Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-10-2018

EE.UU.-Venezuela
Entre amenazas, acercamientos y cambios en Washington

Victoria Korn
CLAE / Rebelin


Es difcil (y largo) enumerar los numerosos errores cometidos por la oposicin en los casi veinte aos de Revolucin Bolivariana: hoy se encuentra desmembrada, falta de credibilidad, con una muy disminuida capacidad de influencia y movilizacin, ausencia de posiciones institucionales (gobernaciones y alcaldas) y sobre todo un enorme deterioro de la imagen de su dirigencia.

Quiz, el principal error haya sido abdicar en nombre de su democracia- de la lnea electoral adoptada desde 2006, seala el politlogo Leopoldo Puchi. Muchas de ellas no piensan en reintegrarse a la vida poltica (otras lo vienen haciendo) y siguen insistiendo, sobre todo fuera del pas, en una solucin externa (invasin, injerencia) que les d acceso al poder.

Pero, visto la perspectiva de Puchi, esto no ha beneficiado al oficialismo, ya que la vitalidad de un sistema poltico depende de la existencia de una pluralidad que permita la contraposicin de los diversos intereses sociales a travs de organizaciones y partidos.

En medio de la guerra de micrfonos, memes y videos, surge la idea de una (nueva) reforma constitucional que permita unas elecciones generales el ao que viene. Pero el dilogo no surge naturalmente, por la obstinacin de grupos en el poder de aferrarse al mismo y la falta de proyectos y opciones dentro de una derecha sin candidatos potables y votables (con rechazos que superan el 70%), tal como lo indican los sondeos de la Universidad Catlica e Hinterlaces.

El proyecto es que en 2019 se elijan un nuevo presidente, un nuevo parlamento y tambin cargos regionales y municipales, con un doble planteo: la eventual alternancia de distintos grupos bolivarianos alejados del gobierno de Nicols Maduro, y de eventuales candidatos que presente la oposicin. Todo esto ha sido considerado por dirigentes oficialistas y de la oposicin, incluso con la intervencipn (mediacin?) de funcionarios extranjeros.

Pero a pesar de las permanentes amenazas del presidente Donald Trump y otros halcones de su gobierno, a los estadounidenses no les importa mucho la situacin en Venezuela. Tan es as que la exsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU, Roberta Jacobson, asegur desde Colombia que la influencia interna para que Trump intervenga en Venezuela es muy baja, debido a que no es un tema relevante para los estadounidenses.

Lo que preocupa a los polticos estadounidenses es el da despus de una posible intervencin. A quin elegir para que tome el poder? El intervencionismo se viene desplomando despus de la declaracin de varios pases del Grupo de Lima oponindose a una agresin, sobre todo luego que se conocieron proyectos para que la OEA se encargara de un gobierno transitorio, aupado por el secretario general Luis Almagro.

De cal y de arena

 

Todo esto no significa que Washington haya amainado su diaria prdica antivenezolana. El gobierno de EEUU asegur esta semana que el gobierno de Nicols Maduro, est "implicado" en la muerte del concejal opositor Fernando Albn, que segn las autoridades bolivarianas se suicid en la crcel. Albn fue detenido el 5 de octubre por su participacin en la explosin de dos drones durante un desfile militar encabezado por Maduro en agosto pasado.

Mientras, el senador estadounidense, Bob Corker, sostuvo una reunin en un hotel de Caracas con el gobernador del Estado de Carabobo, el oficialista Rafael Lacava, quien estuvo acompaado de otros miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela (Sal Ortega, Franisco Torrealba, Desire Santos Amaral) y algunos de la oposicin (representantes de Accin Democrtica, Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo).

El tablero se sigue moviendo en Washington. Nikki Haley, embajadora en la ONU, anunci su retiro. Segn Glenn Greenwald, fundador de The Intercept, ella reafirma las polticas belicistas pro imperialistas del consenso de Washington; por ello cosech popularidad en los crculos en los que ser moderado significa amor a Estados Unidos, a las guerras y a la hegemona. Trump dijo est considerando a Dina Powell, exconsejera adjunta de Seguridad Nacional, para el cargo y amenaz con nombrar a su hija.

Business Insider seal que la renuncia ocurre despus de que la asociacin Ciudadanos por la Responsabilidad y la tica en Washington acus a Haley en realidad Imrata Randhawa de Haley, hija de inmigrantes indios- de haber disfrutado de siete vuelos privados como regalos de empresarios de su natal Carolina del Sur, estado del que fue gobernadora.

En la ONU se distingui por presionar por una lnea dura contra Corea del Norte, Irn, Venezuela y Nicaragua y se preocup particularmente por solidificar la relacin entre Estados Unidos e Israel, y lleg a acusar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU de sufrir "un sesgo crnico antiisrael".

Segn Greenwald, despus de John Bolton, el asesor nacional para seguridad de Trump, "Haley es la funcionaria ms proguerra y proimperialista", y por tanto se populariz entre los halcones de la cpula de Washington.

Intervencin humanitaria

Pese a que la campaa de intervencin humanitaria sigue desde Colombia y organismos internacionales, el experto independiente de las Naciones Unidas, Alfred de Zayas -quien viaj a Venezuela en noviembre ltimo para constatar la situacin de derechos humanos denunciada por la oposicin nacional e internacional-, seal que fue objeto de asedio personal y que se le pidi no continuar con su trabajo, por no ser el relator pertinente para llevar el caso.

Es increble como la Industria de los derechos humanos rogaba a Venezuela que invitase a relatores de la ONU, y cuando lo hizo ya no le interesaba ni el informe, ni las recomendaciones. Si hubiera cantado su cancin, estara en la primera pgina de The New York Times, Washington Post, etc, expres de Zayas en entrevista televisada.

El experto explic que Venezuela est asediada y usan el pretexto de los derechos humanos para derrocar a Nicols Maduro sin darse cuenta que al utilizar (la muletilla de) los derechos humanos destruyen la dignidad humana y el propio concepto

Cambios en el PSUV

Un equipo conformado por 13 mujeres y 27 hombres, civiles y militares retirados, llevar las riendas ahora del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv): 21 miembros de esta Direccin Nacional se mantienen, mientras que tres salieron para incorporarse al Consejo Poltico que fue ampliado. Un cambio: Rodbexa Poleo lidera ahora la Juventud del PSUV.

Maduro sigue siendo el presidente del partido y Diosdado Cabello el primer vicepresidente, mientras que Jorge Rodrguez fue relegado a Vicepresidente de Tcnica Electoral. Sin cargos especficos en la Directiva, se suman la esposa del presidente, Cilia Flores, Blanca Eekhout, Delcy Rodrguez, Tareck El Aissami, Erika Faras, Elas Jaua, Isis Ochoa, Diva Guzmn, Mayerlin Arias y Edwin Rojas. El hijo del mandatario, Nicols, fue investido como vicepresidente de Ideologa y Formacin.

Victoria Korn: Periodista venezolana asociada al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter