Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-10-2018

Qu es VOX y cmo lo podemos derrotar?

David Karvala
Marx21


El domingo 7 de octubre, el partido ultra VOX reuni a 10.000 personas en Vistalegre. Ya es hora de hecho, ya era hora hace tiempo de romper con varios tpicos sobre este tema y ponernos manos a la obra en la lucha contra la extrema derecha.

Este artculo resumir algunas de las propuestas de VOX; ubicar este partido dentro del espectro de la extrema derecha; y propondr estrategias para combatirlo basadas en las experiencias de UCFR, el movimiento unitario contra la extrema derecha en Catalunya.

Qu dice VOX?

El motivo oficial del acto en Vistalegre era presentar las 100 medidas urgentes de VOX para la Espaa viva. Un repaso a algunas de sus propuestas nos dar una idea de lo que dicen (teniendo claro que lo que haran en realidad es otra cosa).

Espaolismo y franquismo

Empiezan, como no poda ser de otra forma, atacando a Catalunya:

1. Suspensin de la autonoma catalana hasta la derrota sin paliativos del golpismo y la depuracin de responsabilidades civiles y penales. 2. Ilegalizacin de los partidos, asociaciones o [sic] ONGs que persigan la destruccin de la unidad territorial de la Nacin y de su soberana.

(Todo el mundo comete errores ortogrficos y gramaticales, pero se habra pensado que un partido que da tanta importancia a defender la lengua tendra ms cuidado con sus textos. Sus medidas contienen errores ortogrficos, frases mal construidas Nota: necesita mejorar.)

Total, como punto principal atacan los derechos de Catalunya y proponen ilegalizar las opciones polticas de al menos la mitad de su poblacin. Esto sin hablar del resto del Estado; a destacar que las ilegalizaciones se podran aplicar no slo a partidos independentistas, sino tambin a los que defienden el derecho a decidir.

En el mismo sentido proponen: 10. Supresin del Concierto Econmico Vasco y el Convenio Navarro

Luego tenemos 11. Reforma del sistema electoral para que valga lo mismo el voto de todos los espaoles Este punto busca minimizar la influencia de los partidos nacionalistas. Pero si ya los haban ilegalizado, qu sentido tiene? Es una de las bastantes incongruencias que se encuentran en sus medidas.

Ms adelante dice 62. El espaol debe ser legua [sic] vehicular obligatoria y las lenguas cooficiales como opcionales. Los padres deben tener derecho a elegir la lengua de escolarizacin de sus hijos. En qu quedamos? Si El espaol debe ser legua vehicular obligatoria, dnde queda el derecho a elegir la lengua de los padres (y madres, se supone o quiz no)?

9. Derogacin inmediata de la Ley de Memoria Histrica. VOX no est formado slo por franquistas, pero es evidente que apuestan por ganarse a los nostlgicos de la dictadura.

Machismo

La extrema derecha es por naturaleza machista, como demuestran varios de sus puntos. Aqu van algunos ejemplos:

12. Supresin de las cuotas (por sexo o por cualquier otra causa) en las listas electorales 56. Suprimir en la sanidad pblica las intervenciones quirrgicas ajenas a la salud (cambio de gnero, aborto) 70. Derogacin ley de violencia de gnero Supresin de organismos feministas radicales subvencionados 72. Apoyo decidido a las familias numerosas y a la natalidad en general 75. Defensa de la vida desde la concepcin hasta la muerte natural.

Es decir, se proponen: quitar medidas para que las mujeres obtengan plena presencia en la sociedad; ilegalizar los abortos y promover la natalidad para que las mujeres tengan ms hijos, lo quieran o no; aumentar la impunidad de la violencia de gnero; atacar a las organizaciones feministas

Tambin se proponen reducir los derechos de las personas trans. Su LGTBIfobia queda patente en su web (donde declaran que Los actos del orgullo gay son una imposicin ideolgica y donde hay una seccin entera dedicada a atacar la Ideologa de gnero) pero no aparece explcitamente en sus 100 medidas.

Racismo, especialmente islamofobia

Aqu se explayan, con propuestas como: 14. Deportacin de los inmigrantes ilegales a sus pases de origen 15. Deportacin de los inmigrantes que estn de forma legal en territorio espaol pero que hayan reincidido en la comisin de delitos leves o hayan cometido algn delito grave etc. Lo triste es que no son el nico partido que defiende propuestas de este tipo.

Choca que la seccin dedicada a Defensa, seguridad y fronteras empiece con estos puntos: 23. Cierre de mezquitas fundamentalistas. Expulsin de los imanes que propaguen el integrismo, el menosprecio a la mujer, o la yihad 24. Prohibicin de erigir mezquitas promovidas por el wahabismo, el salafismo, o cualquier interpretacin fundamentalista del Islam.

Realmente piensan que unos imanes son la mayor amenaza existente para la seguridad de las personas que viven en el Estado espaol? La violencia de gnero causa muchas ms muertes que el terrorismo yihadista, y si comparamos con accidentes laborales, accidentes de trfico, muertes por tabaco la diferencia es abismal. Slo destacan este tema porque saben que la islamofobia vende; incluso hay sectores de la izquierda que la comparten.

Finalmente, es increble la hipocresa de VOX al acusar al islam de menosprecio a la mujer: quiz el redactor de esta seccin no ha ledo el resto de sus medidas Tambin choca el hecho de que VOX se crea capaz de interpretar correctamente el islam.

Cajn de sastre

En cuestiones econmicas, parecen defender una visin ms bien neoliberal, con propuestas como stas: 35. Drstica reduccin del gasto poltico 40. Reducir el tipo general del Impuesto sobre Sociedades A este aspecto volveremos.

Su amor por Espaa no incluye la defensa de su medio ambiente. Por ejemplo se proponen 34. Disear y aplicar un nuevo Plan Hidrolgico Nacional.

Finalmente destaquemos este punto: 96. Impulsar en Bruselas un nuevo tratado europeo, en la lnea que defienden los pases del grupo de Visegrado en cuanto a fronteras, soberana nacional y respeto por los valores de la cultura europea. Puede sorprender la alabanza al grupo de Visegrado, una alianza de cuatro pases del antiguo bloque sovitico: Hungra, Polonia, la Repblica Checa y Eslovaquia. El entusiasmo por el Este de Europa, y an ms por la Rusia de Putin, se ha convertido en una caracterstica de la extrema derecha europea. Ya veremos cmo se desarrolla este aspecto en VOX.

Qu tipo de extrema derecha es VOX?

VOX es obviamente de extrema derecha, pero de qu tipo? La cuestin es importante, porque aunque todas las derechas extremas y xenfobas son un peligro, lo son de maneras diferentes. La forma de combatirlas debe variar en funcin de la amenaza especfica.

Aqu no cabe todo el anlisis de las diferentes corrientes de derecha y extrema derecha; ya existe un texto largo que trata el tema.

En trminos breves, podemos distinguir entre tres corrientes.

La derecha constitucional, como el PP y sus equivalentes, quiere gestionar el sistema actual en inters del conjunto de su burguesa nacional. Pueden utilizar el racismo y otros discursos excluyentes, pero lo hacen con el objetivo de ganar votos y gestionar un estatus quo que les conviene.

Por otro lado est el fascismo, que busca acabar totalmente con la democracia burguesa existente. Por este motivo, aunque se presenten a elecciones, sus fines van ms all de lo que es posible dentro del sistema actual. Su fascismo puede ser ms descarado, como con Amanecer Dorado en Grecia, o ms disfrazado, como con el Front National de Le Pen, pero en ambos casos su objetivo de fondo no es electoral, sino que es construir un movimiento para llevar a cabo una especie de (contra)revolucin de extrema derecha. Utilizan discursos (y elecciones) de manera pragmtica, para ganar y consolidar adeptos, y as construir este movimiento en la calle. Por ejemplo, cuando en 2015 Plataforma per Catalunya qued fuera de la mayora de los ayuntamientos, intent reponerse mediante la accin en la calle, poniendo mesas para recoger comida slo para autctonos, o participando en campaas contra mezquitas. Aunque algunos empresarios ultras a veces dan dinero a los fascistas, si no se siente muy amenazada, la burguesa en general prefiere respaldar a un partido conservador tradicional. Por tanto, en pocas normales, no hay peligro de la toma del poder por parte del fascismo. Pero los fascistas no dejan de ser un problema: llevan a cabo agresiones; hacen girar el espectro poltico hacia la derecha; y preparan un movimiento que pueden poner al servicio de la burguesa si sta siente la necesidad. Y recordemos que, con los tiempos que corren, fcilmente podemos entrar en pocas anormales.

Entre la derecha tradicional y el fascismo se encuentra una tercera corriente: la extrema derecha populista. Ejemplos de ella son UKIP en Gran Bretaa; el partido de Geert Wilders en Pases Bajos; Lega Nord en sus inicios Estos partidos surgen a menudo como escisiones hacia la derecha de los partidos conservadores, impulsadas por figuras impacientes con los lmites impuestos por el hecho de intentar representar al conjunto de la burguesa. Tambin pueden reflejar un rechazo hacia los impuestos y el estado del bienestar por parte de sectores de la clase media; por eso defienden un neoliberalismo a ultranza. Hoy en da, igual que la mayora de partidos fascistas, utilizan el racismo, y sobre todo la islamofobia, como aglutinador. Pero difieren del fascismo en que no buscan derribar todo el sistema actual, slo quieren hacerlo girar ms hacia la derecha. Por tanto, no buscan crear un movimiento en la calle; no reclutan matones que lleven a cabo agresiones racistas, homfobas o contra activistas de izquierdas. Su entorno favorito es ms bien un plat de la televisin.

Habiendo distinguido entre estas corrientes, tambin es esencial ver que se refuerzan mutuamente. A menudo, dirigentes del PP dan impunidad a grupos fascistas. Los partidos de la extrema derecha populista representan un caldo de cultivo perfecto para que autnticos fascistas ganen adeptos. Finalmente, es posible que algunas organizaciones cambien de una cosa a otra. Por ejemplo, Lega Nord empez como un partido populista, pero luego adquiri caractersticas del fascismo: establecieron bandos de matones y su poltica econmica pas del neoliberalismo a un proteccionismo ms cercano al nacional socialismo.

Siguiendo este anlisis, los indicios son que actualmente VOX forma parte del populismo de extrema derecha. Surgi de militantes descontentos del PP; defienden el neoliberalismo; parecen tener una estrategia puramente electoral; no hay indicios de que tengan grupos de matones. Es cierto que hacen gestos hacia el franquismo y critican la memoria histrica pero en diferentes ocasiones tambin lo hacen el PP y Ciudadanos. Por otro lado, es cierto que han presentado en sus listas a figuras con un perfil ms claramente fascista. Tambin han colaborado con organizaciones fascistas en diferentes momentos; Santiago Abascal se ha reunido con Marine Le Pen, y cargos de Vox colaboraron con grupos e individuos fascistas en la organizacin de la manifestacin en Barcelona del 9 de septiembre.

En resumen, si por ahora definimos a VOX de partido de la derecha populista y xenfoba, debemos entender que es una evaluacin provisional y que tendremos que hacer seguimiento de su posible evolucin/regresin, en una direccin u otra.

Podra volverse ms claramente fascista: no en su retrica, que es lo de menos, sino si adopta una estrategia de construccin de movimiento en la calle y de captacin de cuadros/matones. Por otro lado, podra convertirse en un partido ms del establishment, como una cara nueva (eso s, an ms desagradable) en el negocio de gestionar lo existente sin sobresaltos.

En todo caso, el objetivo de definir bien que es VOX es para poder mejor combatir a este partido ultra. Pasemos entonces a este punto clave.

Unidad contra la extrema derecha

En Catalunya, Unitat Contra el Feixisme i el Racisme (UCFR) existe desde el otoo de 2010. Cuando se form, el partido fascista disfrazado, Plataforma per Catalunya (PxC), llevaba 8 aos de crecimiento continuo. La estrategia de UCFR frente a PxC fue y es sencilla; explicamos a la gente qu significa realmente este partido. Mostramos imgenes y descripciones de lo que hacen sus dirigentes ms all de los disfraces: celebrando a Franco, haciendo saludos nazis, agitando banderas fascistas o abrazando a conocidos neonazis griegos. El mensaje es no votes a un partido fascista.

Desde las municipales de mayo de 2011, cuando PxC subi de 17 a 67 concejales en Catalunya, slo ha conocido derrotas electorales. Entr en crisis interna, con diversas escisiones, y en mayo de 2015 fue eliminado totalmente de los ayuntamientos en las comarcas donde haba un grupo slido de UCFR. En total, PxC cay de 67 a 8 concejales, y stos los logr en las comarcas donde no se aplic la estrategia unitaria.

Lo que no hace UCFR es elaborar un discurso complejo acerca de las causas fundamentales de la crisis del capitalismo; no ofrece un programa poltico alternativo. Es as, por un lado, porque las ms de 600 entidades que forman UCFR no se pondran de acuerdo en qu programa ofrecer. Por otro, porque presentar programas es tarea de los partidos. UCFR es una campaa simplemente de denuncia y movilizacin contra el fascismo.

Y como se ha explicado, ha funcionado. La lucha unitaria tambin funcion contra el centro neonazi Tramuntana que existi durante 2 aos y medio en el distrito barcelons de Sant Mart, que al final baj sus propias persianas ante su incapacidad de captar a jvenes con sus mentiras, una vez que stas se haban destapado.

Tambin, en los ltimos meses, ha funcionado contra Democracia Nacional, que pas de un crecimiento peligroso en el barrio popular de Nou Barris a la marginacin y a la expulsin de su dirigente local, por su papel en su prdida de apoyo.

Ms all de movilizaciones concretas, est el trabajo de combatir las ideas racistas. UCFR ha hecho mucho trabajo contra la islamofobia, y contra el racismo hacia la gente migrada y refugiada. Esto se hace con actos pblicos, incluyendo el Foro Social Contra la Islamofobia y Todo Tipo de Racismo, que ya lleva tres ediciones. Se hace mediante la produccin y distribucin de ms de 100.000 octavillas sobre estos temas.

Es esencial que las izquierdas consecuentes (y de ser posible tambin los movimientos antirracistas y antifascistas) denuncien cualquier concesin al discurso de la extrema derecha, por parte del PP o de cualquier sector poltico ex dirigentes de izquierdas incluidos.

Unidad contra VOX, en todos los territorios del Estado espaol

Ms all del acto de Vistalegre, las encuestas dan a VOX escaos en el parlamento europeo, en las elecciones de la primavera de 2019, e incluso escaos en el Congreso espaol. Si esto ocurriese, se normalizaran an ms los discursos de la extrema derecha. Es esencial hacer lo posible para evitarlo. Y en esto, las experiencias de UCFR son muy relevantes.

VOX y PxC no son idnticos, es cierto, pero las estrategias que aplican no son tan diferentes. Utilizan mentiras y engaos para obtener los votos de personas que, en su enorme mayora, no se beneficiarn en absoluto si este partido avanza o llega al poder.

Por tanto, nuestra estrategia fundamental es la denuncia sencilla, directa y clara.

Ante un acto pblico de VOX en Barcelona, UCFR primero organiz una campaa de correos al hotel para exigir que anulasen la reserva. Cuando el hotel se neg, se organiz una concentracin, denunciando la naturaleza ultra del partido, sus relaciones con Marine Le Pen del Front National, etc. No fue una protesta muy grande, pero se levant la voz y se empez a alertar a la gente sobre lo que VOX representa. Qued claro que a VOX no le gust nada nuestra protesta, como se pudo ver en Twitter.

Ante una manifestacin en Barcelona impulsada conjuntamente por un dirigente de VOX y elementos fascistas, volvimos a denunciar quienes eran.

Todo esto ayuda a quitar la mscara a este tipo de partido; evita que se normalicen, como si fueran un partido ms.

Pero frente a estas experiencias concretas y reales, existen una serie de confusiones dentro de la izquierda y los movimientos sociales.

Se argumenta que en el Estado espaol la existencia del PP, que supuestamente ya representa a la extrema derecha, impide el surgimiento de una derecha ms extrema. Ahora, el PP tiene el dirigente y los discursos ms extremos en aos y queda claro que slo dan ms credibilidad a VOX.

Se insiste sin evidencia alguna que para parar a VOX la solucin es un programa electoral super alternativo y antineoliberal, incluso anticapitalista. Pero no se puede combatir a la extrema derecha como a un partido ms, debatiendo programas en las contiendas electorales. Hace falta una lucha unitaria contra VOX, que no puede basarse en el programa de un u otro partido (y an menos en un programa incomprensible para la mayora de la gente).

Esto no supone que los diferentes sectores de la izquierda no deban presentar y defender sus propias propuestas polticas; por supuesto que lo han de hacer. Es slo que la izquierda radical tiene que trabajar a diferentes niveles. No podemos esperar la derrota definitiva del capitalismo para luchar contra la extrema derecha, y no podemos ni debemos emprender esta lucha en solitario.

Algunas personas argumentan que es mejor ignorar y no nombrar a los partidos ultras. Pero no hay indicios de que esto funcione. La experiencia de Francia, donde la izquierda y los movimientos han mantenido esta estrategia durante gran parte de los ltimos 35 aos, no parece haber parado al Front National.

Si hubiera suficiente con el antifascismo exclusivamente de la izquierda radical, o con las ONGs antirracistas, no estaramos viendo el crecimiento de VOX. No sirven las excusas, hay que hacer algo nuevo. Si nadie demuestra lo contrario, ese algo nuevo es algo como Unitat Contra el Feixisme i el Racisme y Crida Contra el Racisme del Pas Valenci.

Como se ha explicado, la estrategia unitaria de denuncia ha funcionado (lo que no significa que no quede trabajo por hacer). Es por tanto urgente que se formen movimientos como UCFR y Crida en todos los territorios del Estado.

Postdata: antecedentes del dirigente de VOX

En la web de VOX leemos que es un partido poltico creado para la renovacin y el fortalecimiento de la vida democrtica espaola. De ellos mismos dicen Somos como t, profesionales, autnomos, amas de casa, jubilados, emprendedores, [bla, bla, bla] que nunca hemos vivido de la poltica, que nos hemos sentido defraudados por los polticos actuales y que hemos dado un paso al frente para CAMBIAR esta situacin.

Pues renovacin suena bien, no? Nunca hemos vivido de la poltica, tambin.

Resulta que el presidente de Vox es Santiago Abascal Conde. Alguien nuevo que nunca ha vivido de la poltica? Digamos que no del todo.

Segn Wikipedia, que suele acertar en estas cosas, Abascal anteriormente milit en el Partido Popular, desde 1994 hasta 2013. El Pas coment que Abascal cuenta con un largo currculo en el PP vasco. 19 aos en el PP, el partido de los sobres y la caja B? Si se sienten defraudados por los polticos actuales, estos polticos incluyen a Abascal.

Luego leemos que fue parlamentario vasco por esta formacin entre 2004 y 2009. Durante estos cinco aos se supone que vivi. Y se supone que de la poltica.

Pero no termina aqu.

Explica Wikipedia que: En 2006 [Abascal] cre la Fundacin para la Defensa de la Nacin Espaola (Denaes), que presidi desde 2006 hasta 2014. Segn la pgina web de esta entidad rabiosamente espaolista (no nacionalista), Abascal dej la presidencia para dedicar su tiempo a VOX pero sigue en su Patronato. El Pas inform en 2007 que DENAES recibir en 2008 una ayuda de 100.000 euros de la Comunidad de Madrid.

De nuevo segn el resumen de Wikipedia: Abascal fue director de la Agencia de Proteccin de Datos de la Comunidad de Madrid desde febrero de 2010 hasta diciembre de 2012. Se entiende que este cargo fue un regalo de su amiga Esperanza Aguirre. Es decir, que en esta poca vivi literalmente gracias a la poltica, la poltica que entonces mandaba en Madrid.

Seguimos: En abril de 2013 fue nombrado director de la Fundacin para el Mecenazgo y Patrocinio Social, fundacin con un nico trabajador (adems del propio Santiago Abascal) y sin actividad conocida, que en 2013 recibi de la Comunidad de Madrid una subvencin de 183.600 euros de los cuales destin 82.491 al sueldo de Santiago Abascal. (Estos hechos tambin salen en la prensa, por ejemplo en un reportaje de El Pas de 2013.)

En 2013, El Pas explic que El piso que Abascal usa de oficina es propiedad de la Consejera de Economa (de la Comunidad de Madrid). El mismo artculo tambin seala las subvenciones recibidas en esa poca por Denaes: 33.680 euros en 2014; en 2013, 37.422 euros; 41.580 en 2012 y 43.770 en 2011.

Con todo lo anterior podemos decir que las afirmaciones que abren la web de VOX (renovacin, no vivimos de la poltica etc.) distan mucho de la verdad. En trminos sencillos en palabras de gente que realmente no vive de la poltica, vamos son puramente mentiras.

Dicho esto, por qu debera alguien creer nada de lo que diga este partido ultra?

David Karvala es militante de Marx21 y uno de los fundadores de UCFR

Fuente: http://marx21.net/2018/10/08/que-es-vox-y-como-lo-podemos-derrotar/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter