Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-10-2018

Populismo: el problema son los lderes

Juan J. Paz-y-Mio Cepeda
Rebelin


La sociologa histrica trat como populistas a varios procesos polticos sucedidos en Amrica Latina: Getulio Vargas (1930-1945; 1951-1954) en Brasil, Lzaro Crdenas (1934-1940) en Mxico, Juan Domingo Pern (1946-1955; 1973-1974) en Argentina; adems se incluy a otros partidos y caudillos como el APRA fundado por Vctor Ral Haya de la Torre (1930) en Per, y tambin a la Revolucin Nacional de Bolivia (1952). En Ecuador habra que incluir a Concentracin de Fuerzas Populares (CFP) fundado (1949) por el capitn del pueblo Carlos Guevara Moreno y a Jos Mara Velasco Ibarra, aunque en forma relativa, pues sus dos ltimos gobiernos, a partir de 1960, no encajan en los populismos clsicos. He sostenido que tambin habra que incluir a los gobiernos de la Revolucin Juliana (1925-1931).

El populismo clsico se caracteriz no solo por los liderazgos personales y la movilizacin de masas, sino porque esencialmente marc el momento decisivo de la ruptura y superacin del rgimen oligrquico, frente al cual el desarrollo del capitalismo ya era un paso de avance y progreso, que es lo que no comprendieron los marxistas tradicionales, que atacaban a los populistas como simples expresiones de la modernizacin capitalista y del fortalecimiento de las burguesas.

Pero el trmino populismo fue adquiriendo distintos significados que igualmente se referan a diversas circunstancias, como puede advertirse en el captulo que sobre el tema ofrece el libro Teora, accin social y desarrollo en Amrica Latina (1976), de Aldo Solari, Rolando Franco y Joel Jutkowitz una de las ms serias sntesis sobre la ciencia social latinoamericana hasta la dcada de los setenta.

Hoy se califica como populista a cualquier expresin poltica que utilice el discurso con apelacin a lo popular; pero el populismo actual no es ms que una simple forma de hacer la poltica mediante acciones de reclutamiento, movilizacin, clientelismo o simple discurso. El trmino ha sido vaciado del contenido cientfico originario. Solo expresa frmulas de captacin social, al servicio de cualquier tendencia, desde la izquierda hasta la derecha.

Sin embargo, una obra como la de Axel Kaiser y Gloria lvarez (El engao populista, 2016) solo concibe la ruina de los pases latinoamericanos como fruto del populismo de izquierda, que lo contraponen al proyecto de la libertad encarnado en la economa neoliberal, sin ver el desastre social que este tipo de modelo ha provocado en todos los pases donde se ha implantado y ste s en forma contraria a lo que ha ocurrido en los pases de los populismos izquierdistas, en los que el Estado ha garantizado modernizacin y servicios a los ciudadanos, contra la hegemona del capital.

Francis Fukuyama, el afamado politlogo que previ el fin de la historia en la era de la globalizacin, en su reciente libro Identity: The Demand for Dignity and the Politics of Resentment (2018), realiza un anlisis especialmente significativo para el tiempo actual. Ha sostenido que no habra escrito este libro si Donald Trump no triunfaba. Y seala que el populismo ha sido til en el pasado, aunque el problema son los lderes, pues Trump representa a los oportunistas que toman ventaja del descontento y de los miedos de muchos ciudadanos.

En pasadas entrevistas, Fukuyama subray que el auge del populismo es slo un aspecto en la evolucin de la democracia moderna. Pero no cuestiona nada seriamente; y, adems, ubic al presidente Andrew Jackson (1829-1837) como un ejemplo del peor populismo, pues durante su mandato (y mucho tiempo despus) los EEUU tuvieron administraciones deficientes y corruptas. Pero en su libro cita como populismo constructivo al de Franklin Delano Roosevelt (1933-1945) y su poltica de New Deal. Un tipo de populismo til en Ecuador sera el de la Revolucin Juliana, cuyos gobiernos ejecutaron un programa social parecido al de Roosevelt.

En la lnea argumental de Fukuyama, el ciclo de los gobiernos progresistas de Amrica Latina bien podra tenerse como el de los populistas constructivos y tiles; en cambio seran los peores, los populismos neoliberales impulsados en la regin en las dcadas finales del siglo XX. El triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil igualmente puede tenerse como el inicio del populismo nefasto para ese pas y para Amrica Latina. Y el populismo cuntico del Ecuador como otra experiencia de lo peor que le toca vivir al presente.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter