Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-11-2018

China le para los pies a Bolsonaro

Ral Zibechi
Barmetro Latinoamericano


Horas despus de la consagracin de Jair Bolsonaro como presidente electo de Brasil, un editorial de Global Times advierte que una actitud intransigente hacia Pekn o una alianza con Taiwn, cosechar ms problemas que ventajas para el nuevo Gobierno.

Durante la campaa electoral, Bolsonaro se empe en atacar a China y la acus de querer "comprar Brasil". Fue ms lejos al retratar a China, de acuerdo con DefesaNet, como un "predador que quiere dominar sectores cruciales de la economa" de Brasil. Agreg que los chinos no deberan ser autorizados a comprar tierras en Brasil o a controlar industrias fundamentales.

Choque geopoltico de Bolsonaro: triunfo de Trump y Netanyahu, derrota de China

Segn el informe de Reuters, una de esas empresas que preocupan al presidente electo es China Molybdenum, que adquiri una mina de niobio (usado en el acero por empresas aeroespaciales y automovilsticas) por 1.700 millones de dlares en 2016. Para Bolsonaro, ese tipo de emprendimientos debera quedar en manos brasileas, ya que el pas controla el 85% del mercado mundial.

Los militares que acompaan a Bolsonaro tienen una posicin nacionalista, como la que mantuvo el propio capitn de reserva, que desde siempre se opuso a las privatizaciones de empresas estatales. Ahora se opone a la privatizacin de Eletrobras, anunciada ya bajo el actual gobierno de Michel Temer, ya que sus compradores podran ser chinos.

En paralelo, Bolsonaro visit Taiwn en febrero pasado, siendo el primer candidato presidencial del pas en dar ese pas desde que Brasil reconoci a China en 1974. La Embajada china en Brasil emiti un comunicado calificando el viaje como "una afrenta a la soberana y la integridad territorial de China".

Las actitudes del ahora presidente electo llamaron la atencin de Pekn, al punto que hubo por lo menos dos reuniones entre diplomticos chinos y algunos de los principales asesores de Bolsonaro. Una de ellas fue con el futuro ministro de Economa, Paulo Guedes, en septiembre, para debatir la importancia del relacionamiento bilateral. China es un gran comprador de soja y mineral de hierro y es el principal mercado de las exportaciones brasileas, muy por encima de EEUU.

El nuevo presidente, que fue saludado con una subida de las bolsas por las reformas planeadas y la prometida reduccin del dficit fiscal, tiene escaso margen de negociacin, ya que el agro negocio tiene una poderosa bancada en la Cmara de Diputados, que puede llegar al 40%. Aunque la mayor parte de los agricultores lo apoya, quieren mantener buenas relaciones con China, ya que es no slo el mayor cliente sino que ha crecido su importancia ya que la guerra comercial desatada por Donald Trump est llevando a Pekn a aumentar sus compras en Brasil. "La economa es mucho ms importante que la propaganda para conseguir votos", dijo un ejecutivo a Reuters.

Das atrs, Bolsonaro enfatiz que sus aliados internacionales preferidos son Israel, Italia y EEUU. En 2017 atac a las minoras en una visita al Club Hebraica en Ro de Janeiro. Segn el diario El Pas (edicin brasilera), la visita formaba parte de "un plan exitoso para aproximarse a empresarios y polticos judos para el apoyo a su candidatura". Pero esta actitud dividi a la comunidad juda, ya que otras instituciones como la Confederacin Israelita de Brasil mostraron un apoyo incondicional a las minoras atacadas por Bolsonaro.

El candidato que se bautiz en el ro Jordn en mayo de 2016, afirm que seguir los pasos de Trump para trasladar la Embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusaln. Poco despus de ese episodio, en el segundo semestre de 2017, quienes apoyaban a Bolsonaro rompieron con las instituciones judas tradicionales creando la Asociacin Sionista Brasil-Israel, destacando sus diferencias con las izquierdas.

Otros lderes mostraron su cercana con Bolsonaro, como Matteo Salvini, ministro del Interior italiano, y el propio Trump, quien luego de una llamada de apoyo dijo que acordaron que "Brasil y Estados Unidos trabajarn cerca en temas de comercio, militares y todo lo dems".

Este clima de euforia fue rpidamente enfriado por el editorial del Global Times del 29 de octubre, titulado 'Revertir el nuevo Gobierno brasileo la poltica de China?'. Se trata de una pieza importante, calculada milimtricamente, suave y amenazante a la vez, como suele ser la diplomacia oriental.

Comienza diciendo que Bolsonaro es un "Trump tropical", recuerda las acusaciones que hizo a China durante la campaa pero, a rengln seguido, destaca que comenz a cambiar su tono hacia el final, diciendo que "vamos a hacer negocios con todos los pases y China es un socio excepcional". Agrega que es "impensable" que Bolsonaro reemplace el comercio Brasil-China por el comercio EEUU-Brasil.

En primer lugar, recuerda que Brasil tiene su mayor supervit comercial con China, de unos 20.000 millones de dlares. "La guerra comercial entre China y los Estados Unidos ha impulsado an ms las exportaciones de soja de Brasil a China", dice Global Times.

En segundo lugar recuerda que el eje de la poltica de Bolsonaro nunca fue la cuestin internacional sino los asuntos domsticos, para agregar de inmediato que "China nunca interfiere en los asuntos internos de Brasil", cuestin enteramente cierta. A partir de ah, Pekn blande la espada. "Su viaje a Taiwn durante la campaa presidencial provoc la ira de Pekn. Si se sigue haciendo caso omiso del principio bsico sobre Taiwn despus de asumir el cargo, tendr un costo aparentemente muy alto para Brasil"

En el prrafo clave destaca: "Muchos observadores tienden a creer que Bolsonaro, que nunca ha visitado China continental, no sabe lo suficiente sobre el poder oriental. Pekn debe prestar atencin a que atac a China durante la campaa y crea que una postura hostil hacia el mayor socio comercial de Brasil lo ayudara a ser elegido".

En buen romance, el Gobierno de China est diciendo que no le teme a las amenazas, pero sobre todo asegura que tiene armas mucho ms potentes para responder a una eventual ofensiva de Brasil en cualquiera de los terrenos. En efecto, si China dejara de comprar soja y mineral de hierro, la economa brasilea, que ya enfrenta una situacin grave, podra verse en un callejn sin salida.

Fuente: https://barometrolatinoamericano.blogspot.com/2018/10/china-le-para-los-pies-bolsonaro.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter