Portada :: Brasil :: Elecciones en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-11-2018

Tiempos sombros y avanzada electoral del fascismo

Daniel Arajo Valena
La Correo (Bolivia)


La eleccin en cifras

La eleccin presidencial brasilea termin con la victoria del derechista Jair Bolsonaro, con 57.5 ​​millones de votos, mientras que el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, alcanz los 46.5 millones. De pronto, la victoria aparenta ser un cheque en blanco al exmilitar, admirador de la tortura y de las dictaduras latinoamericanas, pero no es as. En primer lugar, Haddad sali victorioso en 2.810 ciudades, mayoritariamente en el nordeste (regin ms pobre y que vivenci, por primera vez, una serie de polticas pblicas en el Gobierno de Lula), mientras Bolsonaro se impuso en 2.760; principalmente en las regiones sudeste, centro-oeste y sur. Bolsonaro venci en el 97% de las ciudades ms ricas y Haddad en el 98% de las ciudades ms pobres. Por otro lado, sumando los votos nulos, blancos y las abstenciones, 42.1 millones de electores optaron por no elegir ningn candidato, lo que representa alrededor de un tercio del electorado.

En los gobiernos estatales, el PT gan cuatro Estados y administraba cinco; por su parte, el Movimiento Democrtico Brasileo (MBD) antiguo Partido Movimiento Democrtico Brasileo (PMBD), colectividad del golpista Michel Temer redujo de siete a tres sus gobiernos estatales; el Partido de la Social Democracia Brasilea (PSDB) pas de cinco a tres gobiernos. El Partido Social Liberal (PSL) de Bolsonaro salt de cero a tres gobiernos. En efecto, en trminos de poblacin gobernada, el PSDB tendr el mayor nmero (en funcin de So Paulo) de gobernadores estatales, seguido por el PT.

En cuanto a la Cmara, el PT tendr la mayor bancada con 56 diputados (actualmente tiene 61), y el PSL 52 (ante los 8 actuales). El PSDB pas de 49 a 29 diputados y el MDB de 51 a 34. En el Senado, tambin ocurri el fenmeno de la pulverizacin, y su composicin salt de 15 a 21 partidos. El PT tuvo el mayor revs: de 13 a seis; el MDB tena 19 y ahora tendr 12 y el PSDB tena 11 y ahora tendr ocho. El PSL no tena ningn senador y ahora conquist cuatro escaos.

Porqu se produjeron estos resultados

Tales cifras revelan el efecto de la criminalizacin de la poltica emprendida por los grandes medios de comunicacin y sistema judicial, para atender el avance del capital sobre el trabajo, materializado en los ltimos aos. Para promover esta arremetida fue fundamental derribar a Dilma Rousseff y apresar a Luiz Incio Lula da Silva, retirndolo de la disputa electoral. Pues ocurre que, al hacerlo, para minimizar la creencia popular de selectividad y persecucin poltica al PT y Lula, salpicaron a los partidos tradicionalmente representantes de las burguesas nacionales e internacionales. As, tambin fueron prcticamente barridos en un acto de pulverizacin, capitaneada por el partido de Bolsonaro, una mezcla de conservadurismo y militarismo.

El desempeo del candidato fascista se consolid a partir de la prohibicin de la candidatura de Lula. Por un lado, la derecha no lo atacaba al creer que era el PT el adversario principal; por otro, el PT tampoco actu para destruir su imagen, enfocndose en la promocin de Haddad y su vnculo con Lula. Sucede que la consigna de los movimientos sociales: "Eleccin sin Lula es fraude", tambin era un sentimiento popular y se revel en el 1/3 de los votantes que no escogieron ninguno de los dos candidatos. Adems, al criminalizar la poltica, la propia derecha extingui su campo poltico, provocando el desplazamiento de sus electores a la extrema derecha. El PSDB, entonces, no pas de un dgito, en una vejatoria derrota. Asimismo, Bolsonaro hered esos votos, se posicion como candidato de la apoltica o anti-sistmico, recaudando a los electores de fundamentalismo religioso y perspectiva moral conservadora. De esta forma, entre sus filas estaban desde la turba fascista y militar su ncleo duro a las personas que pensaban: "si nada sirve, que se solucionen las cosas ya o que explote todo de una vez".

Bolsonaro supo lidiar con el sentimiento popular de inseguridad y un debate que se cristaliz en la sociedad brasilea de avance del punitivismo penal, aunque con propuestas frgiles como "un hogar, un arma".

Por ltimo, otros dos elementos fueron fundamentales para su victoria en la recta final: primero, el episodio del controvertido atentado contra su vida hasta ahora todava circulan versiones alegando que l, en verdad, estara con cncer y habra sido un gran armazn. Siendo o no teora de la conspiracin, el hecho es que, con tal evento, l no particip de ningn debate en la segunda vuelta y as evit ser expuesto y contrariado frente al electorado.

Segundo, conectado a aquel elemento, est el desplazamiento de su campaa de las calles y medios tradicionales de campaa hacia las redes sociales, especialmente el WhatsApp. En este caso, adems de una comunicacin unidireccional y sin cuestionamientos, el candidato cre una red criminal gigantesca de fakenews, esquema denunciado en las vsperas de la segunda vuelta, en el que millones de brasileos recibieron vdeos y noticias falsas, a partir del acceso criminal a sus datos por empresas que apoyaron su candidatura. Si el sistema de justicia funcionara con normalidad, necesariamente su candidatura debi haber sido retirada. El proceso se sigue tramitando en el Tribunal Superior Electoral.

Qu hacer frente al Brasil de Bolsonaro

Ante estos resultados, la extrema derecha buscar hacer que Lula cumpla su condena ntegra en la crcel, desarticular organizaciones sociales y movimientos sociales de izquierda, sofocar los espacios universitarios y culturales donde persiste una resistencia progresista, aparte de impulsar un proceso de fascistizacin de la sociedad y aniquilamiento fsico de liderazgos.

En el campo democrtico-popular cabr colocar en el orden del da la campaa nacional e internacional de liberacin y juicio justo del presidente Lula, redoblar la defensa de sus organizaciones y entidades, recrear los lazos perdidos con las mayoras trabajadoras, a partir de la defensa de la democracia concomitante a la defensa de los derechos sociales y laborales de las clases trabajadoras, y crear medios de comunicacin tradicionales y en las redes.

Defender abstractamente la democracia, en este momento, slo nos colocar en pie de igualdad a la derecha derrotada. Impedir la reforma de la previsin, denunciar todos los ataques a los derechos laborales y polticas pblicas son parte necesaria para que la izquierda vuelva a ser referencia en el seno popular.

Los tiempos son sombros, pero el mismo movimiento objetivo de las clases trabajadoras, derivado de la mejora de las condiciones de reproduccin social, tiende ahora a desplazarse en el sentido inverso, con la depreciacin objetiva de tales condiciones. Compete a la izquierda realizar una defensa estratgica, sobrevivir y actuar sobre las contradicciones que han de surgir en el Gobierno de extrema derecha y ultraliberal de Jair Bolsonaro.

Fuente:https://www.lacorreo.com/2018/11/06/brasil-porque-triunfo-bolsonaro/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter