecho con su insistencia en la economa de equivalencias y la democracia participativa, es la tarea primordial de todos los anticapitalistas reales y potenciales. Entre ellos se encuentran Evo Morales y el MAS.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter