Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2018

Dos vas opuestas para Brasil

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


Cuando este domingo 7 de octubre se realicen las elecciones presidenciales en Brasil, sus ciudadanos decidirn si quieren volver a tener una nacin democrtica con inclusin social para la mayora de sus habitantes o si optan por un neoliberalismo agresivo, de posible autoritarismo y de exclusin social.

Y es que de los seis aspirantes a la primera magistratura, solo dos presentan posibilidades de lograrlo, segn las encuestas: el representante del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad y ultraderechista Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal(PSL).

Haddad, quien fue designado para sustituir al candidato y expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien marchaba al frente de todas las encuestas, pero fue detenido y vetado arbitrariamente para participar en las elecciones, presenta un programa similar al de Lula.

Fernando Haddad es profesor, exalcalde de Sao Paulo y exministro de Educacin durante las presidencias del PT, aos en que cre 18 universidades y 360 Institutos Federales para incorporar y dar vacantes en los centros de educacin a negros, mestizos e indgenas.

Este candidato propone la anulacin de la reforma de flexibilizacin laboral y la ley de ajustes impuestas por el mandatario de facto, Michel Temer tras el golpe de Estado parlamentario contra la expresidenta Dilma Rousseff; realizar una reforma tributaria e incluir el impuesto de renta justo; revocar el congelamiento de la inversin social y de las privatizaciones impulsadas por Temer.

Tambin una reforma del Estado en un proceso constituyente popular; la implementacin de las recomendaciones de la Comisin de la Verdad por crmenes de la dictadura militar y el desarrollo de una renta bsica ciudadana.

Como ocurri durante los gobiernos del PT, Petrobrs estar en el eje de la economa de Brasil con precios controlados y funcin social.

El desafo de Haddad ser lograr obtener los votos preliminares con los que contaba Lula y poder disputar la presidencia contra el ultraderechista Bolsonaro en un casi seguro balotaje. Todas las indagaciones dan como seguro ganador en la segunda vuelta a Haddad.

En los anteriores gobiernos del PT (2003-2015) encabezados por Lula y Dilma, respectivamente, proliferaron los programas sociales y sacaron de la pobreza a ms de 28 000 000 de habitantes. Lula logr estabilizar la economa y que creciera el Producto Interno Bruto (PIB) a un promedio de 4,1 % anual. Cancel toda la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), redujo el desempleo a 5,7 % y consolid al pas como uno de los ms grandes exportadores de crudo del mundo a diferencia de lo que es hoy Brasil con una contraccin del 1 % en el segundo trimestre de 2018 y una cada de la industria de manufactura del 10,9 %; retroceso del 3,8 % en los servicios; 4,9 % en la construccin, automviles y autopartes, y 13,2 millones de brasileos sin empleos.

Tras el golpe parlamentario contra Dilma, (la mayora de sus ejecutores estn envueltos en graves casos de corrupcin) Michel Temer desat una agresiva poltica neoliberal con impulso a las privatizaciones de propiedades estatales.

Recordemos que de los 513 diputados de la Cmara de Representante, 299 son investigados en procesos judiciales y 76 han sido sancionados. Entre los ms relevantes aparecen Temer, quien fue denunciado por haber recibido de Petrobrs 3 000 000 de dlares para llevar adelante su campaa electoral, adems de estar acusado en dos ocasiones por casos de corrupcin, sobornos y obstruccin a la justicia .

Las consecuencias durante su administracin han sido aciagas para la mayora de la poblacin pues lejos de sacar al gigante sudamericano de la recesin, la economa se ha situado entre las ms dbiles de los pases emergentes con un dficit presupuestario de 7,8 % del PIB en 2017 y una deuda pblica del 74,5 %.

El crecimiento econmico roza el 1 % y la famosa lluvia de inversiones que vendra tras sus decisiones, nunca llegaron. Hasta el primer trimestre de este ao, la inversin extranjera productiva baj un 30 % con respecto al mismo perodo de 2017 segn el Banco Central de Brasil.

Por su parte, Bolsonaro, excapitn del Ejrcito y diputado desde hace 17 aos por el Estado de Ro de Janeiro, presenta un programa electoral nebuloso y su ignorancia sobre asuntos bsicos de la economa, reconocido por l mismo en intervenciones pblicas, preocupa a muchos.

El socilogo Paulo Baa declar a la prensa que Bolsonaro tiene un discurso mesinico sin mucho contenido. No tiene propuestas concretas para gobernar Brasil, o por lo menos hasta ahora no las ha comunicado. Es un poltico egocntrico y autorreferencial , que dice va a salvar el pas obviando el cmo.

Prev  la privatizacin de otras 100 empresas pblicas y la reduccin de las estructuras de 29 Ministerios, as como unificar las carteras de Hacienda, Planeamiento, Industria y Comercio en una sola de Economa . Sus declaraciones machistas, homofbicas, abogar porque las mujeres cobren menor salario que los hombres y por su eslogan Ms Brasil y menos Brasilia , lo comparan   con el presidente de Estados Unidos , Donald Trump.

En general, Bolsonaro ha expresado su desprecio por la democracia y su nostalgia por la dictadura militar instaurada en el pas en 1964 y hasta elogi en pblico al coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, (ya fallecido) responsable de torturar a Rousseff durante la dictadura.

En definitiva el pueblo brasileo tiene en las urnas la posibilidad de decidir el futuro de la nacin por cauces ms beneficiosos para las grandes mayoras desamparadas.

Hedelberto Lpez Blanch, periodista, escritor e investigador cubano.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter