Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-11-2018

Per
Keiko en prisin y se cae el castillo de naipes del fujimorismo

Mariana lvarez Orellana
Rebelin


Keiko Fujimori, la hija del ex dictador y genocida Alberto Fujimori fue enviada a la crcel por recibir sobornos de la trasnacional brasilea Odebrecht para financiar a su partido Fuerza Popular en las elecciones presidenciales, mientras su partido, an mayoritario en el Congreso, se desmorona tras el desastre electoral sufrido en Lima.

La detencin de Keiko se produce cuando el fujimorismo atraviesa una grave crisis, con divisiones internas, renuncias a la bancada parlamentaria, la remocin de toda la dirigencia partidaria, acusaciones de corrupcin, un congresista desertor de sus filas que le cont a la fiscala lo que sabe de los manejos sucios del partido y de alta corrupcin de la magistratura.

Pero el cuadro de situacin se completa con una abrumadora derrota electoral hace menos de un mes en las elecciones en Lima, junto a un rechazo ciudadano del 80 por ciento. Mientras, su padre, el ex dictador genocida Alberto Fujimori sigue internado en una clnica para evitar regresar a prisin tras la anulacin de un indulto presidencial.

Keiko, que hace pocos das estuvo bajo arresto preliminar durante una semana, qued nuevamente detenida, pero esta vez con prisin preventiva por tres aos, por el caso de lavado del dinero negro que financi su campaa electoral a la presidencia en 2011, relacionado con el financiamiento oculto que recibi de la constructora brasilea Odebrecht.

Vestida de negro, Keiko, que estuvo cerca de llegar a la presidencia en 2011 y 2016 y esperaba lograr ese objetivo en 2021,y parece destinada ahora a terminar su carrera poltica en prisin, se vio sorprendida por una resolucin que no esperaba. La lectura de la sentencia dur cerca de ocho horas, tras lo cual qued detenida.

Pocos das antes, cuando le habl en una de las audiencias, dijo ser vctima de una persecucin poltica, algo que nuevamente la dirigencia fujimorista repiti con insistencia, pero sin sustento en la realidad.

El juez Richard Concepcin Carhuancho sorprendi a todos cuando decidi el ltimo da de octubre, despus de siete das de audiencias diarias, dictar su resolucin en el caso de Keiko sin esperar que terminen de verse los casos de todos los acusados para los que la fiscala ha pedido prisin preventiva. Ha quedado pendiente la resolucin sobre los otros diez implicados, entre ellos miembros de la cpula fujimorista.

La fiscala denunci amenazas a los testigos y seal que el fujimorismo, que controla el Congreso, viene usando su poder poltico y sus influencias judiciales para obstruir la investigacin fiscal. El fiscal Jos Domingo Prez enfatiz en las relaciones de Keiko y dirigentes fujimoristas con una mafia judicial recientemente descubierta que venda sentencias y nombramientos de magistrados.

Prez acus al fiscal Pedro Gonzalo Chvarry, que es su superior, de hostilizarlo en su trabajo para obstruir las investigaciones de la fiscala. Chvarry est acusado de pertenecer a esa mafia judicial y ha sido salvado por la mayora fujimorista de ser destituido por el Congreso. El juez consider que estas acciones de obstruccin al proceso judicial y las evidencias del delito de lavado presentadas por la fiscala ameritaban la prisin preventiva.

En Lima, hubo algunas manifestaciones callejeras a favor de la sentencia judicial, pero tambin en apoyo a Keiko.

La de Keiko es una sentencia a prisin preventiva con un plazo draconiano: Encarcelar tres aos a una persona sin pasar por un juicio no habla bien del sistema de justicia de ningn pas, seala el diario conservador El Comercio. La defensa cuestion la imparcialidad del juez y anunci que apelar esta decisin. Keiko enfrenta un juicio por lavado, que tiene una pena de entre 10 y 20 aos, y para el cual la fiscala ya ha demostrado tener evidencias slidas.

La fiscala acusa a Keiko de encabezar una organizacin criminal encargada de lavar al menos un milln de dlares aportados en efectivo y en forma oculta por la trasnacional brasilea Odebrecht para su campaa a la presidencia, a travs de rifas fantasmas, ccteles para recaudar fondos y aportantes (unos 200 por ahora) falsos.

Odebrecht entreg documentacin a la fiscala que confirman la entrega de ese dinero -que ya haba sido revelada por altos directivos de la constructora como Marcelo Odebrecht y Jorge Baratta- y que ste sali de las cuentas que la empresa usaba para pagar sobornos,. Siete testigos protegidos y ocho inculpados convertidos en colaboradores de la fiscala revelaron cmo oper la estructura de lavado que encabezaba Keiko y quines la dirigan junto a ella.

Las revelaciones de las maniobras para entorpecer el proceso judicial, precipitaron la cada de la jefa del fujimorismo y su entorno ms cercano. El congresista fujimorista Rolando Retegui, decidi hablar cuando saba que tambin le esperaba una larga prisin, y confes que por orden de la jefa del fujimorismo fue uno de los encargados de reclutar aportantes falsos para lavar los aportes ocultos.

Retegui revel, asimismo, detalles de las operaciones de lavado que comprometen seriamente a Keiko y a su cpula partidaria.

La ltima estrategia le haba fallado a la heredera del dictador. Das atrs, Keiko haba cambiado diametralmente su postura confrontativa y asumido un discurso de reconciliacin, de reencuentro y de paz, e incluso llamando a un dilogo. La realidad demostr su falta de credibilidad.

El presidente Martn Vizcarra, que haba anulado el indulto dado por el renunciado presidente Pedro pablo Kuczynski al dictador genocida Alberto Fujimori, dej en claro que fue su gobierno el que llam al dilogo siete meses atrs, y record que los voceros del fujimorismo an mayora en el Congreso- lo tildaron de traidor, malnacido, entre otras cosas. El dilogo del gobierno no ser con un partido, ser con todos, insisti.

Varios presidentes inculpados

El informe de la comisin Lava Jato (los sobornos de Oderbrecht) del Congreso peruano, que llegat a la plenaria la prxima semana, seala responsabilidades delictivas en conocidos exfuncionarios, pero olvida algunos peces gordos, seala Per21. Recomienda investigar a los expresidente Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, a exministros y viceministros, a Luis Castaeda Lossio y Susana Villarn, exalcaldes de Lima, adems de civiles responsables de varias empresas.

La comisin parlamentaria investig 11 megaproyectos que fueron adjudicados a diversas empresas brasileas y a sus consorciadas: Gasoducto Sur, Proyecto de Irrigacin Olmos (donde puso la lupa sobre Kuxzynski y Humala,), IIRSA Sur, Metro 1 de Lima, entre otros. Humala habra aceptado un soborno de tres millones de dlares, mientras que la empres WestfieldCapital de Kuczynski   recibi cuatro pagos de Odebrecht por consultoras.

Asimismo seal que en el caso Gasoducto Sur se utilizaron los recursos econmicos del Estado para favorecer ilegalmente a las empresas Odebrecht, OAS, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvao, Camargo Correa, sus consorciadas, funcionarios y particulares.

El informe indica que la ex alcaldesa de Lima, Susana Villarn, habra favorecido a las empresas brasileas OAS (de la cual recibi coima), en el proyecto Lnea Amarilla, y Odebrecht, en Vas Nuevas de Lima; mientras que Luis Castaeda Lossio, habra incurrido en trfico de influencias al suscribir los contratos de concesin del proyecto Lnea Amarilla. Se le acusa de trfico de influencias.

En la obra IIRSA Sur, la comisin parlamentaria acus a Alejandro Toledo por haber recibido tres millones de dlares en sobornos de Odebrecht a cambio de la concesin de la va. Varia constructoras peruanas, aadi, se confabularon para pagar el soborno solicitado por Toledo a cambio de la Interocenica Sur, tramos II y III. Se trata de las firmas Graa y Montero, JJ Camet e Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A.

Sin embargo, a quien la comisin se abstuvo de abrirle investigacin fue al ex presidente Alan Garca a pesar de que se reuni en 15 ocasiones con Jorge Baratta en Palacio de Gobierno.

El dictamen ha cumplido con los parmetros dispuestos por el Tribunal Constitucional en abril a propsito del caso del expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, tras revocar en duros trminos precisamente la prisin preventiva que el juez haba dictado contra ellos.

Mariana lvarez Orellana. Antroploga, docente e investigadora peruana, analista asociada al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter