Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-10-2018

Cruzados en Roma y en Bruselas?

Gorka Larrabeiti
Ctxt


De creer lo que dice la prensa, en Roma se estn librando dos guerras. Una econmico-financiera entre Italia, la UE y los mercados; la otra, en el Vaticano, contra Francisco, el papa socialista, buenista, migracionista, relativista, lquido, cismtico, diablico, hereje.

Pero y si no fueran sino dos frentes de una nica cruzada? Roma, caput mundi, sigue estando hoy en el centro de la poltica mundial. Lo repite sin cesar Steve Bannon, el genio que, a decir de Marion Marchal, sobrina de Marine Le Pen, ha conseguido conjugar la crtica de carcter econmico que viene del sur de Europa y la crtica de carcter identitario que viene del este. Roma, Atenas, Jerusaln: as habl Bannon en su ltima peregrinacin a la Ciudad Eterna, donde alist tambin al partido posfascista Fratelli dItalia para The Movement, esa ONG nacionalpopulista que promueve el nacionalismo econmico y el populismo de extrema derecha en Europa, y que tanto miedo infunde.

Se ha escrito y debatido mucho sobre la vertiente soberanista y nacionalpopulista de esta rampante extrema derecha. Se ha elogiado desde la izquierda su soberanismo. Se ha criticado sin cesar su xenofobia. Son o no fascistas? Hemos ledo que estamos ya en alerta naranja por una coalicin azul-marrn, pues es bien probable que se produzcan convergencias en cuestiones econmicas, financieras o migratorias entre el Partido Popular Europeo (PPE) y los partidos nacionalpopulistas integrados en The Movement. Sin embargo, no se presta la misma atencin a la cuestin identitaria. Las races judeocristianas que mentan por igual Orbn y Salvini, Le Pen y Kurz, Kaczynski y Zeman, Bannon, el cardenal neocn Raymond Burke, Trump y Putin, esas dichosas races sobre las que tanto teoriz y que tanto reivindic Joseph Ratzinger, son la piedra angular que sostiene todo el andamiaje intelectual de la nueva ultraderecha identitaria. Y alerta roja, esas dichosas races no solo las comparte una gran parte del Partido Popular Europeo sino que Manfred Weber, probable candidato a presidente de la Comisin Europea del PPE, ha anunciado ya que en las prximas elecciones europeas esa cuestin identitaria ser crucial, y que habr que trabajar con Orbn y Salvini para encontrar un compromiso, una visin comn.

Saltaron muchas alarmas al saber que Bannon haba reclutado a Salvini para The Movement. Volvieron a saltar al saber que el exidelogo de Trump est colaborando con el cardenal Burke, cabecilla de la desobediencia a Francisco, en la elaboracin del currculo del Dignitatis Humanae Institute, una academia poltico-religiosa situada en un monasterio cerca de Roma cuyo fin es promover la civilizacin occidental y sus races judeocristianas segn el pensamiento nacionalista populista que ha desarrollado Bannon. Sin embargo, no suscitan gran escndalo los distintos encuentros reservados e inmediatamente filtrados que se llevan produciendo al menos desde 2017 entre Salvini y el cardenal Burke. Ambos comparten la admiracin por Trump, la visin del islam como amenaza, de ah que Salvini se sienta apoyado: La Iglesia me pide que siga adelante.

Roma, Atenas, Jerusaln. Al escuchar ese eslogan en boca de Bannon, resuena el eco de Benedicto XVI. Ha vuelto con fuerza el papa emrito. Y lo ha hecho con una frase clamorosa: Basta, hay un solo papa y no soy yo. Salvini alab ya en 2016 la camiseta contra Francisco con el eslogan Mi papa es Benedicto. Salvini record las palabras de su papa Benedicto: Antes que el derecho de emigrar hay que reafirmar el derecho a no emigrar. (Pero resulta que olvid la frase sucesiva en el discurso, una cita de Juan Pablo II: Sin embargo, este derecho es efectivo slo si se tienen constantemente bajo control los factores que impulsan a la emigracin). Vuelven los rosarios en los mtines, las menciones a Dios, la providencia y el purgatorio en boca de polticos fariseos.

No, no volver Benedicto en persona, pero s su doctrina. El secretario personal del papa emrito, Georg Gaenswein, present el mes pasado en el Parlamento italiano el libro de Rob Dreher La opcin Benedicto. Una estrategia para los cristianos en un mundo postcristiano. S, vuelven con fuerza los valores de Benedicto XVI, su traduccin a la prctica poltica de las races judeocristianas, o dicho de otro modo, las que consider materias no tratables en su Nota sobre el compromiso de los catlicos en poltica y que seran las siguientes: aborto y eutanasia, embrin humano, matrimonio, libertad de educacin, tutela social de los menores, liberacin de las vctimas de las modernas formas de esclavitud (droga y prostitucin), derecho a la libertad religiosa, desarrollo de una economa al servicio de la persona y el bien comn y la paz. Y no sera de extraar que sea ah precisamente, en ese compromiso que reclam Ratzinger alerta roja donde se produzca la comunin poltica entre el PPE y The Movement.

El 25 de septiembre se cumplieron 15 aos de una victoria laica importante pero poco recordada: el pleno del Parlamento Europeo rechazaba (286 votos en contra, 211 a favor, 15 abstenciones) incluir en la Constitucin de la Unin Europea una referencia a las races judeocristianas de Europa. Resulta oportuno recordarlo ahora que la dcima cruzada, la que comenz el 11S y produjo guerras, islamofobia, terrorismo y hasta un Estado Islmico, asedia a Francisco en el Vaticano y avanza hacia Bruselas para expugnarla en las prximas elecciones europeas.


Fuente original: https://ctxt.es/es/20181010/Politica/22150/merkel-salvini-trumo-papa-francisco-partido-popular-europeo-steve-bannon-parlamento-europeo.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter