Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-10-2018

Per
Triunfo aymara y el reto institucional

Luis Hallazi
Rebelin


Walter Aduviri Calizaya, lder indgena aymara es el flamante gobernador regional de Puno con el 43,5% de votos vlidos emitidos en la regin[1], donde su ms cercano competidor obtuvo el 12.9 %. Tras el triunfo de Jorge Muoz en la alcalda de Lima, es lo ms incomodo que han tenido que informar los medios de comunicacin capitalinos. Informacin cargada de una coletilla de alarma y zozobra que trata de irradiar en la poblacin. Una perversa estrategia de desinformacin que hace tanto dao a la democracia.

En lugar de analizar las propuestas del plan de gobierno[2], se prefiere la descalificacin, que incluso rozan contenidos discriminatorios y racistas[3], pero lo que ms preocupa a dichos medios es que Aduviri tenga una visin crtica ante la gran minera transnacional como lo ha sealado l mismo, en su primera entrevista[4], tener una visin crtica ante la minera en el Per, al parecer puede ser una hereja ante el dogma del modelo econmico minero, el derecho a disentir, suele ser castigado en el Per de hoy.

Esta historia de conflictos, donde lderes de movimientos sociales llegan a la toma del poder poltico institucional, es algo que tambin incomoda a los grupos de poder econmico, sin entender que este es un fenmeno constitutivo de la propia esencia de la poltica, pero adems sin ser conscientes que en gran medida son sus intereses econmicos los que generan las condiciones para dichos conflictos y posteriores liderazgos.

Esta es la historia del aymarazo, dos aos despus del Baguazo que se supona marcara un antes y despus sobre la manera de relacionarse entre el Estado y los pueblos indgenas; y que en mayo del 2011 estallara en la regin de Puno ante la falta de respuesta del gobierno nacional por atender demandas que fueron creciendo y donde el movimiento indgena aymara interpel al Estado sobre las decisiones inconsultas que afectaban a su territorio[5]; recordemos que mediante el Decreto Supremo 083-2007-EM, el gobierno de Alan Garcia, declar de necesidad pblica e inters nacional la explotacin del proyecto minero Santa Ana, autorizndose la explotacin a menos de 50 km de la frontera a la empresa canadiense Bear Creek Mining Corporation, cuando la Constitucin prohbe que una empresa extrajera posea concesiones en dicha rea de frontera.

A partir de esos hechos mucha agua paso bajo el puente, el conflicto estall y dejo daos a la propiedad pblica, saqueos y sobre todo cobro la vida de 6 pobladores; el gobierno de turno en vez de ir a las causas del conflicto, busc la va rpida de la represin y proces penalmente a los principales lderes, absolvindolos a todos menos a Walter Aduviri, a quien lo condenaron a 7 aos de prisin efectiva con una sentencia cuestionada en sus fundamentos jurdicos, despus de cinco aos de un proceso judicial, sin observacin de medias mnimas que asegure la aplicacin de una justicia intercultural.

Pero peor an, la sentencia absuelve a la mayora de lderes en su condicin de comuneros, sin embargo, la sala decide no aplicar esos mismos argumentos para el caso de Aduviri; pero adems aplica la figura de autora mediata con la que A. Fujimori fue sentenciado, entendiendo que su gobierno de facto constitua una organizacin vertical y jerarquizada, algo imposible de probar en una manifestacin popular que ocasiona disturbios[6]. Son estos excesos de la justicia penal los que nos llevan a percibir que el caso de Aduviri constituye un caso de criminalizacin del derecho a la protesta.

Siete aos despus del aymarazo casi nada ha cambiado, se siguen aprobando normas que debilitan la proteccin de derechos de los pueblos indgenas (DL 1333, ley 30723), estas normas se aprueban en el centro y se aplican en la periferia, no se realiza consulta previa sobre las concesiones mineras, donde el 35% de las tierras de comunidades campesinas estn concesiones a la minera[7] y tampoco hay beneficios directos que respeten la diversidad cultural de dichos pueblos; en suma el reto que tendr el electo gobernador aymara Walter Aduviri es titnico pero tambin esperanzador, las condiciones son casi las mismas a la movilizacin social que lo visibilizo, pero ahora tendr que afrontar esos mismos retos como autoridad institucional del gobierno regional de Puno.

Notas:

[1] Segn la ONPE al 99%: https://resultados.onpe.gob.pe/EleccionesRegionales/ReGobVic/200000

[2] Ver Plan de Gobierno: http://peruvotoinformado.com/candidato/walter-aduviri-calisaya/plan-de-gobierno

[3] Ver columna de El Comercio: El Per de Muoz y Aduviri: https://elcomercio.pe/politica/elecciones-2018-peru-jorge-munoz-walter-aduviri-diana-seminario-noticia-565596#utm_source=facebook&utm_medium=organic&utm_campaign=jorge-munoz

[4] Ver Ojo Pblico: https://ojo-publico.com/875/walter-aduviri-yo-tengo-una-opinion-critica-frente-la-gran-mineria-transnacional

[5] Ms informacin sobre el conflicto aymara: http://politicaderechoysociedad.blogspot.com/2011/11/conflictos-socio-ambientales-y-pueblos.html

[6] Ver declaraciones de especialista penal: https://www.servindi.org/actualidad-noticias/09/02/2018/prestigioso-penalista-hurtado-pozo-cuestiona-sentencia-contra-walter

[7] Ver artculo: https://www.servindi.org/actualidad-opinion/29/05/2018/tierras-de-comunidades-campesinas-y-concesiones-mineras

Luis Hallazi es abogado y politlogo, investigador en derechos humanos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter