Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-10-2018

Nuevo aeropuerto y consulta sesgada

Octavio Rodrguez Araujo
La Jornada


La oposicin de Lpez Obrador a la construccin del nuevo aeropuerto en Texcoco no es nueva, pero tampoco ha sido por razones tcnicas ni ecolgicas. El 18 de noviembre de 2001, siendo jefe de Gobierno del Distrito Federal, declar que era injusto el trato que se estaba dando a los campesinos con la expropiacin de las tierras para el nuevo aeropuerto. (La Jornada, 19/11/01).

El 22 de octubre de 2001, cuando la Secretara de la Reforma Agraria dio a conocer el decreto de expropiacin de alrededor de 5 mil 500 hectreas a unos 4 mil 300 propietarios de 13 ejidos de Texcoco, Atenco y Chimalhuacn, comenzaron las protestas por el precio del avalo y por el mismo decreto de expropiacin, por lo que los campesinos decidieron proceder legalmente. Lo que ofreca el gobierno por metro cuadrado no pareca justo. Les prometieron 7.20 pesos por metro cuadrado. Se especul entonces que si les hubieran ofrecido 50 pesos por metro cuadrado habran aceptado, pues en su totalidad esos terrenos son sdico-salinos con alto porcentaje de sodio intercambiable, alta salinidad y alta alcalinidad y slo favorables a organismos halfilos. No son, por lo tanto, suelos propicios para cultivos agrcolas. Estas condiciones, segn el Atlas de la Ciudad de Mxico (1961 y 1987), son exactamente las mismas (al igual que por formacin geolgica y depsitos lacustres) para los terrenos donde estn ubicados los aeropuertos de Santa Luca, el Benito Jurez actual y el proyecto ya iniciado en el antiguo Lago de Texcoco denominado indistintamente NAIM o NAICM.

De esas 5 mil y pico hectreas expropiadas, alrededor de 2 mil 60 se dedicaran al aeropuerto y el resto a la zona de conservacin ecolgica. En realidad no se requera expropiar esa cantidad de hectreas, pues el gobierno federal, segn se dijo entonces, contaba con 5 mil hectreas de su propiedad; pero, adems, en opinin de varios especialistas, no se necesitaban tantas para un aeropuerto, pues el Kennedy de Nueva York ocupa la mitad de esa rea (2 mil hectreas), el de Narita en Japn 3 mil hectreas y el Charles de Gaulle de Pars 3 mil 200 hectreas.

Si el actual aeropuerto de Ciudad de Mxico est asentado en terrenos de igual consistencia al iniciado en Texcoco y al de Santa Luca, sobran las discusiones sobre su pertinencia por cuanto a suelo y la nula vocacin agrcola de las reas correspondientes (slo aptas para pastos salados y algunas cactceas). Si ha funcionado el actual, el nuevo operar todava mejor, con la ventaja sobre el de Santa Luca de que est mucho ms cerca de la capital del pas. Por lo que se refiere a vuelos y trnsito de aviones, el problema es para superespecialistas, por lo que yo no puedo opinar y tal vez tampoco millones de mexicanos.

Pronto se har una consulta sobre el tema para que segn AMLO sea el pueblo el que decida. Slo veo, en principio, un problema: si los especialistas no se ponen de acuerdo y en ocasiones parecen sordos en un dilogo en el que cada quien dice lo que se le viene a la cabeza, qu se espera que digamos los ignorantes que seremos consultados? Nos basamos en la informacin que se ha divulgado hasta ahora? En cul de todas? Porque, recordemos, Lpez Obrador seal en su campaa que no lo hara el gobierno porque saldra muy costoso para el pueblo de Mxico, pero que s se podra concesionar su construccin y mantenimiento a la iniciativa privada. Si ellos creen que ser negocio, que le entren dijo en sntesis. Ms adelante un ingeniero cercano a AMLO mencion que no era buena idea en Texcoco y que sera mejor agrandar y habilitar el de Santa Luca al mismo tiempo que se podra mantener el actual. Jimnez Espri acept esa opcin, aunque semanas despus discurri que tambin podra habilitarse el aeropuerto de Toluca y remozar el actual en Ciudad de Mxico. Esta opcin, que incluira la ampliacin de Santa Luca (tres aeropuertos), sera viable slo a corto plazo. La de Texcoco, en cambio, es un proyecto ventajoso a mucho mayor plazo y se tratara de una sola terminal area.

A m me parece ociosa la consulta (difcilmente vinculante), pues es tal la complejidad tcnica del aeropuerto que lo ideal sera que los que s saben lo resuelvan, incluido el tema de las aves residentes y migratorias que se ha solucionado positivamente en otros aeropuertos ya existentes, por ejemplo en Espaa y en Holanda. Realizar la consulta como fue presentada el lunes pasado es, adems de sesgada (en su comit ciudadano slo participaron opositores al proyecto de Texcoco), poco razonable o, si se prefiere, basada en un concepto muy pobre de la democracia participativa, pues slo concurrir, en el mejor de los casos, alrededor de 2 por ciento de los ciudadanos del pas y no necesariamente los ms conocedores del asunto.

Fuente: http://www.jornada.com.mx/2018/10/18/opinion/021a2pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter