Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-11-2018

La sombra de Bolsonaro

Gregorio Morn
Voz Populi

Como en Brasil, la corrupcin durante nuestra Transicin se trat como una excrecencia que vena de los tiempos del clera y que sobreviva por hbito.


Lo ocurrido en Brasil merece algo ms que una reflexin. Despus de aos con un presidente convertido en referente para la izquierda del mundo entero, con mayoras absolutsimas y un consenso que le elevaba a la categora de icono social, bast el tiempo que media entre 2002 y ahora mismo para hacer de Lula un juguete roto.

Entretanto mediaron los tribunales, una sustituta que a duras penas mantuvo el silln caliente para la vuelta del lder, otro sustituto que hubo de cambiar de partido para no ir a la crcel, pero tambin esas cosas que tanto gustan a los siervos desde el Imperio Romano: un mundial de ftbol y unos juegos olmpicos. En el horizonte de nuestra limitada informacin periodstica no apareca nada sobresaliente, hasta que el nico rival, un tal Bolsonaro, diputado cunero, reaccionario, racista, xenfobo y fantico evangelista, sali de las bancadas parlamentarias, donde llevaba treinta aos de anonimato, para convertirse en la gran alternativa. Da grima verle sacar pecho de ex paraca reciclado, defendiendo la sangrienta y denostada dictadura militar de antao. No asustaba ni a los nios, la izquierda se frotaba las manos ante el mejor enemigo que le podan haber buscado.

Gan las elecciones con el 55 % de votos en un pas que supera los 200 millones de habitantes y lo hizo con un programa -es un decir- que aterroriza; y no slo a los nios. Las masas, que es el trmino usado para el desprecio, o el pueblo, que es la expresin comn para los afines, han dado a Bolsonaro un apoyo incontestable. Tanto, que se puede medir por nuestro silencio. Masas y pueblo han renegado de la izquierda (incluso una abstencin superior al 20% resulta significativa; cuando te producen tanto miedo los enemigos como repugnancia los amigos, no cabe sino el silencio).

Qu ha pasado aqu? La corrupcin sistmica del Partido de los Trabajadores, y de los dems, sumada a la crisis econmica con su corolario de criminalidad cotidiana, echa por la borda cualquier ambicin poltica que no sea la de sobrevivir. Nosotros sabemos bastante de eso. Tena Lula un apartamento de lujo que le toc en la pedrea de la operacin Lava Jato? Yo nunca pis ese apartamento. Lo que yo le pregunto es su propiedad, no si entr o sali de l.

La hora de la verdad llega con las crisis econmicas. Es el momento en el que las direcciones de los partidos empiezan a crear cortafuegos para que no los incineren. Convergencia de Catalua, con un plantel numeroso de personal adscrito y dependiente, fueron los primeros que se lanzaron a abrir zanjas, pero quiz porque eran muchos y lo suyo era la ingeniera financiera y no la construccin, el canal que abrieron fue tan grande que les sumi dentro del pozo. Acurdense de Artur Mas, de Prenafeta, de Millet, de la innmera familia Pujolcon el mantra como nos roban, queremos separarnos. Luego llegaron los pontoneros y el peonaje, siempre a lo que manden los jefes, y crearon el discurso.

El debate entre quin rob ms si CiU, el PP o el PSOE tiene algo de aquella querella teolgica de pasados siglos en la que los ilustres participantes discutan si los perros y dems animales de compaa tenan alma. De tener alma no podran desaparecer del todo. Entonces se les meti de rondn en el limbo, ese desierto de los trtaros que la iglesia contempornea ha hecho desaparecer. Adnde habrn ido a parar tantas almas de perritos y gatitos? A los Parlamentos?

La corrupcin durante nuestra Transicin se trat como una excrecencia que vena de los tiempos del clera, y que sobreviva, como quien dice, por hbito. Era comisionista el Rey Juan Carlos, el asesor financiero del monarca Prado y Coln de Carvajal, ms conocido por El Manco -que se lo pregunten al actual director de La Vanguardia, Marius Carol y seora, entonces delegado en la Casa Real-, tambin la familia del Monarca mucho antes de aparecer Urdangarin, y los partidos polticos, desde el PSOE de Felipe Gonzlez y el SPD alemn, el PC de Santiago Carrillo, Ceacescu y el abuelo Kim Il Sung; la Alianza Popular de Fraga y el bvaro Strauss. La UCD de Surez lo sustraa directamente del erario.

Se acuerda alguien hoy de FILESA? El tiempo lo borra todo. La Justicia contempla esa figura sorprendente: lo prescrito. En Espaa vivimos el flagelo de la corrupcin en los grandes y viejos partidos. El PP se lleva la palma, pero no le va a la zaga el PSOE. La diferencia ms notable es la informacin que suministran y el eco meditico. (Acabo de leer una pgina entera en El Pas dedicada al corrupto ex alcalde de Sabadell, Bustos, y no consta ni siquiera que militara en el socialismo cataln). El secretario general del SOMA-UGT hasta anteayer, Fernndez Villa, se hizo con una fortuna de tres millones de euros, digo bien, tres millones de euros! (ms que el apartamento de Lula, con toda seguridad), una cantidad notable para un banquero y sorprendente para un sindicalista. La deposit en una cuenta suiza de la que no recuerda nada porque sus mdicos le han diagnosticado alzheimer superlativo.

Como s que la memoria es floja y que a nadie fuera de Asturias le suena el nombre de Jos ngel Fernndez Villa, les recuerdo que apareca en las primeras pginas de todos los peridicos con pauelito rojo al cuello en la Fiesta de los Mineros. All, en la Campa de Rodiezmo, entre Len y Asturias, se asaba cordero a la estaca y se escuchaba jalear a las mesnadas mineras con sus parientas y nietos, ao tras ao, al compaero Alfonso Guerra, antes, durante y despus de ser vicepresidente. Lo de menos en estas horas bajas de la verdad es que hubiera sido un confidente de la polica franquista y que hasta el ltimo momento sacara dinero de aquel genio napolenico de la estrategia, que lleg a presidente con el apellido de Zapatero. Gracias a l, otro habitual del cordero a la estaca de Rodiezmo, consigui fondos para una residencia de ancianos. Desaparecieron los fondos. Los ancianos no.

Esa sombra de Bolsonaro se ir difuminando cuando aparezca al natural. No falla. El ms corrupto de los corruptos, el ms violento de los violentos, el ms racista de los racistas. Pero eso no consuela a nadie ms que a los creyentes. Quin facilita el aliento de los bolsonaros?

Fuente: http://www.vozpopuli.com/opinion/sombra-bolsonaro-corrupcion-brasil-cataluna_0_1187282341.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter