Portada :: Feminismos :: Machismos-Posmachismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2018

Machismo Supremo
Otro corte de mangas de Trump a las mujeres estadounidenses

Mara Luisa Latorre
TribunaFeminista

En el momento de escribir estas lineas, a miles de kilmetros de Inglaterra, donde me hallo, concretamente en la capital de Estados Unidos, Washington DC, Brett Kavanaugh est siendo investido como juez del Tribunal Supremo y en el proceso haciendo un corte de mangas a las mujeres de ese pas.


Este juez fu elegido por Trump para sustituir al juez Anthony M. Kennedy, un conservador moderado que se acaba de jubilar. Desde el principio, una vez que el presidente Trump nomin a Kavanaugh como Juez Supremo, haban dudas sobre ideologa pero el proceso iba progresando sin mayores problemas y se anticipaba que el Senado de EEUU lo iba a aprobar (aunque el presidente nomine un candidato, es el Senado el que decide). A mediados de Septiembre, de repente la bomba estall cuando una mujer hasta ahora desconocida, la catedrtica e investigadora en psicologa, Christine Blasey Ford denunci abiertamente que Kavanaugh la intent violar cuando eran ella y l adolescentes. Concretamente en una fiesta, un Kavanaugh borracho puso su mano sobre la boca de ella, y la sujet con su propio cuerpo mientras intentaba quitarle el baador. Afortunadamente, ella pudo escapar y la cosa quedo ah. Los medios estadounidenses se hicieron eco de la historia, y dos mujeres ms denunciaron comportamientos de acoso sexual por parte de Kavanaugh, el cual lo ha negado todo.

En plena era #metoo, la respuesta del pblico no se ha hecho esperar, con muchas mujeres ponindose de lado de Ford y apoyndola cuando sta testific en el Senado estadounidense, al tiempo que politicos/as del Partido Republicano (el cual respalda a Kavanaugh) hablaban del asunto como una treta del partido Democrata para impedir la investidura de otro juez conservador en el tribunal ms importante del pas.

La presin ha ido en aumento, a medida que pasaban los das, incluyendo un incidente en el que dos mujeres acorralaron al Senador Republicano Jeff Flake en un ascensor y exigieron saber porque estaba apoyando a Kavanaugh. Una de ellas, la cual, como tantas de nosotras ha sido vctima de agresiones sexuales se ech a llorar mientras le dijo a Flake No apartes la mirada de mi, mrame y dime que lo que me pas no te importa!.

Tras el incidente, Flake anunci que solo votara por la investidura de Kavanaugh si el caso fuera investigado por el FBI. La investigacin, ordenada por Trump, tuvo lugar y para la gran satisfaccin del partido Republicano, los resultados no revelaron nada suficientemente grave para evitar la investidura, mientras politicos/as del Partido Democrata decan que la investigacin haba sido una broma. En medio de una intensa polmica los medios, con el Washington Post a la cabeza, han seguido sacando noticia tras noticia sobre el asunto de manera constante, y a medida que pasaban los das, perfilando esos individuos/as claves de cuyo voto dependa la investidura de Kavanaugh, como Susan Collins, Senadora por el estado de Maine, la cual declar que iba a apoyar a Kavanaugh, justificando esta decisin en que crea que Ford fu en efecto agredida, pero que es posible que fuera otra persona la que intent violarla, no Kavanaugh.

El viernes 6 de Octubre ya se vea que el apoyo de Collins y otros senadores/as, preocupados por el coste poltico (como el Demcrata Joe Machin del estado de Virginia Occidental que apoy a Trump en las pasadas elecciones) iban a consolidar la investidura de Kavanaugh, con 51 votos a favor y 49 en contra en una votacin clave del cierre del debate. Mientras tanto, a las afueras del Capitolio varios cientos de personas fueron detenidas.

Este caso ha levantado ampollas por muchas razones, como que de repente saliera esta historia a la luz para que el Partido Demcrata pudiera exprimir el asunto a su favor de forma tan conveniente. Pero en el contexto en el que las mujeres vivimos, sabemos que al denunciar una agresin sexual es muy a menudo que nosotras, las vctimas, nos convertimos en las culpables. Es muy normal, creo yo, la actitud de Ford, lidiando sola con los efectos del amago de violacin durante aos y queriendo advertirnos de las acciones de un hombre cuyas decisiones van a ser cruciales para las vidas de tantas personas, antes de que sea demasiado tarde.

Pero lo que a muchas mujeres nos horroriza es que aqu tenemos un presidente, el cual ha sido denunciado por agresiones sexuales, nominando como Juez Supremo a otro hombre denunciado por lo mismo. Y lo que es mas grave, un da (esperamos que no muy lejano) Trump ya no ser el presidente, pero Kavanaugh seguir siendo Juez Supremo hasta su jubilacin (es un cargo vitalicio), para la cual faltan muchos aos, tiempo de sobra para cambiar la actual ley que garantiza el aborto, u otras leyes recientes que protegen a personas racializadas, mujeres y otros colectivos marginados. Y con un grupo de jueces/zas en el Tribunal Supremo que en la mayora son conservadores, hay ms que bastantes razones para preocuparse. En teora, un juez conservador sustituye a otro juez conservador, pero en este caso, mientras Anthony M. Kennedy era un conservador moderado, Kavanaugh, es catlico practicante y ha declarado estar en contra del aborto y ser pro-armas.

Por ahora, lo hecho, hecho est, pero es de esperar que la polmica que ha rodeado este asunto anime a mucha gente a participar en las prximas elecciones de mitad de legislatura que van a tener lugar el 6 de Noviembre. Estas elecciones son una especie de referndum sobre la presidencia de Trump y en juego se encuentra un mayor control del partido Demcrata en la Camara de Representantes y el Senado, las cuales actualmente estn bajo control del partido Republicano. Este estupendo artculo de El Confidencial explica que histricamente hablando, pasa a veces que el inquilino de la Casa Blanca pertenezca a un partido, mientras que el Senado o el Congreso o las dos cmaras estn bajo el control del partido opuesto. En caso en que el Congreso est bajo dominio del partido Democrata, hay quien piensa que se daran las circunstancias para comenzar el proceso de acusacin y denuncia del presidente (impeachment en ingls) con el fin de destituirlo de su cargo.


Fuente: https://tribunafeminista.elplural.com/2018/10/otro-corte-de-mangas-de-tump-a-las-mujeres-estadounidenses/







Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter