Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-10-2018

De Nadia Murad a Suad al-Ali
Las mujeres iraques luchan por su inclusin poltica

Lina Khatib
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


Foto: Nadia Murad, activista yazid de los derechos humanos, habla en la sede la ONU en Nueva York el 9 de marzo de 2017 (AFP)

 

La concesin del Premio Nobel de la Paz 2018 a Nadia Murad, una activista iraqu de la comunidad yazid que logr escapar de las garras del Estado Islmico (EI) y que se ha convertido en decidida embajadora contra la trata de seres humanos y la violencia sexual, se produce en medio de una serie de asesinatos contra mujeres iraques. Dos de ellas trabajaban en la industria de la cosmtica, una era una modelo de Instagram y la otra una activista de primera lnea en las protestas en curso contra la corrupcin que estn teniendo lugar en Basora.

Las autoridades iraques han especulado con que algunos de esos asesinatos son crmenes de naturaleza personal y se est investigando sobre los mismos. Algunos observadores de Basora creen que, probablemente, el asesinato de la activista de los derechos humanos Suad al-Ali tuvo motivaciones polticas y que los autores pertenecan a la milicia que intenta aplastar las protestas. Todas las mujeres asesinadas eran declaradas activistas de los derechos de la mujer.

Voces valientes silenciadas

El gobierno iraqu haba nominado a Murad, que ha ganado el Premio Nobel junto a Denis Mukwege, para ese mismo galardn en 2016, por lo que es probable que celebre su bien merecido premio como un logro para Iraq. No obstante, el gobierno iraqu no puede elogiar de forma creble a Murad cuando no est prestando verdadera atencin a los derechos de las mujeres iraques en general, ni persiguiendo a los asesinos de las cuatro destacadas mujeres.

Las mujeres iraques estn jugando un importante papel sociopoltico en el pas y los reformadores de Iraq deben capitalizar su trabajo si son realmente serios cuando hablan de reformas.

Aunque hay seales positivas en el proceso de formacin del reciente gabinete, que no fue mal acogido por los polticos en competencia, y en el nombramiento de una figura de compromiso como primer ministro, la vida poltica global de Iraq necesita una renovacin urgente. Esto no puede suceder mientras los desafos y xitos de las mujeres se compartimenten como si estuvieran fuera del entorno poltico general.

Las mujeres estn a la vanguardia del movimiento de protesta en Iraq. La icnica activista feminista Hanaa Edward es una de estas voces. En un reciente discurso, que tuvo lugar en la sede de la Unin de Autores y Escritores Iraques, Hanaa subray que los sucesivos gobiernos iraques desde 2003 no han dado prioridad a los derechos humanos y en ocasiones han bloqueado el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, enfatizando que la lucha por los derechos en Iraq requiere de paciencia y perseverancia.

Luchando por la inclusin

Las activistas por los derechos de las mujeres estn presionando tambin para lograr una participacin de alto nivel en el gobierno. Hay un sistema de cuotas en Iraq que garantiza la eleccin de mujeres miembros del Parlamento, pero las activistas creen que se necesitan ms y que tampoco basta con tener mujeres representadas a nivel ministerial. Esperaban el nombramiento de una viceprimera ministra durante el debate para la formacin del gabinete, pero esa esperanza lleg a plasmarse en esta ocasin.

Sin embargo, tal escenario no responde una fantasa. Hace dos aos, Muqtada al-Sadr, que encabeza la coalicin que gan la mayora de los escaos en el actual Parlamento de Iraq, se reuni con Edward sobre la base de que ambos compartan agendas reformistas y nacionalistas.

 

 

Mujeres iraques disfrutando de una feria de libros en Mosul 1 de septiembre de 2018 (AFP)

Las recientes elecciones presidenciales de Iraq aportaron una personalidad progresista, Barham Salih, para liderar el pas. Por lo tanto, hay polticos influyentes que podran aprovechar su poder para apoyar a las mujeres iraques en su lucha por la inclusin poltica.

Pero todava hay serios obstculos. En diciembre pasado, las activistas de los derechos de las mujeres presionaron con xito contra un proyecto de ley que habra introducido cambios en la ley de estatuto personal en Iraq, que permita incluso el matrimonio de nias menores de edad. Los defensores chies y sunes de la ley propuesta utilizaron esta derrota para reunir a los votantes en el perodo previo a las elecciones de mayo, alegando su intencin de presentar nuevamente esa legislacin para su consideracin parlamentaria. Las activistas de los derechos de las mujeres se estn por ello preparando para una nueva confrontacin potencial.

xitos y desafos

Las mujeres iraques deben tambin lidiar con el manejo inadecuado de problemas graves por parte del gobierno. Una activista por los derechos de las mujeres mencion lo difcil que es obtener informacin sobre la violencia sexual en los campos de refugiados en zonas como las de Salahidin, Mosul y Duhok, una queja rechazada por las fuerzas de seguridad locales a cargo de los campos.

La activista seal tambin las escasas compensaciones otorgadas por el gobierno central a las mujeres que haban sido detenidas por el EI; compensaciones que slo se materializaron despus de una continuada campaa de los grupos de mujeres.

Los desafos a que se enfrentan los grupos de mujeres en Iraq se alinean con las preocupaciones de la sociedad en general que estn impulsando las actuales protestas, centradas en la falta de transparencia y de rendicin de cuentas. Del mismo modo, los xitos de las activistas por los derechos de las mujeres en su lucha contra las prcticas misginas y la concesin del Premio Nobel de la Paz a Murad constituyen un activo importante para los reformistas iraques con influencia poltica.

 

Lina Khatib es directora del Programa para Oriente Medio y el Norte de frica en Chatham House. Twitter: @LinaKhatibUK

Fuente: https://www.middleeasteye.net/columns/iraq-there-will-be-no-serious-reform-without-women-311023370

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.  



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter