Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2018

Voldemort en campaa electoral

Cristina Monge
InfoLibre


La metfora no es ma, sino de mi colega el politlogo Pablo Simn, con quien coincid el pasado viernes en la mesa redonda que clausuraba el VII Congreso de la Red Espaola de Poltica Social. Me la regal mientras yo le trasladaba la duda que me haba planteado mi amigo Daniel Innerarity unos das antes en un dilogo donde tuve el honor de participar con l en la inauguracin de un ciclo sobre participacin ciudadana organizado por el Ayuntamiento de Pamplona. Daniel, lcido como acostumbra, se preguntaba ante mi exhortacin a hacer de las prximas convocatorias electorales una barricada contra el populismo xenfobo y fascista, cmo advertir del peligro que suponen estas formaciones sin convertirlas en protagonistas del debate ni mucho menos de la campaa. De ah que Pablo Simn dijera: Voldemort! , el personaje de Harry Potter conocido como Quien no debe ser nombrado porque su slo nombre invoca a todas las fuerzas del mal. Da gusto tener amigos y colegas as porque la conversacin se mantiene siempre viva y se hace de forma colectiva y permanente.

Efectivamente, ante lo que vemos que se nos avecina no basta con aterrarnos ni con recordar los peligros de reeditar lo peor de nuestra historia. Es necesario estudiar bien el fenmeno, indagar en sus causas y tratar de extremar la empata, desterrando el simple desprecio. A ello nos dedicamos ltimamente con profusin los que intentamos entender (y explicar) el mundo que nos rodea. Fernando Vallespn lo describe aqu de forma magistral: Es la nueva industria acadmica, desentraar qu hay detrs de los populismos y el estremecedor giro hacia las democracias iliberales. Medimos as con pulcritud cada avance de los partidos populistas, identificamos a sus votantes, hacemos llamadas de alerta ante la aparicin de los "hombres fuertes" y sus sibilinas y torticeras estrategias de comunicacin con las masas, u observamos cmo aumenta en las encuestas el nmero de personas que no ven imprescindible el vivir bajo un sistema democrtico. Y al fondo, en algn lugar del futuro, atisbamos con pavor el rostro del fascismo. El fenmeno ha llegado y comienza a llenar pginas que buscan describirlo e interpretarlo. Ayer, sin ir ms lejos, este diario haca una magnfica sntesis del debate de la mano de ngel Munrriz.

Cada vez ms voldemorts emergen con fuerza y comienzan a tejer una red de complicidades tan prometedora como dbil. Es cierto que han sabido captar bien el descontento, que ofrecen respuestas simples y fciles de entender y que se mueven bien en el terreno de lo emocional. Pero tambin es verdad que la historia todava guarda el recuerdo de lo peor del ser humano, que su autoritarismo, egosmo y codicia casan mal con la solidaridad y la generosidad que necesitan las redes de cooperacin, y que en el fondo sabemos que carecen de respuestas viables capaces de dar solucin a los desafos actuales.

Si entendemos el conocimiento como herramienta para la transformacin social, a la descripcin de lo que hay le deben seguir las propuestas de cambio. Y empieza a ser urgente. Quiz sea la hora de, elaborado el diagnstico, comenzar a debatir cmo dar solucin a los problemas que amenazan las democracias . Para ello, ayudara entender la xenofobia y el auge de la extrema derecha como sntoma de debilidades mayores a las que hay que dar respuesta. Y de esa forma, el foco del debate lo situaramos en las causas de la crisis y en cmo afrontarlas. Lo contrario, adems de iluminar a los que no deben ser nombrados, no deja de ser mirar el dedo que apunta a la luna.

@tinamonge

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2018/10/08/voldemort_campana_electoral_87493_1023.html

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter