Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2018

Presiones de EE.UU. y terror meditico sobre la base china en la Patagonia

Rubn Armendriz
CLAE / Rebelin


Una base satelital de exploracin lunar de China, instalada en la Patagonia argentina, est desatando una campaa meditica desde Estados Unidos, que suma algunos encontronazos diplomticos, con la excusa de que existe la posibilidad de que tenga capacidad de interceptar satlites.

El peridico digital oficialista Infobae seal que la diplomacia argentina gener ciertas tensiones entre China y Estados Unidos en la Comisin Permanente de Desarme de la ONU en Ginebra con una propuesta de controles estrictos para las estaciones espaciales diseminadas en todo el mundo.

"El origen de esta polmica, en el caso de nuestro pas, tiene nombre y apellido: la base de observacin lunar que el gobierno de Xi Jinping instal desde el 2015 en Neuqun y que la administracin de Donald Trump ya alert en reserva sobre su eventual uso dual y su posible potencialidad para interceptar satlites", detall el peridico.

Los entredichos entre Washington y Pekn se desataron el 11 de septiembre pasado cuando la delegacin argentina encabezada por el embajador Carlos Foradori plante la necesidad de acordar un programa de prevencin y limitacin a las estaciones espaciales, pero recin trascendieron cuando un grupo de legisladores argentinos del oficialismo y la oposicin visit Ginebra.

La campaa meditica es relanzada ahora con la excusa de que esas bases cuentan con un eventual potencial para interceptar satlites. Lo cierto es que la preocupacin tanto de EEUU como de algunos pases europeos sobre la base de China en Neuqun es de vieja data. El gobierno argentino aval esa base bajo la taxativa prerrogativa de que sea para "uso pacfico". Algunos hablan de preocupacin, otros analistas de presin y terror meditico.

La presin ms all de la diplomtica- lleg a travs de un artculo en la portada del New York Times, en el que advierte el riesgo que implica la base para EEUU, pese a que la antena de 450 toneladas encastrada sobre un edificio de una altura de 16 pisos tenga como fin oficial controlar la misin espacial de China: nadie se anima a descartar que sirva como una especia de Caballo de Troya del pas asitico en la regin, dice.

La base solitaria es uno de los smbolos ms impactantes de la estrategia que Pekn lleva implementando desde hace tiempo para transformar Latinoamrica y dar forma al futuro de la regin, a menudo a travs de maniobras que socavan directamente el poder poltico, econmico y estratgico de EE.UU. en esta, seala Ernesto Londoo, corresponsal del peridico.

Pero Flix Menicocci, secretario general de la Comisin Nacional Aeroespacial (Conae) argentino desmiente rotundamente una y otra vez la especie: "No sirve para el uso militar, para seguir un misil u otro tipo de artefacto militar. Adems tenemos equipos para detectar transmisiones no autorizadas."

La intencin de la denuncia queda expuesta en la nota del NYT, donde se cuestiona la poca atencin en el hemisferio que puso EE.UU. en la ltima dcada, en contraposicin con el plan de gran alcance en Latinoamrica de China, que ha expandido el comercio de manera considerable, rescatado gobiernos, construido enormes proyectos de infraestructura, fortalecido los lazos militares y asegurado inmensas cantidades de recursos, enlazando su destino al de varios pases de la regin y viceversa.

Ese plan, segn el NYT, se vio fortalecido ante la buena recepcin de los presidentes de izquierda que a mediados de los 2000 queran una regin ms autnoma y desafiaban la primaca que Washington tena sobre Amrica Latina y que en gran medida daba por sentada desde el final de la Guerra Fra.

Los expertos (no identificados) aseguran que las antenas y otros equipos que se utilizan de respaldo en misiones espaciales, similares a las que tienen los chinos en la Patagonia, posiblemente aumenten la capacidad de China para recabar informacin, es otro de los anlisis que plantea.

El desmentido argentino

Las autoridades espaciales argentinas (ya en el gobierno de Macri) desmintieron la existencia de anexos secretos en el acuerdo, a pesar de que el nuevo presidente haba prometido revelarlas. Eso es una gran falacia", dijo hace ya dos aos Flix Menicocci, secretario general de la Conae. Pero la campaa contra la base lunar sigui desde Estados Unidos, Londres y a travs de medios argentinos.

La mera posibilidad de un uso militar fue rechazada por la propia Conae que mostr (en 2016) a la britnica BBC una Carta de Compromiso fechada el 20 de febrero de 2014, por la cual la empresa estatal china Lanzamiento de Seguridad y Control de Satelites (CLTC)  afirma que los objetivos de la estacin espacial son "totalmente civiles y no ser operada por personal militar".

Meniccoci seal al medio britnico que se eligi ese paraje desrtico de Neuqun porque se necesitaba un lugar plano en una especie de territorio parecido a una palangana donde haya cierto relieve montaoso alrededor, que sirviera para que no hubiese interferencia.

Se trata de un predio de 200 hectreas y con una zona de exclusin de frecuencias de un radio 100 kilmetros, segn los acuerdos. Un lugar comunicado con rutas y fibra ptica pero a su vez tiene que estar aislado . Los convenios bilaterales establecen un comodato y exenciones impositivas por 50 aos para estas "instalaciones de seguimiento terrestre, comando y adquisicin de datos", cuyo costo inicial es de unos 50 millones de dlares

Menococci seal, asimismo, que l os chinos fueron uno de los ltimos jugadores internacionales en entrar al espacio. Por eso ante todo necesitan probar su tecnologa y llegar a la Luna es la primera fase. Dicen estar interesados en obtener all helio 3, un combustible que les servira para continuar su carrera hacia Marte, no con viajes tripulados sino con misiones robticas, aadi. De todas formas, la eventual revocacin del contrato requiere preavisos de cinco aos.

Juegos de guerra (meditica)

Asimismo, el NYT denuncia los  ejercicios militares conjuntos que organiz China en la regin adoptando el manual estratgico que Estados Unidos haba utilizado en todo el mundo, como misiones navales sin precedentes en la costa brasilea en 2013 y en la chilena en 2014).

La falta de atencin de los Estados Unidos en la regin fue usada como excusa por  John Feeley, quien acaba de renunciar a su cargo de embajador estadounidense en Panam despus de casi tres dcadas de carrera. Desde el final de la dcada de los ochenta en realidad nunca ha habido una estrategia exhaustiva y a largo plazo relacionada con el hemisferio, cont.

Tambin el exsecretario de Estado Rex Tillerson advirti recientemente que Latinoamrica no necesitaba nuevas potencias imperiales, y aadi que China est utilizando su poltica econmica para meter a la regin en su rbita; la pregunta es a qu precio?

La Patagonia

La estacin situada en la localidad de Bajada del Agrio, Neuqun, en el sur argentino, es controlada por el Ejrcito Popular de China, segn Infobae. La Unin Europea, coment que la estacin espacial de Mendoza est manejada por la Agencia Espacial Europea (ESA), pero esta es una organizacin civil internacional con 22 estados miembros y no intervienen mandos militares como en el caso de la china.

Estados Unidos, como algunos pases europeos, plantea que la base china podra interceptar satlites en el futuro inmediato por medio de la antena de ms de 70 metros que ya fue instalada. Segn fuente oficiales argentinas, en Ginebra, Argentina con el aval de EEUU y el Reino Unidos- plante un mecanismo de control para ese tipo de bases y la necesidad de imponer restricciones de desarme a las bases espaciales.

Rusia y China plantearon una frrea oposicin. Y en las actas se indic que "algunas delegaciones expresaron la grave preocupacin por la bsqueda y el uso de sistemas (ASAT) con capacidades". Para ello, se plante "prevenir el desarrollo y prueba de esas capacidades incluyendo a aquellos con base terrestre como una cuestin de urgencia", aade el documento.

Argentina solicit que se aadiera una referencia "relativa a la necesidad de prevenir el desarrollo de capacidades de observacin desde una base terrestre susceptibles de ser utilizadas con propsitos anti-satlites". China reaccion negativamente a esa solicitud sealando la imposibilidad de juzgar las intenciones con las que son utilizadas ciertas capacidades pensadas para usos pacficos.

Las presiones de EE.UU.

En junio pasado, el jefe de Gabinete de Macri, Marcos Pea, expres en un informe al Congreso que la CONAE apoya al Programa Chino de Exploracin Lunar (CLEP) que entr en operacin en abril de 2018, para "brindar apoyo durante el lanzamiento del satlite lunar de comunicacin remota, QueQiao -etapa preliminar antes del lanzamiento de la misin Chang-E 4, prevista para fin de este ao".

Tambin dijo que los proyectos de la estacin espacial de China en Neuqun "son comunes a realizar con la estacin DS3 de la ESA (de la Unin Europea) en Malarge, por ser ambas estaciones muy similares". Pero, en una reciente visita a Buenos Aires, el jefe del Pentgono, James Mattis, plante a preocupacin de Washington sobre la base china, ante el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad, y la cpula castrense local.

A pesar de que hay lugares de Amrica Latina que estn dando un giro hacia la derecha en trminos polticos, los dirigentes de la zona han adaptado sus polticas para satisfacer las demandas chinas. El dominio de Pekn en una gran parte de la regin, y lo que significa para la relacin con Estados Unidos, se ha vuelto cada vez ms evidente, seala el NYT, vocero del gobierno estadounidense.

Rubn Armendriz:  Periodista y politlogo, asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la )

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter