Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2018

Comienza el curso poltico en Catalua
El fin de las sonrisas

Jess Gellida
Rebelin


El curso poltico cataln ha empezado con el llamado otoo caliente y la constatacin de la desorientacin estratgica del independentismo. El movimiento evidencia que no tiene estrategia comn y los partidos buscan como renovar su discurso ms all de la retrica y de la pica de la resistencia. En un contexto de incertidumbre sobre el camino a seguir y con un futuro con muchas incgnitas, el juicio poltico del Procs ser clave en la nueva fase.

Ni la conferencia poltica de inicio del curso poltico que el presidente, Quim Torra, resuma con la consigna de libertad o libertad, ni el debate de poltica general han servido para rehacer la unidad de accin en una estrategia compartida. El discurso de mnimos para avanzar en lo posible es insuficiente para superar la retrica, los bandazos discursivos y los reproches continuos de estar asumiendo el marco autonmico. La mayora independentista en el Parlament hace aguas, reflejndose en la fragilidad de los pactos entre ERC y JxCAT.

En cuanto al msculo del movimiento en las calles, este contina siendo firme, pacfico y combativo. La movilizacin multitudinaria del 11-S y la conmemoracin del 1r aniversario del referndum de autodeterminacin del 1-O volvieron a demostrarlo una vez ms, todo y la controvertida actuacin de los mossos de escuadra. No obstante, se han hecho ms evidentes que nunca las crticas al gobierno por la gestin del legado del 1-O. En este sentido, la indignacin va en aumento no slo por la represin y judicializacin, que se resume en el lema ni olvido, ni perdn; sino, tambin, por el fin del cheque en blanco a los polticos independentistas, rompindose el pacto tcito de no agresin y apareciendo voces discordantes desde la ANC y, sobre todo, desde los CDR que, incluso, exigen dimisiones. Una tensin interna que se agrava con la sombra contina de un 155 aumentado y con la estrategia del enfrentamiento que, PP y Cs, alimentan para intentar fracturar Catalua y censurar la libertad de expresin.

Una situacin como consecuencia directa de un ao sin rumbo estratgica debido a la DUI fallida, la persecucin poltica y la represin, las dificultades para conformar gobierno, la ruptura de la unidad y la no existencia de estrategia conjunta. Una desunin ejemplificada en el debate de poltica general y en las discrepancias respecto al voto delegado de los diputados suspendidos por el juez Pablo Llarena. Una tensin partidista que puede imponerse en estos momentos clave y que, con el horizonte electoral de las elecciones municipales y europeas, se puede agravar; e incluso, desembocar en unas anticipadas. Adems, si el dilogo con el ejecutivo espaol no es fructfero y Snchez no se garantiza los apoyos suficientes para tirar adelante los presupuestos, su legislatura tambin se habr acabado. Un dilogo que, actualmente, no se concreta en una propuesta poltica satisfactoria para el 80% de la poblacin catalana que quiere decidir, sino que no pasa de la retrica del autogobierno dentro de un posible nuevo Estatuto.

Intentar profundizar en el dilogo, rearmarse estratgicamente, abrir el debate constituyente sobre el modelo de pas a travs del Foro Cvico Constituyente y mantener la unidad estratgica en las calles y en el Parlament son imprescindibles para desde la diversidad avanzar en la autodeterminacin.

Jess Gellida, politlogo e investigador social

@jesusgellida

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter