Portada :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-10-2018

El feminismo de Iria Bouzas

Javier Cortines
Rebelin


Acabo de releer el texto que escribi Iria Bouzas sobre el feminismo , la importancia de que las mujeres estn unidas y el empeo de los lderes polticos, sobre todo de la izquierda, en dirigir esa revolucin, (sin duda una de las ms importantes -o la ms importante- de los siglos XX y XXI) metiendo "sus sucias manos" (esta expresin es ma), para sacar rditos, beneficios electorales, para lo que, como todos y todas sabemos, vale todo o casi todo.

Iria Bouzas, pensadora y gallega empedernida, a la que slo conozco por sus textos profundos y claros, sugiere a la izquierda que se aparte, que no insista en ponerse al frente para dirigir el movimiento feminista, encauzarlo "dando jabn a las mujeres" (esta expresin tambin es ma), que no insista en ese liderazgo, que se ponga a un lado, ya que las mujeres saben muy bien lo que quieren, ya tienen las lideresas que necesitan, y quieren llegar a la victoria final y total por s mismas, sin la ayuda que pasa factura de zurdos que muchas veces van en los vientres de los caballos de Troya.

Yo aadira a su texto, escrito con comprensible rabia, que no slo debera apartarse, ponerse a un lado, la izquierda, sino tambin todos los hombres, porque "los varones", todos "los varones" (a los que llaman pequeos emperadores en China) somos machistas, independientemente de la mscara que nos pongamos para contemporizar con las "corrientes de pensamientos dominantes" de este principio de siglo.

Repito, todos los hombres somos machistas, lo nico que nos diferencia es el grado Claro que hay excepciones! minoras exiguas que no son machistas, pero esa es la excepcin que confirma la regla. Cuando escucho a un hombre (los ms visibles son "celebrities" con muchos seguidores) hablando de lo feminista que es, me avergenzo de la especie humana porque se que est mintiendo (consciente o inconscientemente). Que lo nico que busca es la aceptacin de la mujer para seguir trepando, cual cabra, la montaa.

El cambio de mentalidad es real, pero se produce lentamente y a paso de tortuga).

El machismo no es slo patrimonio de la derecha, ni de los diferentes credos religiosos, es tambin de las izquierdas (en todo su abanico de variantes), del centro, del cenit y nadir humano. De los que todava no se han alzado sobre dos patas y de los dioses que todo lo saben y todo controlan pues, adems de estar en posesin de la verdad absoluta, tienen un absoluto poder.

Muchos hombres incluso estn esperando que llegue su momento, cual romanos conquistados por los brbaros, "para vengarse de las mujeres, para volver a ponerlas en su sitio, para volver a recuperar sus privilegios histricos que desde hace miles de aos forman parte de la falocracia, ttem del ADN viril y su mdula sea".

En relacin al machismo, que como he dicho est incorporado (ha sido deglutido por todas las clulas del cuerpo y las invisibles del alma), cual pandemia universal, quizs en algunos pases, como p.j. Noruega, Islandia, alcance mnimos histricos y haya que inclinar la cabeza ante ellos. En los dems territorios de la Unin Europea, la Media Luna y la Atlntida ("Las Amricas") sus pobladores "recin han empezado a utilizar el lenguaje polticamente correcto" para no ser devorados "por las arpas", es decir, para que la mujer independiente y fuerte no les arroje a la cuneta y les dejen en los marginales pramos de la vida, ese "insoportable ostracismo" que algunos ya comienzan a conocer.

Iria Bouzas, si no he entendido mal, odia las disputas, las peleas entre mujeres, pues el objetivo, la meta, el ideal, es tan infinitamente hermoso como descomunal: un cambio de paradigmas sin precedentes, y de la mentalidad de la humanidad, es decir, andar con paso firme a travs de una nueva etapa histrica inaugurada y conquistada por ellas, a pesar del destronado bpedo implume y polidrico.

He escrito estas lneas para decir algo que todos y todas ya sabemos, (consciente o inconscientemente, pues los dioses y las pesadillas nos dicen lo que ocurre en sueos) porque en este Gran Teatro a veces intentamos ocultar la mscara, las millones de mscaras que mueven los hilos en este mundo de perros.

Blog del autor: http://www.nilo-homerico.es/

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter