Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-10-2018

Coliseo csmico: Trump y sus gladiadores ultraterrestres

Olga Bnario y Pablo Ruiz
Rebelin


El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar, deca Sun Tzu en el Arte de la Guerra. Y claro, esa premisa quiere seguir guiando la poltica exterior de EEUU en todo el mundo -incluidos sus aliados- para seguir imponiendo sus decisiones y privilegiar sus intereses contra el derecho ajeno. Los que se opongan, tendrn el castigo del emperador.

Es evidente, por lo mismo, que muchos pases se someten a las pretensiones del imperio estadounidense, en desmedro de los propios intereses nacionales. Incluso, con tristeza lo decimos, en muchas embajadas estadounidenses se toman decisiones de pases ajenos, se ponen y sacan hasta presidentes.

Por eso para EEUU es muy importante estar en el primer lugar como potencia militar. El pas que ms gasta en defensa. El pas que ms intervenciones y guerras ha promovido en la historia de la humanidad.

De acuerdo al diario Excelsior de Mxico, para el ao 2019, el presidente estadounidense Donald Trump firm un presupuesto militar ascendente a 716 mil millones de dlares.

Dijo Trump, sin un atisbo de vergenza, que despus de aos de recortes devastadores, ahora estamos reconstruyendo nuestros ejrcitos como nunca antes, aadiendo que ahora nuestro pas es respetado nuevamente.

Con esto se sigue incrementando el gasto militar en EEUU. El 2017 ya represent un gasto mucho mayor que el presupuesto combinado de los siete pases que le siguen en el ranking.

Lo ms grave de todo es que, incluso, el presupuesto militar de EEUU para el 2019 planea militarizar el espacio csmico lo que ira en contra de acuerdos internacionales que prohben el uso de armas en el espacio.

Trump anuncio ya que creara la sexta rama de las fuerzas armadas de su pas, la que denomin Space Force y con esto lograra asegurar el dominio de los Estados Unidos en el espacio. Sin embargo, este plan va en contra de los tratados internacionales que ha promovido Naciones Unidas para la utilizacin del espacio ultraterrestre con fines pacficos.

Recordemos que existe el Tratado sobre los Principios que Deben Regir las Actividades de los Estados en la Exploracin y Utilizacin del Espacio Ultraterrestre, incluso la Luna y otros Cuerpos Celestes (Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre), y que entr en vigor en 1967, prohbe el emplazamiento de armas nucleares o de cualquier tipo de armas de destruccin en masa en el espacio ultraterrestre y el estacionamiento de dichas armas en cuerpos celestes. Estados Unidos ratific este tratado el 10 de octubre de 1967.

Ya se sabe que la Fuerza Area de EEUU ha contratado formalmente a Lockheed Martin, por 2.9 billones de dlares, para construir tres satlites militares de advertencia de misiles como parte del programa del Sistema Infrarrojo Basado en el Espacio (SBIRS) que desarrolla EEUU.

El subsecretario de Defensa para Investigacin e Ingeniera, Michael Griffin, quien trabaj en el programa de defensa de misiles en el gobierno de Ronald Reagan, en la dcada de 1980, ha insistido repetidamente en que tanto los sensores espaciales como los sistemas anti-misiles, como los interceptores cinticos o las armas de energa dirigida, son prcticos y no es tan caro como dicen los crticos. Sin embargo, an no ha presentado pblicamente una estimacin de costos formal para ninguno de los conjuntos de sistemas, seal el portal Thedrive.com.

Tras el mismo objetivo, de dominar el espacio, el Secretario de Defensa de EEUU, Jim Mattis, dio un paso importante al visitar Brasil: logr que el Comando Estratgico de los EEUU y el Ministerio de Defensa de Brasil firmaran un acuerdo que, segn el portavoz del Pentgono, Johnny Michaelde, "nos permitir compartir informacin sobre ms de 23,000 objetos en rbita, incluidos los satlites de Brasil". Tambin Mattis avanz para un acuerdo del uso de la base de lanzamientos espacial de Alcntara, en Maranho, Brasil.

Un posible escudo anti-misiles en el mismo espacio csmico no slo viola el derecho internacional, los tratados firmados, sino que romper an ms la estabilidad estratgica y la seguridad mundial.

La Guerra de las Galaxias

El diario Universal de Mxico record que La bsqueda por militarizar el espacio no es algo nuevo, sin embargo, las tecnologas de la actualidad brindan ms posibilidades para que se geste una nueva versin de la Guerra de las Galaxias, un hbrido entre el imaginario flmico del cineasta George Lucas y las ambiciones ochenteras de defensa estratgica del expresidente Ronald Reagan.

Trump al afirmar que el espacio es un campo de guerra pone en serio riesgo an ms la existencia de la humanidad. Como emperador quiere convertir el espacio csmico en un coliseo donde sus escudos anti-misiles sern los nuevos gladiadores de estos tiempos donde la humanidad corre ya serio peligro, por las armas nucleares, de desaparecer.

Todo esto, la creacin de una Fuerza Espacial, remonta a los peores aos de la exaltacin armamentista promovida por Ronald Reagan. Son incalculables los aos luz de irracionalidad y retroceso poltico que esa medida significa.

Hace 34 aos, Carl Sagan, clebre astrofsico estadounidense, ganador del premio Pulitzer, ya alertaba para los peligros de la militarizacin del espacio en el libro The Cold and the Dark: The World after Nuclear War (Fro y Oscuro: El mundo despus de la guerra atmica).

Sagan se convirti en claro activista por la paz En 1986 fue arrestado en una protesta, en la zona cero, un centro de pruebas de armas nucleares, ubicado en Nevada, EEUU.

Sagan junto con otros expertos desarrollaron la teora del invierno nuclear, donde explica sobre el impacto climtico de un intercambio de misiles. Una guerra nuclear, incluso limitada, podra producir un devastador invierno nuclear que helara la superficie del planeta.

El cientfico sealaba en sus estudios que el humo y las cenizas expulsadas a la atmsfera, por las explosiones y tormentas de fuego, pueden provocar un bloqueo del paso de la luz solar y las temperaturas de la superficie terrestre, en verano, bajaran una media de 25 grados centgrados, acarreando terribles desequilibrios y prdidas en los procesos biolgicos y, finalmente, desencadenando una hambruna planetaria.

Ya lo hemos dicho, una guerra nuclear en la tierra o en el espacio pone en serio riesgo la existencia de toda la humanidad. Por eso es muy importante que los organismos internacionales den pasos decisivos para que, por un lado, las potencias nucleares respeten los acuerdos que han firmado, que limitan y restringen el arsenal nuclear, y por otro lado, avancen en negociaciones para el desarme total de armas nucleares y un buen da la amenaza de una guerra nuclear desaparezca.

Olga Bnario es integrante de la Liga Latinoamericana Los Irredentos y Pablo Ruiz es del Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Amrica.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter