Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-10-2018

Izquierdas, Instituciones y capitalismo

Carlos G. Osto
Rebelin


Se reconoce que estn demoliendo lo que se entiende por sociedad actual, pero los dirigentes y militantes de los partidos socialdemcratas y comunistas/revisionistas reclamantes de dirigir la izquierda, no se quieren dar por enterados. En sus dirigentes pesa ms el dogma de conservar mejorado lo que hay, o, de lo determinado cientficamente inevitable -hasta ahora evitado-. Sus polticas son conservadoras, postura hasta cierto punto entendibles por esos otros alicientes personales de estos polticos profesionales, como un salario estatal, as como la pertenencia a la elite/casta poltica, sbdita y deudora del Poder econmico; posicin esta que limita mucho en la implicacin para apoyar esa demolicin hacia una sociedad mejor para la mayora.

La realidad es que, si estos dirigentes de la izquierda poltica hablan de economa; no se separan de lo aprendido en las facultades donde se adoctrina sobre esta materia (el adoctrinamiento de cmaras de comercio y crculos empresariales es todava ms inclusivo e identificativo de clase/casta). Doctrina oficialista por lo que un Presupuesto General del Estado se deifica como la biblia en verso, e intocable, cuando solo es una distribucin asimtrica estatal de los impuestos recogidos por el Estado; distribucin hecha por personas, con ideologa e intereses.

Tanto es as que, por ejemplo, si los polticos profesionales dicen que la hucha de las pensiones est vaca y que las mismas y su cuanta peligran, alguien mnimamente preocupado por los avances sociales, no admitira menos participara- en seguir este interesado juego de palabras y hechos- que son expresin ideologa de egosmos personales, y de grupo/clase, de una minora acumuladora. Basta sealar que ese gran problema se resuelve con asignar una partida presupuestaria a las pensiones.

Los gobiernos, las instituciones y el Estado estn formados por gentes con ideologa e intereses, y estas son las personas que consiguen que con sus leyes y normas, los ricos sean ms ricos y los trabajadores y jubilados rellenen continuamente las arcas del Estado. Esto tan sencillo se dice poco, ya que esas izquierdas educadas y razonables (y participativas de la realidad capitalista), prefieren hablar de trabajo asegurado[1] e ingresos en especie (o sea; caridad) para los ms empobrecidos.

Se est en una situacin histrica en la que la izquierda poltica institucional se ha identificado con la doctrina oficial econmica, anteponiendo una buena gestin a cualquier matiz social que parezca ideolgico (realmente, cada vez importa menos que la dominacin se identifique con ser de derechas o de izquierdas), en una gran demostracin de buenos gestores dentro de las leyes protectoras de capitalismo.

Decan hace aos que, una cosa es revisar, y otra, abrazar. La socialdemocracia abraz, y est integrada cmodamente en el capital desde hace muchos aos en la prctica, y el PSOE en concreto, en cuanto a la teora, a la supuesta ideologa de izquierda, desde que repudio a Marx en Suresnes en 1974. Los PCs de Europa no renegaron del marxismo (no digamos de Marx), revisaron/abrazaron, firmaron Pactos como el de la Moncloa; y su posicionamiento reflejado en hechos, conllevaron la desmovilizacin y la desconfianza, as como desproteccin y precariedad, pero, a cambio, se integracin en la gestin de lo que existe; capitalismo.

Pero la tozuda realidad nos recuerda que, la economa del capitalismo es explotacin, especulacin, y puro engao e inters de clase y casta; la institucin poltica habla de que no hay dinero para lo social, cuando lo que se hace es utilizar el dinero para sus propios intereses. Dinero hay, aunque de casi nada vale que se repita que los costes de las ltimas corrupciones: y saqueos en Espaa rondan:

Rescatar a las autopistas privadas son 6.000 millones de (que se sepa).

Perdonar 5.124 millones al banco Santander, a CaixaBank y a Bankia en el impuesto de Sociedades gracias a los crditos fiscales.

Perdonar 4.000 millones de a las grandes empresas y fortunas por un estratgico retraso del ex ministro de hacienda Montoro.

Permitir el pago anual de 48.000 millones de por corrupcin en la contratacin pblica.

Perdonar 4.000 millones de en bonificaciones a las cotizaciones de los empresarios (hucha de pensiones) bajo la excusa de la creacin de empleo.

Perdonar 6.800 millones de en cotizaciones a la Seguridad Social (hucha de pensiones), a las empresas que contratan empleados con salarios superiores a los 40.000 euros anuales.

Mantener con 8.434 millones de la monarqua (coste directo en presupuestos)

Gasto militar en 2016 segn P.G.E. de 5.787,89 millones de , y sin embargo, el gasto militar, siguiendo los criterios contables de la OTAN, fue de un mnimo de 30.928,86 [2].

En definitiva, no hay dinero para las pensiones de jubilacin, pero s lo hay para corrupcin, rescatar capitalistas, bonificar a empresarios, recomprar armamento e intervenciones en el exterior, y mantener la monarqua.

Por casos de corrupcin descubiertos (solo lo descubierto)

Nos: 2.300.000 Palau: 25.000.000 Pnica: 7.500.000 Grtel: 120.000.000 ERES: 152.000.000 Castor: 1.350.000.000 Tarjetas Black: 15.000.000 Palma Arena: 42.000.000 Rescate: 60.600.000.000 Evasin: 80.000.000.000

Dejmonos de masturbaciones epistemolgicas y retoricas nostlgicas.

Dinero hay, como es cierto que la corrupcin y el saqueo es la cara del capitalismo. Pero esa izquierda poltica institucionalizada pasa la responsabilidad de la participacin en el status quo e inaccin poltica; la gente no quiere tica o derechos humanos internacionales sino comer y cobrar bien, por lo que, entonces, seguir con el discurso de lo malos que son los otros (recordemos que esa izquierda oficialista esta tambin implicados en casos como las tarjetas black y ERE) es simple estrategia diletante y dilatoria

Esta izquierda tambin habla de que la democracia europea est secuestrada por la Unin Europea, lo cual sera cierto si en Europa solo hubiera una democracia y un gobierno, lo cual no es as, abundando; la arquitectura de la UE fue econmica, en una Europa con grandes diferencias econmicas. El Tratado de Maastricht subordin econmicamente unos Estados a otros, pero recuperar competencias nacionales cedidas a la UE para tomar el Estado y, con ese poder, " redistribuir y trazar alianzas con otros Estados para cambiar la UE, es expresin propagandstica, ya que, no hay competencia cedida a la UE que les impida tomar el Estado ni hacer polticas de redistribucin, quedando el discurso en una escapada nacionalista, adems de engaosa.

Qu cartas sealadas les vaticina la toma del Estado a corto plazo?. Si la correlacin de fuerzas es la que es, si como dicen, solo tienen el apoyo de un diez por ciento de la masa, Qu nos estn contando?. Menos tomas del palacio de invierno, y ms lucha social, sobre todo, en la calle.

Expresiones como que hay que liberar al Estado de las garras del capital financiero, no deja de ser una entelequia[3], adems de embellecer el capital mercantil, comercial, e industrial. El Estado no est en las garras del capital financiero; el capital es el Estado. El Estado es una construccin de los poderes, del poder poltico, como representacin ejecutiva/legislativa/judicial/meditica, as como del poder econmico indudablemente, ya que no es separable, pero ese estado capitalista no es liberable porque es capitalismo, una herramienta del mismo, por lo que Estado capitalista y capitalismo tienen que ser destruidos si se quiere libertad. Recordemos a lxs olvidadizas lo que decan Marx y Engles sobre el Estado[4].

Otra cosa es que se pretenda poner en valor el concepto de patria dentro de la economa de mercado: De soberana territorial, de bsqueda de un movimiento nacional [5] popular en el que el votante les permita competir con el voto oficialista de la derecha/izquierda, y contra el populismo antiestablishment y nacionalista de las derechas racistas y xenfobas, en una suerte de representacin antierupeista/anticapitalista, pero nacional y capitalista hasta la toma del Estado.

No nos engaemos; al igual que la independencia escocesa o catalana no traer ahora una republica no capitalista, el fortalecimiento de los estados nacionales europeos tampoco. Europa ser ms dividida, nacionalista y racista, pero no mas social; al igual que suceder en cualquier Estado europeo.

Hay que dejarse de retoricas falsas de republicas arrancadas de las garras del capital, ya que hoy son gestores/representantes del mismo. Solo dejndose de masturbaciones retoricas mantenedoras del capital, podrn participar en la construccin de lo que viene. No vale decir que tener el Estado implica tener la capacidad de hacer muchas cosas, de redistribuir y trazar alianzas con otros Estados para cambiar la UE. Porque la razn y la dialctica te lleva a la pregunta Y cmo van a conseguir implantar una mentalidad, unas relaciones no capitalistas, en la gente, en el Estado patrio, y en toda Europa?

Estas izquierdas institucionalizadas se parecen demasiado a las derechas del mismo tipo, por lo que si desea una sociedad defensora de mayoras, tendrn que dejarse de seguir las polticas que marcan como posibles los poderes de la dominacin, y limitando las polticas partidistas, poner en primera lnea de accin al comportamiento tico, alejndose de la imperante tica de la tribu.

La tica tribal [6] convierte a la mayora de la gente (ricos y trabajadores, en todas sus escalas), en astuta/imbcil (Italo Svevo), en una praxis en la que lo astuto es egosmo sin escrpulos, y la imbecilidad se consigue por la cortedad de miras, ignorancia y xenofobia que le hace ms difcil la vida.

Notas:

[1] Ya no se trata de una mala lectura de la realidad del capitalismo hoy; histricamente, el capitalismo nunca ha asegurado el trabajo.

[2] https://www.rebelion.org/noticia.php?id=212734

[3] Entelequia; Cosa, persona o situacin perfecta e ideal que solo existe en la imaginacin.

[4] "Cuando sea posible hablar de libertad, el Estado como tal dejar de existir". El estado moderno no es sino un comit que administra los problemas comunes de la clase burguesa. . Manifiesto Comunista

[5] El nacionalismo permite a los individuos olvidar su contingencia, olvidar que son parte del flujo de la historia, que su vida personal es solo una entre muchas, y ciertamente no la ms grandiosa, y que su cultura, la ms intrnseca experiencia de s mismo como seres sociales, no es natural, sino inventada Gregory Jusdanis. Filosofo griego. Citado por A. Junco en Mater dolorosa.

[6] La libertad no es factible liberando, hace falta entender que la domesticacin, la sumisin y la gobernacin de la poblacin se consigue por procesos de abstraccin (sera muy difcil mantener a largo plazo un sistema utilizando nicamente la violencia fsica) en los que el lenguaje es de suma importancia al enlazar hechos con argumentos y, por tanto, a dar un enfoque intencionado, posibilitando formalizar unas costumbres, una cultura, ya que lleva y conlleva una intencin, un inters, una justificacin y una perpetuacin, siendo esta situacin antropolgica no neutra, lo que posibilita que acabe imponindose el pensamiento nico vigente como tica de la tribu actual, por lo que la erradicacin del poder actual pasar irremediablemente por la construccin de un nuevo lenguaje, cultura, por otra tica de la tribu.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter