Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-10-2018

El imperialismo es acusado, no querellante

Lilliam Oviedo
Rebelin


Cuando el gobierno de Honduras seala al periodista y exdiputado Bartolo Fuentes como promotor y organizador de las marchas de migrantes, aporta un elemento para sustentar las afirmaciones del secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, y las proclamas del vicepresidente Mike Pence y del propio presidente Donald Trump, quienes dicen que la izquierda latinoamericana patrocina las caravanas (para usar el plural, razones hay) y sus rivales dentro de Estados Unidos las apoyan.

Hablando de la caravana (los medios usan el trmino en singular), Mike Pence expres en una rueda de prensa: El presidente de Honduras me dijo que fue organizada por grupos de izquierda hondureos, financiada por Venezuela y enviada al norte para desafiar nuestra soberana y nuestra frontera.

Infeliz papel el de Juan Orlando Hernndez! Ahora es sopln de los funcionarios yanquis, en tributo al apoyo que le dieron para imponerse en unas elecciones fraudulentas.

A Jimmy Morales, el presidente de Guatemala, le ha quedado tratar de negociar que no sea interrumpida la ayuda econmica a su pas y hacer pronunciamientos sobre legalidad y otras zarandajas, mientras los funcionarios del gobierno que encabeza intentan desarticular las caravanas mediante sucias maniobras.

Enrique Pea Nieto, en Mxico, realiza el mismo papel que Jimmy Morales.

A los pronunciamientos de Morales y de Pea Nieto, poco caso hay que hacerles. Hablan de seguridad nacional, de seguridad de fronteras, de legalidad y de otros temas, y ensayan medios represivos de una u otra naturaleza.

Difcil les resulta ahora el oficio de guardafronteras al servicio de Estados Unidos.

La cosecha de quien siembra inseguridad y miseria

De dnde proceden los integrantes de las caravanas de migrantes?

De la Guatemala victimizada con el golpe auspiciado por Estados Unidos contra el presidente Jacobo Arbenz en 1954 y la siembra imperialista de dictaduras militares que tuvieron a la cabeza a sanguinarias figuras como Romeo Lucas Garca y Efran Ros Montt. Este ltimo fue vestido luego de legislador y apadrin la instalacin de gobiernos corruptos y represivos como el encabezado por el reconocido delincuente Alfonso Portillo en el perodo 2000-2004. De los ms recientes regmenes, poco hay que decir.

De la Honduras que durante dcadas ha sido asiento de bases militares yanquis declaradas y encubiertas, desde donde se han articulado golpes de Estado, intervenciones y otras tropelas imperialistas.

Si Juan Orlando Hernndez menciona a la izquierda hondurea, es porque se trata del sector que se opuso al golpe ejecutado con el apoyo de Estados Unidos en junio del ao 2009 contra el presidente Manuel Zelaya y se ha opuesto a los gobiernos impuestos tras esa imperdonable ofensa.

En resumen, los migrantes proceden de la Centroamrica saqueada y pisoteada, de la zona donde siniestros personajes como John Negroponte y Otto Reich financiaron, organizaron y dieron apoyo logstico a bandas ultraderechistas para impedir el avance poltico y la defensa de la soberana, y Obama, Hillary Clinton, los Bush y hoy el equipo de Trump, patrocinan el atraso en todos los rdenes.

La mal llamada crisis migratoria les tumba el velo

No se trata una crisis migratoria, es la cosecha del hambre, la inseguridad y el desamparo. La migracin, como tal, es un fenmeno que hace inocultable el impacto de la desigualdad y la exclusin.

Otras caravanas han sido organizadas en momentos anteriores, pero por el nmero y la conjuncin de nacionalidades, la existencia de las que hoy estn en marcha no puede ocultarse haciendo uso del poder meditico de la derecha y la ultraderecha.

La confesa xenofobia de Donald Trump y su equipo, ha motivado a miles de personas a integrarse. Es una derivada inmediata, aunque con antecedentes.

El antecedente inmediato es la medida tomada contra los indocumentados que intentan llegar a Estados Unidos junto a sus hijos menores y son vctimas del mayor despojo que se puede hacer a un ser humano, que es arrebatarle a uno o a varios hijos.

Hay que citar tambin las repatriaciones en masa durante el gobierno encabezado por Barack Obama.

En lo inmediato, a funcionarios y estrategas imperialistas se les hace imposible ocultar la crisis humanitaria en una zona donde poder estadounidense ha sembrado atraso poltico y delincuencia de todo tipo.

Por eso, Salvador Snchez Cern, presidente de El Salvador (pas que vivi durante dcadas una situacin de guerra civil y entre cuyos nacionales hay un nmero apreciable de componentes en las caravanas), aunque pertenezca a un ala muy moderada de la izquierda latinoamericana, alega que la migracin es un derecho humano. Hay que apoyar esa posicin.

Fueron, acaso, Celaya, el Frente Sandinista, el Frente Farabundo Mart o el gobierno de Nicols Maduro quienes fomentaron los factores de expulsin que hoy existen en Centroamrica? No fueron los sucesivos gobiernos yanquis y sus estrategas quienes apadrinaron a los generales sanguinarios y a sus escuadrones de la muerte? La violencia tambin tiene antecedentes, y eso se hace evidente en un momento en que grandes grupos de personas se movilizan.

Esa movilizacin, los estrategas imperialistas y la ultraderecha a nivel global pretenden criminalizarla, pero los argumentos que utilizan se derrumban ante el ms elemental nivel de anlisis. Llamaremos violentos a quienes rompen vallas o andan por el mundo sin documentos y no a quienes durante dcadas han ejercido contra los pueblos las ms viles formas de saqueo y despojo?

El difcil oficio de guardafronteras

Durante muchos aos, Estados Unidos ha utilizado a los gobiernos latinoamericanos como guardafronteras. Los gobiernos centroamericanos han reprimido a los migrantes convirtiendo en delito la intencin de emigrar de sus nacionales.

Ha ocurrido en Mxico, en Centroamrica continental y tambin en Las Antillas.

No puede verse de otro modo la inversin yanqui (canalizada a travs del Comando Sur) en equipos para la persecucin de migrantes indocumentados.

Para solo citar un caso, una nota de la Embajada de Estados Unidos del ao 2016 da cuenta de una donacin de equipos a la Armada Dominicana (antes Marina de Guerra) con el simptico pretexto de perseguir el narcotrfico, pero sin ocultar que se busca perseguir a los indocumentados. La lancha interceptora denominada SHAULA LI-158, tipo Boston Whaler, fue donada por el Comando Sur de los Estados Unidos, a travs Oficina de Cooperacin para la Seguridad de su embajada. La misma se incorporar a la Flotilla de Lanchas Interceptoras de la institucin y ser usada en labores de patrullaje martimo, apoyando los esfuerzos que hace el pas en la lucha contra el crimen organizado internacional, especialmente en el combate contra del narcotrfico y los viajes ilegales, dice la nota.

Otras lanchas similares tienen la misma procedencia. Obviamente, se trata de dotar a los servidores del traspatio, de lo necesario para realizar los encargos.

Es una prctica de dcadas, y todava quienes protagonizan el sometimiento tienen el descaro de presentarse ante el mundo como acusadores.

El uso poltico al tema de la migracin, es vieja prctica de la derecha.

En ello han fundamentado gran parte de su poltica contra Cuba, desde 1959 hasta la fecha. Lo estn utilizando tambin como arma poltica contra Venezuela. Qu alegan ahora, cuando la cadena de migrantes se presenta a sus puertas y los obliga a tocar diferencias internas (Donald Trump acusa a los demcratas de aplicar polticas que impiden proteger la frontera) y a evidenciarse como represores?

Ms que el financiamiento a las caravanas y el apoyo que han recibido las mismas de los polticos progresistas, a los estrategas yanquis les preocupa el nivel la organizacin de la gente a nivel regional. Tienen miedo de que la ola siga creciendo, porque saben que la efectividad de la represin es limitada y que la toma de conciencia por parte de los pueblos es real amenaza contra sus verdugos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter