Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2005

El verdadero significado del 25 de diciembre
Feliz cumpleaos Mitras!

Gary Leupp
CounterPunch

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


El Nuevo Testamente no menciona una fecha especfica para el nacimiento de Jess. Si ocurri como nos dice el Evangelio de Lucas, mientras pastores vigilaban sus campos de noche, probablemente no habra sucedido en diciembre. Demasiado fro. Por qu, entonces, celebra la mayora de los cristianos el 25 de diciembre como cumpleaos de Jess? La respuesta ms plausible es que en la antigua Roma, cuando el cristianismo emerga como una nueva fe, su calendario era influenciado por otros sistemas promisorios de creencias asociados por adherentes a la religin tradicional romana con religiones mistricas.

Una era la adoracin de Mitras, una deidad indo-aria (el Mitra de la religin vdica, el Mitra del Avesta persa) asociada con los cielos y la luz. Su culto lleg al Imperio Romano en el siglo I A. de J.C. y durante los decenios formativos del movimiento cristiano fue un rival formidable de este ltimo, con templos desde Siria a Bretaa. Por sus asociaciones solares, tena sentido creer que haba nacido el da ms oscuro del ao, el solsticio invernal. Cae este ao el 21 de diciembre, pero los romanos celebraban la fiesta de nacimiento de Mitras el 25 de diciembre, por orden del emperador Aureliano en el ao 274 de la Era Cristiana. Textos cristianos desde 325 sealan que el cumpleaos de Jess haba llegado a ser observado el mismo da, y la Iglesia Catlica Romana reconoci en los tiempos modernos que la Navidad del da 25 de diciembre probablemente surgi de la prctica mitraica.

Mitras, dice la historia, naci de una virgen. Haba historias a un denario la docena en el mundo antiguo sobre alumbramientos de vrgenes, as que no es sorprendente esta similitud con la historia de los evangelios. Mitras tambin naci en circunstancias muy humildes, en una cueva, y al acontecer su milagroso nacimiento se encontr en la proximidad inmediata de bovinos. En su caso, no de apacibles bestias en un pesebre, sino de un toro salvaje. En la versin persa del mito, este toro haba sido la primera creacin de Ahura Mazda, otro dios, mayor, de la luz. (Ahura Mazda, en la historia de la religin persa, se conceptualiz gradualmente como algo semejante al Dios judeo-cristiano. Pero su adoracin en la tradicin zorostrica es probablemente previa a la concepcin juda de Yahweh [Jehov] como deidad universal. Es muy probable que la concepcin zorostrica haya influido en la concepcin juda de Dios.)

Mitras, al servicio de Ahura Maza, someti al toro, confinndolo a la cueva, y lo mat. La sangre del toro muerto gener la vegetacin y toda la vida. El mito seguramente tiene algo que ver con la adoracin del ganado entre los antiguos pueblos arios, lo que desde luego sobrevive hasta nuestros das en India. En Roma, el culto de Mitras incluy rituales como empapar al devoto de Mitras en sangre de toro, y que los creyentes consumieran en ceremonias secretas la carne y la sangre del legendario toro en la forma de pan y vino. Una ceremonia de comunin, si se quiere. Mitras muri y fue enterrado, pero volvi de entre los muertos. En algunos relatos, lo hace al tercer da.

El culto de Mitras fue afectado por tradiciones religiosas anteriores. Todo el que estudia las mitologas en una perspectiva histrica sabe que cualquier dios en particular puede tener numerosas conexiones en el tiempo y el espacio. Inana, la diosa sumeria de la fertilidad se convirti en la babilona Ishtar que se convirti en la griega Afrodita y la romana Venus. Inana llorando la muerte de su esposo Tammuz, que haba muerto despus de ser corneado en la ingle por un toro, lo sigue al infierno. Existen historias divergentes pero en una logra resucitar; en otra, la resurreccin de ambos es realizada por el dios de la sabidura Enki, al tercer da.

Los romanos estaban muy familiarizados con mitos sobre alumbramientos virginales, nacimientos marcados por signos celestiales, dioses nacidos en circunstancias humildes, dioses recin nacidos que apenas escapan a la muerte. El culto de Mitras, que lleg de Persia en el primer siglo antes de la era cristiana, popular entre los soldados romanos, fue aceptado con toda tranquilidad en una sociedad que tena sus devotos de Isis, que haba rescatado a su hermano-esposo Osiris del infierno; Atis, concebido inmaculadamente por Nana, fue corneado por un jabal pero resucit el 22 de marzo (ntese la proximidad con la Pascua de Resurreccin); y dioses de otras religiones mistricas. Cuando vino la adoracin de Jesucristo, que lleg a comunidades judas en todo el imperio desde Palestina romana, y que tambin atrajo a no-judos, la agregaron a esta coleccin extica de opciones devotas. Los primeros cristianos por su parte, fueron seguramente influenciados por creencias y prcticas de otros cultos.

Muchos encuentran perspectivas y verdades en mitos. Joseph Campbell dijo que los mitos constituyen pistas sobre las potencialidades espirituales de la vida humana. Sigmund Freud consider que las historias de Edipo y Electra esclarecen el desarrollo psicolgico humano. Pero consideraba que la religin es una idea delirante. Los que sufren de ella ven sus propios mitos como la historia definitiva, y resisten a todo intento de explicar esos mitos como derivado de o comparable a otros. As San Justino (que vivi entre 100 y 165 DC) en su Apologa (I.66) afirm que diablos malvados han imitado la ceremonia de la comunin cristiana en los misterios de Mitras, ordenando que se hiciera lo mismo. Porque, el pan y una copa de agua son colocados con ciertos ensalmos en los ritos msticos del que est siendo iniciado, se sabe o se puede aprender. Seal la obvia similitud entre la prctica mitraica y la cristiana, y probablemente se dio cuenta de que el rito mitraico precedi de largo al cristiano. Pero no pudo reconocer el prstamo cristiano. La prctica mitraica era diablica, mientras que la cristiana, enviada directamente por Dios y sin relacin alguna con las precedentes terrenales, era sagrada.

La eucarista es otro caso. Es mencionada en los evangelios y en la primera carta de Pablo a los Corintios, que se refiere a ella como la Cena del Seor. As que incluso si refleja un prstamo mitraico, por lo menos tiene autoridad en las escrituras. Se basa, el creyente lo sabe, en la Palabra de Dios dictada a travs del Espritu Santo a la pluma del escriba inspirado. Pero la Navidad celebrada el 25 de diciembre es una tradicin no-bblica en su totalidad, y al darse cuenta de este hecho, varios cristianos se han opuesto a travs de los siglos a su prctica. Los puritanos que controlaban el Parlamento ingls en los aos cincuenta del Siglo XVII la ilegalizaron, y ordenaron que ese da cerraran las iglesias y abrieran los negocios. En Plymouth, Massachusetts, una ley aprobada en 1659 estipul: Quienquiera sea descubierto practicando un da semejante como Navidad y similares, sea abstenindose de trabajar, festejando, o de cualquiera otra manera por el motivo mencionado, toda persona que cometa ese ultraje, pagar al pas cinco chelines de multa por cada ofensa.

El uso de rboles de rboles de Navidad para marcar la ocasin ha sido atacado a menudo. Qu tiene que ver un pino con el nacimiento de Jess? Nada, pero tiene mucho que ver con Atis, cuando en Roma se llevaba cada 22 de marzo un pino a su templo, que era decorado con flores y esculturas. Su ingreso a la prctica cristiana probablemente proviene de costumbres paganas clticas y germnicas; los druidas en Bretaa, por ejemplo, utilizaban plantas de hojas perennes en conexin con los rituales del solsticio de invierno. El dios nrdico Odin se colg del tejo llamado Yggdrasil, atravesado por su propia lanza, para adquirir sabidura. Existe la leyenda de que en el siglo VIII, San Bonifacio, que convirti a los germanos al cristianismo, encontr a paganos que adoraban a un roble consagrado al dios Tor, y cuando lo hizo cortar apareci en su lugar un abeto, lo que consider una seal divina. Pero la prctica de poner esos rboles en el hogar slo comenz en Alemania durante la Reforma en el siglo XVI, alentada, segn la leyenda, por Martn Lutero. Los hessians alemanes llevaron la costumbre a USA durante la Revolucin, pero no se hizo popular hasta el siglo XIX y hasta en 1900, slo una de cada cinco familias tena uno. En su mayora comenzaron a hacerlo durante las dos dcadas siguientes.

Ramas de acebo? Utilizadas en rituales del solsticio de invierno drudicas y germnicas. Tronco de chimenea de navidad? Ms druidismo. Medias de Navidad? Bueno, no tiene nada que ver con paganismo. Dice la leyenda que San Nicols (Santa Claus viene del Sint Niklaas holands), obispo de Esmirna (en lo que es ahora Turqua) en el siglo IV, un hombre muy bondadoso, lanz discretamente bolsas con monedas por la chimenea de la casa de un noble empobrecido. Cayeron milagrosamente dentro de medias colgadas para que se secaran por sus varias hijas que necesitaban dotes para casarse. El hecho es que todas estas costumbres son productos de historias humanas explicables.

Lo mismo sucede con las creencias que producen la fiesta. El beb nacido de un virgen, en un establo, anunciado por un heraldo angelical, visitado por magi (astrlogos zorostricos persas) que seguan una estrella, al que quera matar un rey malvado. Nada de esto hubiera impresionado al romano de a pie como especialmente original, pero la vaga familiaridad de las historias puede haberles prestado credibilidad. Parece que el movimiento cristiano, muy diverso en los primeros siglos, pudo incorporar narrativas y prcticas de otras tradiciones para obtener una ventaja comparativa al llegar el comienzo del siglo IV. En 313, el emperador Constantino legaliz y patrocin la fe. Poco despus, un aparato administrativo a escala imperial, que ya era formidable, se fusion con el poder estatal, e ilegaliz y en gran parte reprimi las herejas y los paganismos. Pero el cristianismo sigui incorporando nuevas influencias como las prcticas arriba mencionadas de Navidad. Pocos cristianos (u otros) saben actualmente de Mitras, pero en nuestros das gran parte del mundo celebra sin darse cuenta su nacimiento.

Con mi mujer y mis chicos tenemos, como se acostumbra, un hermoso rbol, que honra no slo lo que vale la pena alegricamente en la historia de Jess, sino la multitud de inocentes paganismos que fueron vctimas del cristianismo oficial. Siempre he considerado al rbol, ese intruso en el santuario interior del hogar cristiano, como la venganza silenciosa del paganismo. Por lo tanto, alzo esta copa de vino en honor del hroe del da, transformndome eucarsticamente al compartirla. Feliz cumpleaos Mitras! A medida que los das se alargan y las noches se acortan, te agradecemos, Dios del Sol, por el milagro de la fotosntesis que realizaste al presentarnos este rbol sagrado. Te agradecemos la promesa de la primavera, que confiamos llegar sin falta, mientras el paisaje muere y resucita de manera previsible ao tras ao. Y te agradecemos por brillar siglo tras siglo sobre nuestras imaginaciones delirantes.

Gary Leupp es profesor de historia en la Universidad Tufts, y profesor adjunto de religin comparativa. Es autor de Servants, Shophands and Laborers in in the Cities of Tokugawa Japan; Male Colors: The Construction of Homosexuality in Tokugawa Japan; y de Interracial Intimacy in Japan: Western Men and Japanese Women, 1543-1900. Tambin colabor en la implacable crnica de CounterPunch sobre las guerras contra Iraq, Afganistn y Yugoslavia, Imperial Crusades.

Para contactos: [email protected]
http://www.counterpunch.org/leupp12242005.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter