Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-10-2018

Tres generaciones despus de la Nakba, todava luchando por definir el origen

Madlaine Ahmad
972mag


Para Madlaine Ahmad, nacida y criada en Doha de padres palestinos con ciudadana jordana, la respuesta a "de dnde eres?" nunca es simple y siempre pareceequivocada.

De izquierda a derecha, la ta, la madre y la abuela de la autora en la tierra que solan cosechar en Jordania. (Foto cortesa de la autora)

Cambi mi foto del perfil de Facebook el otro da. Era una foto de una bella mujer cubierta de oro y henna. Habra sido claro para cualquiera de bilad al-sham (el Levante) que ella era de la regin del Golfo, donde las mujeres se visten de cierta manera. "Qu hermoso", coment una persona. El comentario de un amigo palestino que sigui, me sorprendi: "Las mujeres son hermosas, pero las manos de nuestras mujeres en particular son las ms hermosas". No entend a qu se refera, y se produjo una discusin: "Si se alinearan todas las mano del mundo, todava podra distinguir las de la falaha (campesina) palestina y sentira un inmenso amor por ella".

Los palestinos nos destacamos de muchas maneras: por nuestros brazos quemados despus de la cosecha, nuestra dispora, la ocupacin, nuestras viudas y hurfanos, y la muerte, tanta muerte. Por lo general, la palabra "palestino" provoca imgenes de un nio arrojando piedras a un tanque militar y la percepcin es que solo los palestinos que viven dentro de las fronteras de Sykes-Picot an sufren, que los que se liberaron de estas fronteras inventadas lograron sobrevivir y prosperar. Bueno, djame contarte mi experiencia comopalestina cuyos antepasados ​​escaparon.

Mi historia de palestina es breve. No contiene muerte ni soldados ni lanzamientos de piedras. Nunca he tenido que enfrentar al ocupante, pero tampoco he tenido la suerte de visitar algn lugar de Palestina. Durante la guerra de 1948, mi abuelo huy con su familia a Karak, en Jordania. Les dijeron que podran regresar en cuestin de semanas. Instalaron carpas, sembraron trigo y esperaron por Palestina, pero Palestina nunca lleg. En un abrir y cerrar de ojos, el sueo palestino se perdi y se convirtieron en vctimas de la historia, desarraigados, con nada ms que una llave de un hogar al que nunca regresaran.

Se mudaron a Amman, donde intentaron forjar una nueva vida con sus nueve hijos. Solo podan pagar una casa de dos habitaciones: una habitacin para los pollos que criaban y otra para dormir con una familia de 11 miembros. Mi padre me cont que a los 13 aos ayud a construir el ferrocarril que funciona hasta el da de hoy. Me dijo que estudiaba bajo las luces de la calle por la noche, porque no tenan electricidad en casa. Fue doloroso para l cuando tuvo que mudarse al Lbano para completar sus estudios. Al graduarse, regres a Jordania, donde sirvi en el ejrcito durante dos aos.

Poco despus, se present el una oportunidad soada de trabajo en el Golfo, y l se mud con mi madre a Qatar. Ah nac yo. Me criaron en Doha como una jordana; mis documentos oficiales no mencionaban mi herencia palestina. Mi padre deca que ramos de Palestina, pero quin prest atencin a las palabras de mi padre? Cada vez que me preguntaban: "De dnde eres, Madlaine?" Yo deca "de Jordania".