Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-10-2018

Por qu la gente vota a fascistas?

Bernardo Coronel
Rebelin


Los fascistas se caracterizan por su brutalidad y primitivismo. Trump, Macri y Bolsonaro son buenos ejemplos. Sin embargo, en el siglo de los revolucionarios avances tecnolgicos, del conocimiento, de conquistas en derechos humanos y de primaveras democrticas, la gente sigue votando a fascistas.

El cambio de las condiciones materiales no cambia la ideologa

La visin estalinista positivista hasta hora sigue sosteniendo que cambiando la base material econmica, cambiara la conciencia de la gente, es decir, si socializamos los medios de produccin todos seremos socialistas. Las cosas no son as. Bast el decreto de un par de burcratas para la extincin de la Unin Sovitica, y no hubo ninguna rebelin popular en contra. Lula sac a ms de 30 millones de la pobreza y convirti a Brasil en la quinta potencia econmica mundial. Lula est hoy en la crcel y los millones que dejaron de ser pobres ya ni se acuerdan de l.

Una revolucin es estril si no est acompaada de un cambio de conciencia, lugar donde se da la verdadera lucha revolucionaria. "El socialismo econmico sin la moral comunista no me interesa", deca el Che para escandalizar al dogma sovitico en los aos 60. He ah el error de los gobiernos progresistas, se preocuparon en la redistribucin de la renta sin preocuparse en la formacin poltica de la gente, dejando ese espacio a los medios de comunicacin y las iglesias pentecostales que envenenan las mentes con la prosperidad individualista.

Despus de la derrota en las elecciones parlamentarias del 2015, Maduro se lament por la ingratitud de los miles de venezolanos que fueron beneficiados por el programa de viviendas, pero que no fueron a votar por el PSUV. Una vivienda sirve para mejorar las condiciones de vida de la gente, pero no para cambiar su conciencia.

Sectores del campo popular en nuestro pas siguen sosteniendo que la profundizacin de la pobreza, inherente al neoliberalismo, conducira a una rebelin popular. Tampoco es as, en la miseria extrema la gente opta por otra salida extrema: el fascismo, que es ms afn a su conciencia liberal e individualista, formateada por siglos de capitalismo. As fue en los aos 30 en Europa y as es ahora, con Trump, Macri y Bolsonaro. El fascismo con su discurso contra la corrupcin, la inseguridad, la globalizacin, est ocupando hbilmente el vaco que la izquierda abandon. Es el mismo discurso que haca Hitler arengando a la clase obrera alemana contra las atrocidades que produjo el liberalismo con la crisis econmica de 1929.

En Paraguay, la crisis econmica de mediados del 90, que llev a la desaparicin de una treintena de bancos y financieras, no elev a los altares a la izquierda, sino a Lino Oviedo, un militar nazifascista, que convirti presidente a Cubas Grau, con el ferviente apoyo del partido colorado.

El capitalismo no tiene solucin

Bolsonaro as como Trump son la expresin de un agobiado capitalismo, que intenta remendar el orden neoliberal y el reformismo de izquierda en crisis. Son una respuesta a la crisis sistmica de este modelo capitalista, que casi colaps el orden financiero mundial en el 2008, y que algunos analistas presagian volver a corto plazo con ms violencia, a pesar de Bolsonaro y Trump.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter