Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-10-2018

Los microplsticos llegan hasta tus intestinos, segn un estudio

Douglas Quenqua
New York Times


https://static01.nyt.com/images/2018/10/23/science/23TB-PLASTICS/23TB-PLASTICS-master1050.jpg

 

Un cientfico en Francia examin una muestra de agua del mar Mediterrneo que contena microplsticos. La mayora de los microplsticos son el resultado involuntario de plsticos de mayor tamao que se descomponen. CreditEric Gaillard/Reuters

En los prximos sesenta segundos, personas de todo el mundo comprarn un milln de botellas de plstico y dos millones de bolsas del mismo material. Para finales de ao, produciremos suficiente papel burbuja para rodear el ecuador diez veces.

Aunque tomar ms de mil aos que la mayora de esos artculos se degraden, muchos pronto se descompondrn en pequeos pedazos conocidos como microplsticos, billones de los cuales han aparecido en los ocanos, los peces, el agua del grifo e incluso en la sal de mesa.

Ahora podemos agregar a la lista un lugar ms en donde los microplsticos se depositan: los intestinos humanos.

En un estudio piloto con un tamao de muestra pequeo, investigadores buscaron microplsticos en muestras de excremento de ocho personas provenientes de Finlandia, Italia, Japn, los Pases Bajos, Polonia, Rusia, el Reino Unido y Austria. Para su sorpresa, cada muestra result positiva en la presencia de una variedad de microplsticos.

Este es el primer estudio de su tipo, as que hicimos una prueba piloto para ver si hay microplsticos que pudieran ser detectados, dijo Philipp Schwabl, un gastroenterlogo en la Universidad Mdica de Viena y principal autor del estudio. Los resultados fueron asombrosos.

No hay certeza sobre las implicaciones para la salud a travs de sus hallazgos, y esperan completar un estudio ms extenso con los mtodos que han desarrollado.

Los microplsticos definidos como pedazos de menos de 0,5 centmetros de largo, apenas del tamao de un grano de arroz se han convertido en una gran preocupacin para investigadores medioambientales durante la dcada pasada. Varios estudios han encontrado altos niveles de microplsticos en la vida marina y, el ao pasado, los microplsticos fueron detectados en el 83 por ciento de las muestras de agua del grifo alrededor del mundo (el ndice de contaminacin ms alto fue el de Estados Unidos, en donde el 94 por ciento de las muestras resultaron contaminadas).

La mayora de los microplsticos son el resultado involuntario de plsticos de mayor tamao que se descomponen, y Estados Unidos, Canad y otros pases han prohibido el uso de microesferas de plstico en los productos de belleza.

Los investigadores haban sospechado desde hace mucho tiempo que los microplsticos seran descubiertos en los intestinos humanos. Un estudio calcul que las personas que comen mariscos con frecuencia podran estar consumiendo hasta once mil pedazos de plstico al ao.

El nuevo artculo, que fue presentado el 22 de octubre en una conferencia de gastroenterologa en Viena, Austria, podra ofrecer apoyo para bilogos marinos que desde hace mucho tiempo han advertido sobre los peligros que representan los microplsticos para nuestros ocanos. Sin embargo, la publicacin indica que los microplsticos tambin estn ingresando a nuestros cuerpos por otros medios.

El hecho de que tantos polmeros diferentes fueron medidos seala un amplio rango de fuentes de contaminacin, dijo Stephanie Wright, una cientfica de salud ambiental en el Kings College de Londres que no estuvo involucrada en el estudio. Dos de los ocho participantes dijeron que ellos no comen mariscos.

Para realizar el estudio, seleccionaron a voluntarios de cada pas que llevaran diarios de alimentos durante una semana y brindaran muestras de excremento. Schwabl y sus colegas analizaron las muestras con un espectmetro.

Fueron detectados hasta nueve tipos de plsticos, con tamaos que variaron desde los 0,005 hasta los 0,5 centmetros. Los plsticos ms comnmente detectados fueron el polipropileno y el tereftalato de polietileno (PET), ambos principales componentes de las botellas y las tapas de plstico.

Aun as, Schwabl recomend precaucin antes de llegar a conclusiones sobre los orgenes del plstico.

La mayora de los participantes bebieron lquidos de botellas de plstico, pero tambin fue comn la ingesta de pescados y mariscos, dijo. Es altamente probable que la comida es contaminada con plsticos durante varias etapas del proceso de alimentos o como resultado del empaquetado.

Si los microplsticos representan un riesgo a la salud de los humanos es en gran medida desconocido, aunque se ha encontrado que causan algo de dao en peces y otros animales. Adicionalmente, los microplsticos detectados en el estudio actual son demasiado grandes para ser una amenaza grave, dijo Wright.

Sin embargo, lo que puede ser una preocupacin mayor respecto a estos microplsticos ms grandes es si estn asociados con cualquier contaminante qumico que se filtr durante el paso por los intestinos y se acumul en los tejidos, dijo.

La concentracin de contaminantes veinte partculas de microplsticos por 10 gramos de excremento era relativamente baja, agreg.

No obstante, Schwabl mencion que los resultados eran ms que suficientes para investigar a mayor profundidad.

Ahora que sabemos que hay microplsticos presentes en el excremento, y sabemos cmo detectarlo, nuestro objetivo es realizar un estudio ms grande que incluya a ms participantes, dijo l.

Fuente: https://www.nytimes.com/es/2018/10/23/microplasticos-intestino-humano/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Fnyt-es

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter