Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-10-2018

En Brasil una victoria de la derecha equiparada a la colombiana

Carlos Meneses Reyes
Rebelin


La imagen llorosa de un ojo con los colores verde amarillo de la bandera y la pupila un circulo azul que semeja el universo, con veintisiete manchas que son los estados federados y desbordada una lagrima roja; resume el impacto causado por el resultado del triunfo electoral del ultraderechista y militarista J. Bolsonaro a la presidencia de la Repblica Federativa de Brasil.

La justa electoral de ayer, 28 de octubre de 2018, dio como resultado un 44% de votos a favor del progresista Fernando Haddad, con una diferencia de 11 millones de votos a favor del ultraconservador y ex capitn del ejrcito que viste con indumentaria militar.

Habla y ora con un pastor evanglico. Reforzar el poder de las fuerzas armadas, depositando en ellas la poltica de seguridad nacional. Propone mano dura contra los criminales, anunciando que un polica que no mate no es polica; que cada ciudadano debe armarse y cada propietario de tierras con las armas ejercern su defensa sin importar la inexistencia del mapa catastral vigente que viola el principio de fe pblica, respecto a los tenedores violentos de las tierras. Anuncia la tipificacin como terroristas de los trabajadores agrarios sin tierras, de sus organizaciones sociales e inexistencia de organizacional social en cualquier forma de terrenos privados, anticipando la judicializacin y represin a cualquier acto de protesta social.

Para cumplir sus promesas anuncia programa acelerados de privatizacin, a todos los niveles con medidas amables para el mercado neoliberal. Privatizando el sector pblico empresarial, impulsando la industria extractiva del petrleo, controlando el capital privado la produccin de la electricidad, los correos etc. Impulsar una reforma fiscal que reducir los impuestos a los privilegiados del capital, destacando que son los que exponen e invierten en el pas; pero callando ante la remitida de la invasin del capital multinacional que dar al traste en demasa con capitales locales. Repite el modelo de un impuesto nico tpico del 20% de impuesto sobre la renta de las personas fsicas, en fsico reparto de igualdad ante la desigualdad y sustitucin del sistema de pensiones por otro de capitalizacin, en beneficio de la voracidad del capital parasitario financiero. Al unsono con las medidas de Trump, aplica la reactivacin de la recesin econmica, a costa de los derechos de los trabajadores, anunciando: ! Primero Brasil! Pero esta por verse como estar su enfrentamiento con la potencia imperial ante la guerra econmica vigente.

La afectacin a la Amazona ser inminente y bajo un enunciado de postura de supuesta defensa de soberana (no indica programticamente si alimentaria), precisa o suaviza la permanencia en el Pacto de Paris sobre calentamiento global.

La suerte de la Educacin, bajo orientacin de militarizacin de la enseanza y la promesa de designar a un general como ministro de educacin. Cmo podr la ignorancia pulir el esplendor de las ciencias tiles, como aspiraba el sabio Jos Celestino Mutis; o superar la contradiccin de la espada ante la literatura, como enunciaba Cervantes Saavedra? El predomino de los colegios militares en todas las capitales creando donde faltare alguno, bajo la premisa de modificacin de los planes de estudio. No hacia un conocimiento, clsico, enciclopdico, humanista; sino bajo la formacin de un profesional gerencial al servicio de la economa de mercado. Prohibicin absoluta de las ideas progresistas en aspectos de igualdad sexual, de gnero, de raza, feminismo, de libre desarrollo de la personalidad. Asume el rechazo en las escuelas que predican la ideologa de gnero. Aplicacin fantica de concepciones religiosas en torno a esos temas, bajo el prurito de defensa a la familia y el combate a las drogas. Bolsonaro representa lo ms atrasado, conservador y reaccionario y sobre el aumento de la miseria y masacre a la clase trabajadora, impondr el espejismo del crecimiento econmico. Su eleccin consolida la tendencia de derecha en el escenario latinoamericano y claro rumbo de expansionismo militarista. Con una estrategia de dictadura meditica, afinaron un conjunto de instrumentos hacia el fin determinado del rimbombante eco que el Brasil iba a ser entregado por los progresistas del Partido de los Trabajadores al igual que a las farc. Que se atuvieran al triunfo del castrochavismo sobre la aplicacin de la dialctica del miedo y el vamos pa Venezuela, contribuyendo a un consenso de accin multilateral para intervenir en Venezuela y obtener ms rditos en la crisis de saqueo econmico aplicado en la extensa frontera brasilea.

Sobre ese escenario de polarizacin y falacias desviaron la atencin del foco de corrupcin y golpismo imperante de todos los partidos que le acolitaron; en la ms compleja comprensin de escenario poltico alguno, que coloca al electo presidente en aguda confrontacin de gobernabilidad. Pues difcil en el arte de gobernar para el presidente electo la existencia de un Congreso plagado de partidos minsculos con ideologas indefinibles. Partidos en nmero de treinta, debilitados por sinnmero de escndalos, con tendencias conservadoras y practicas de clientelismo y lobbies, bajo los intereses del agronegocio expoliador, los manejos de extraccin, el predominio de las iglesias evanglicas y los defensores y partidarios del porte de armas ().

En el Brasil de Bolsonaro se conjuga la aspiracin de las dictaduras constitucionales o dictaduras de los civiles bajo la egida y ropaje de los militares. La estrategia y desarrollo total de su campaa se mantuvo bajo la rectora de la inteligencia militar. La Revista de la Sociedad Militar: una editorial dedicada al emplazamiento de fines polticos reflej el predominio de una consigna tendiente a que En poco tiempo estaremos libres del Partido de los Trabajadores (PT), editorializando de antemano que el PT ya haba perdido las elecciones, cuyo principal lder, el expresidente Luis Ignacio Lula Da Silva estaba preso y condenado por montaje de supuestos actos de corrupcin. Con el triunfo de Bolsonaro, los estrategas militares estn convencidos que el grueso del pueblo brasilero les dio el aval y que no ven en sus declaraciones, actuaciones y programas como una amenaza para la democracia. Afirman que han logrado que la sociedad fuese la protagonista de este momento mgico por el cual estamos pasando y haber aumentado el nivel de confianza de la sociedad con los militares Con anterioridad a las elecciones del 28 de octubre, editorializaban y escriban en forma amplia: Caro comandante, amigo y lder. Reciba mi respetuoso y emocionado saludo militar. Tengo la espada al lado, la montura equipada y el caballo trabajando! Aguardo sus rdenes. Aplicaron el Lema. No ms Lula igual que No ms Farc. El analista brasilero, nacionalizado costarricense, Gilberto Lpez, en artculo publicado en Rebeli.org, escribi en cita que El general Miotto, que encabeza desde marzo el importante Comando Militar del Sur, escribi por su parte: - Comandante! estamos juntos, en la misma trinchera! Pensamos de la misma forma!!Brasil por encima de todo! !Acero!

 


 


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter