Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-10-2018

Empleo o trabajo digno: qu trmino utilizar?

Alexandra Torres
La Trinchera


No puedo dejar de iniciar expresando que lo que a continuacin escribo ha sido formulado en otros espacios. Pero como un amigo siempre me recuerda el poder de las redes sociales me he aventurado a escribir -mi primera contribucin- sobre este tema. Entindase que es una reflexin personal basada en el sentido comn.

Por estos das el pueblo cubano se encuentra inmerso en un proceso de consulta popular de un proyecto de constitucin -novedoso y necesario-. Mucho se ha debatido respecto a diversos artculos de dicho texto, hacindose mayor nfasis en algunos temas que en otros. Pero en esta ocasin quiero hacer alusin a uno en particular, que se erige como fundamento poltico y econmico de nuestro estado. (Artculos 1 y 31 del Proyecto).

Me estoy refiriendo a uno de los artculos ms importantes y trascendentes de la historia de la revolucin cubana. Un artculo que otrora fuera el nmero 60 de la constitucin de 1940, de la ley fundamental del 59 y que en este minuto es el 45 constitucional. Ese que reconoce y apertura la gama de derechos fundamentales reconocidos en el constitucionalismo revolucionario cubano. Me estoy refiriendo al derecho al trabajo.

Empero, la anterior redaccin de ese artculo 45 fue conservada en el proyecto, pero trasladada al artculo 31 que se incluye como uno de los fundamentos econmicos de la nacin. Y sin querer abordar con mayor profundidad tal cuestin, solo dejar al imaginario del lector, la interrogante de si el trabajo en Cuba contina siendo un deber y un motivo de honor. Sobre todo, cmo contrasta esto con la realidad social cubana actual y con el nuevo reconocimiento del derecho en cuestin.

Mas, como derecho -fundamental- incorpora el proyecto una redaccin diferente y ms coherente con la realidad jurdica y social actual. El ahora artculo 75 establece que las personas en condicin de trabajar tienen el derecho a obtener un empleo digno, en correspondencia con su eleccin, calificacin, aptitud y exigencias de la economa nacional.

Creo oportuno opinar que he celebrado desde el inicio de mis lecturas al proyecto, la inclusin del trmino digno, como apellido a la prestacin del empleo, y ms all de que la expresin usualmente utilizada sea la de decente considero que nuestros redactores han mantenido la coherencia y sistemtica con el valor fundamental de dignidad que informa desde el prembulo constitucional a todo nuestro sistema poltico y social.

Tampoco dejo de reconocer el alto valor que posee esta nueva forma de expresin -empleo digno- para la interpretacin del contenido y del ejercicio de este derecho a trabajar. Sin embargo, creo que tal cual es impreciso. Quizs se trate ms de un tecnicismo que del propio sentido comn, pero es necesario sentar algunas pautas para entender el porqu de mi anlisis.

En primer lugar, el trmino empleo es restrictivo en tanto implica -en todo caso- una relacin de trabajo subordinada. Entendido de otra forma, la traduccin de esta frase al lenguaje coloquial sera algo as como que toda persona en condicin para trabajar tiene el derecho a iniciar una relacin de trabajo con un empleador; es decir, solamente se reconoce el trabajo que se brinda a partir de la existencia de un contrato con un sujeto que emplee a ese individuo. Si bien, este el de empleo- es un trmino muy utilizado en el mbito internacional, la terminologa ideal -y la ms amplia- es precisamente la de trabajo. De hecho, este es el objetivo del milenio nmero 8 y que se refiere al trabajo decente y as lo han refrendado la declaracin universal de los derechos humanos y el pacto internacional de los derechos econmicos, sociales y culturales.

Por tanto, qu implicaciones tendra utilizar el trmino trabajo en lugar de empleo? Pues, en este sentido, implicara el reconocimiento del derecho a trabajar a todas las personas, ya fuera con la existencia de un empleador o de manera autnoma. Es decir, estaramos reconociendo a todos los trabajadores subordinados, a los trabajadores por cuenta propia, a los trabajadores autnomos, a los emprendedores, a aquellas personas que realizan trabajo sin ser reconocido como tal (por ejemplo, las amas de casa,pero que an es un resultado del ejercicio de la libertad de eleccin). En fin, sera ms coherente con la realidad socio laboral que vive la Cuba de hoy.

Y si me piden una propuesta concreta la elaborara teniendo en cuenta los instrumentos jurdicos internacionales de los que Cuba es parte, o al menos aquellos en los que ha tenido la intencin de ratificar y que tratan este particular. Eso s, no pueden faltar la referencia a que el trabajo es un derecho fundamental de toda persona, que tiene como presupuestos la libre eleccin y aceptacin, el disfrute de condiciones equitativas y satisfactorias en el acceso y desempeo del trabajo, y una remuneracin que dignifique al hombre y a la mujer.

Esto no es un reproche al uso del trmino por parte de nuestros redactores, sino que me permito contribuir al perfeccionamiento del articulado de nuestro proyecto constitucional, cuando todava corresponde.

Fuente: http://www.desdetutrinchera.com/2018/10/empleo-o-trabajo/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter