Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2018

De la resistencia al empoderamiento popular

Fernn Medrano
Rebelin


La palabra resistencia nos lleva a la palabra resistir, y esta ltima, a tolerar, aguantar o sufrir, esto de acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Espaola.

Por consiguiente, cabe hacernos la siguiente pregunta: acaso cuando hablamos de resistencia estamos hablando al mismo tiempo de tolerar, aguantar o sufrir y, por ende, de resignacin? Porque de ser as, pienso que habra que cambiar inmediatamente de narrativa, de mentalidad y de modo de actuar.

A m me parece que los pueblos de la Patria Grande y del Sur del mundo hemos resistido lo bastante los embates y el despotismo de la economa de mercado, del neoliberalismo, del Capitalismo, de las clases dominantes csmicas y locales. Y yo creo que no podemos resignarnos nica y exclusivamente a seguir resistindolos o a sufrirlos.

Los ignorados y condenados de la Tierra tenemos que pasar de la resistencia quiero decir, de seguir soportando a los gobiernos plutocrticos y llegar a ser gobierno nosotros mismos, directamente. Porque es posible expresar que en esta forma de dominacin total que han dado en llamar democracia representativa, algunos de nuestros representantes nos han representado de modo insuficiente. Dira que nosotros hemos sido deficiente e incluso mal representados, porque el sistema poltico, econmico y social que nos domina no permite que haya una representacin genuina y real del pueblo. A veces nos ha tocado elegir al candidato presidencial menos malo o de centroderecha, o sea, el menos cavernario

Asimismo, no es descabellado afirmar que, en el peor de los casos, nunca hemos sido realmente gobernados, en el sentido humanista y justiciero del verbo: dirigir el destino para conseguir el bienestar de las multitudes oprimidas y saqueadas.

Tenemos que llegar a la forma de gobierno del pueblo, gobierno ejercido con el pueblo y ejecutado por el pueblo. Es obvio que estoy hablando de la democracia sin intermediarios, de la democracia directa, diferente de la democracia representativa o democracia a control remoto, la cual es una verdadera mentira, porque no es representativa ni se le puede hacer ningn control o auditora seria, ni siquiera de forma remota.

Alguna vez le que los diseadores de modas quieren bajar la moda de las pasarelas a las calles. Anlogamente, y guardadas las proporciones y con el perdn de los puristas de todos los pelambres, yo dira que tenemos que bajar las aspiraciones de transformacin social, el deseo de justicia social, de la pasarela de los foros donde se habla, se discute y se reclama la justicia social, a las calles, a los barrios, a las ciudades, a las aldeas, redes sociales, a las iglesias, a las universidades, etc.

Hay que crear organizaciones sociales grandes, fuertes y masivas. Construir estructuras/movimientos populares con poder real, con poder decisivo, de cambio. Urge empoderar mejor dicho activar el poder infinito y creativo de las mayoras. Todos estamos obligados a crear de alguna manera (pero efectiva) una forma de gobierno/poder alterno y popular, para que cuando triunfe un candidato presidencial con un proyecto poltico, econmico y social progresista haya un pueblo organizado que lo apoye hasta las ltimas consecuencias. Porque eso de tratar de hacer milagros electorales a ltima hora el da de las elecciones presidenciales, por lo visto no funciona. Es obligatorio que haya redes verdaderamente sociales por donde fluya la energa popular que consientan elegir a los gobiernos comprometidos con el pueblo, o revocar el mandato a los gobiernos tiranos.

Todo esto (es decir, el gobierno/poder alterno y popular) se podra llevar a cabo a travs de un proceso sistemtico, pero intenso y urgente, de educacin poltica, de formacin y de concienciacin del pueblo, y de su organizacin.

Que el pueblo sepa de su infinito poder transformador, de su participacin directa en diversas organizaciones y movimientos sociales, a fin de que cuando triunfe electoralmente un candidato presidencial progresista (ojal nacido del seno del pueblo) cuente con el apoyo activo y consciente de las mayoras. La idea principal es que sean las mismas masas las que lo defiendan y corrijan las fallas que se presenten a la hora de su implementacin, y se salven a s mismas de las pailas del infierno neoliberal, el cual yo mismo lo sufro en carne propia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter