Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-10-2018

Tilzapote: la comunidad oaxaquea que resiste al desalojo

Mariano Casco Peebles
Rebelin


Los sueos de un desalojo violento atormentaron a Luisa la noche anterior al 11 de septiembre de 2018; la idea de que eran un mal presagio la acompa toda la maana. Ella tiene 75 aos y vive desde los 16 en Tilzapote, comunidad indgena de Oaxaca colindante con la costa pacfica. Cuando lleg tena que caminar medio da para buscar agua; con los aos al poblado adems del agua lleg la luz, una escuela de preescolar, una de primaria, una capilla catlica, un centro de salud y la carretera federal 200 que conecta entre s a las urbes vecinas del ocano, entre ellas Puerto Escondido y Huatulco.

Tilzapote actualmente rene a 250 habitantes que se dedican a la siembra de sanda, cacahuate, maz, ajonjol y la pesca de ostiones y langostas; es un lugar de personas curtidas por los amaneceres de cosecha, los mediodas de soles disciplinadores y la soledad de largas estancias de trabajo en el gabacho. Si uno les pregunta qu es lo mejor de su comunidad los chicos dirn que es jugar a la pelota con la chamarra de Messi o Cristiano y los adultos la libertad que se tiene de andar tranquilos por donde sea.

Pero esa vida muy propia -aunque no exenta de carencias econmicas- se complic cuando en 2008 unos individuos de traje les informaron que se tenan que ir porque dos desconocidos llamados Pedro Ramrez Araiza y Domitila Guzmn Olivera tenan los ttulos de propiedad de esas tierras. Luisa les explic a los licenciados de aspiraciones monetarias que cmo era posible eso si ella con casi 60 aos viviendo all nunca los haba visto.

Luisa tena razn. Esas personas nunca haban vivido en el pueblo ni posean algn ttulo de propiedad, pero les respaldaba la ambicin de una poderosa familia con intenciones de hacer un megaempredimiento turstico.

El caso de Tilzapote es una nueva afrenta hacia el Mxico profundo, un ejemplo ms de la sistemtica poltica de dar vuelta a ɐʇɐdɐZ: sacarle la tierra al que la trabaja. El despojo de territorios para grandes emprendimientos hoy es una de las principales estrategias para la acumulacin de capital en Oaxaca. Si en el Istmo se imponen a la fuerza proyectos elicos, y en las sierras la megaminera contaminante, en la costa lo que predomina es el saqueo a comunidades para construir hoteles de lujo. El caso emblema es el de las bahas de Huatulco, paraso de aguas cristalinas que expropi Fonatur (Fondo Nacional de Fomento al Turismo) en 1984.

No saber contra quien se peleaba, no poder conocer a esas personas de carne y hueso gener desconcierto entre los comuneros Cmo luchar contra la sombra de un monstruo que no se ve? Pese a eso organizaron la resistencia. Hicieron una peregrinacin hasta dnde descansa la Seora Inmaculada de Juquila, le solicitaron apoyo a las comunidades vecinas, y se movilizaron ms de una vez exigiendo a las autoridades que intervengan en el caso.

El poder reaccion con rdenes de aprehensin para los habitantes; luego, como es no alcanz, en 2011 llev a la crcel a 3 comuneros. Entre ellos a una seora de 68 aos llamada Luisa. Estuvo 32 das tras las rejas hasta que sus hijos, nietos y bisnietos reunieron el dinero necesario para sacarla. Pero el pago de la fianza dej a la familia en una dramtica situacin econmica. No fueron los nicos, la vida material producto de esta contienda se les ha resentido a varios.

A fines de 2017 la situacin legal empeor y la primera amenaza certera de desalojo desesperanz las tardes tilzapoteas. En eso se les ocurri pedir ayuda a la seccin 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educacin; gremio que nuclea a los maestros de Oaxaca y tiene una larga trayectoria de lucha. Los aguerridos docentes acostumbrados a marchas, plantones y cnticos revolucionarios decidieron apoyar a los comuneros. Destinaron parte de su equipo jurdico a revertir el caso con lo que lograron tirar a bajo las rdenes de aprehensin que todava existan y aprovecharon sus mesas de negociacin con el gobernador para llevarle las peticiones de esa lejana comunidad asediada por el capital. Adems avisaron que en caso de desalojo movilizarn a sus contingentes para impedirlo. La seccin 22 alivi la situacin.

En la televisin dicen que son unos vndalos, pero yo lo que veo es que no tienen miedo. Me comenta una habitante de Agua Blanca -comunidad vecina de Tilzapote- refirindose a los vilipendiados maestros oaxaqueos.

La maana del 11 de septiembre 400 comuneros, guaraches y machete en mano, se movilizaron para impedir el desalojo. Los malos presagios de los sueos de Luisa no se cumplieron y el Tribunal Unitario Agrario resolvi moverlo para el 16 de octubre prximo. Aunque en la nueva reprogramacin del desalojo se agreg un dato de extrema gravedad: se solicit la presencia de la Polica Federal y del 54 batalln de Infantera de la XXVIII Zona Militar. Como respuesta el comisariado de bienes comunales, el profesor Javier, dijo en la radio que el 16 de octubre no sern 400 sino miles resistiendo el desalojo.

Mariano Casco Peebles. Graduado de Sociologa por la Universidad de Buenos Aires (UBA), Argentina, y Mster en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara (UDG), Mxico.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter