Portada :: Brasil :: Elecciones en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2018

Bolsonaro y la amenaza del fascismo

Csar Zelada
Rebelin


Jair Messias Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), acaba de ganar las elecciones presidenciales en Brasil con el 55% (con una ventaja de 11 millones de votos), contra el 44%, de su contrincante del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad (bajando 16% de votos del 61% que alcanz Lula en el 2006). La victoria del nuevo presidente de ultraderecha, que expresa la crisis de los partidos tradicionales (PSDB, MDB, etc.) y el cierre de un ciclo de progresismo en la regin (con Venezuela y Nicaragua a la deriva y un Mxico como isla), ha conmovido al mundo (por su discurso homofbico, autoritario, racista y misgino), generando una polmica sobre su carcter fascista, su futuro gobierno y su influencia en Latinoamrica.

Brasil se encuentra en una profunda crisis econmica

Y es que el triunfo de Bolsonaro no se da como un rayo repentino que cae del cielo. Es producto, por un lado, de la crisis econmica capitalista (que produjo el cierre de fbricas y el desempleo de 11 millones de brasileos aproximadamente y con una deuda de 1 billn de dlares, el 100% del PBI), y por otro, de la crisis poltica del PT (por su aggiornamiento al Estado burgus aplicando los planes de ajuste neoliberal del FMI que produjo una gigantesca protesta en el 2013 contra la Copa Mundial, as como del affaire Lavajato).

Bolsonaro gana gracias a la descomposicin del PT

La ltima tendencia que vale la pena identificar es el malestar antipoltico y la crisis de representacin que produjo la combinacin de recesin econmica, estancamiento social y escndalos de corrupcin. Aunque el Lava Jato involucra a casi toda la clase poltica, sin distinguir ideologa ni partido, para muchos brasileos es responsabilidad sobre todo del PT, redact Jos Natanson (Brasil: la nueva potencia de la derecha mutante, Nueva Sociedad, 10/18).

Por su lado, el analista Jorge Altamira, escribi, El perodo de reaccin poltica que pretende imponer Bolsonaro y la camarilla de militares pasivos y activos que lo ha promovido, no se funda en una derrota explcita de la clase obrera en lucha contra las patronales y el capital sino en la bancarrota poltica y moral de su direccin. De otro modo no se explica que en las ciudades del ABC paulista, el centro de la industria automotriz y metalrgica de la periferia de Sao Paulo, y cuna simblica del PT, Bolsonaro se haya podido acercar al 70% de los votos en el reciente balotaje (Prensa obrera, 29/10/18).

Es as como se comprende el 55% de votos que le dio la victoria a Bolsonaro, quien como senador durante ms de 20 aos tuvo un rol intrascendente en el Parlamento.

Otras claves de la victoria de Bolsonaro: comunicacin poltica (fake news), discurso populista, los militares y el atentado contra su vida

Pero el desprestigio del PT no fue suficiente para ganar holgadamente las elecciones. Hubo otros factores que intervinieron.

En Brasil, seis de cada diez electores utilizan Whatsapp. Es el segundo pas en utilizar la red Whatsapp (despus de Filipinas). En un pas de 147 millones de brasileos, 120 millones fueron influenciados por el aparato de guerra de guerrillas de Whatsapp de Bolsonaro. Adems, es el pas ms proclive a creer fakenews. Y segn DataFolha, 66% de los votantes brasileos comparten noticias polticas por la red. una investigacin del diario El Pas, los mensajes pro Bolsonaro eran ms de mil al da (https://elpais.com/especiales/2018/elecciones-brasil/conversaciones-whatsapp/).

El flamante presidente, un oscuro diputado federal que hasta hace poco tiempo se contentaba con representar los intereses de los militares, interpret un conjunto de tendencias que lo preexistan, las explot con habilidad y las convirti en un programa, un conjunto de smbolos (como su eslogan Brasil por encima de todo/Dios por encima de todos) y una candidatura. Quisiera subrayar este punto: Bolsonaro es consecuencia ms que causa de los dramas de Brasil.

Luego, contina Natanson, las encuestas confirman que los varones blancos fueron el principal grupo de apoyo al candidato de ultraderecha, que dedic parte de su campaa a criticar la ideologa de gnero y no ahorr ataques contra los gays y las mujeres. Esta plataforma fue clave para la alianza con las iglesias evanglicas, que apoyaron de manera abierta a Bolsonaro y contribuyeron a fortalecer el carcter policlasista de su votoSucede que durante sus dos dcadas en el poder la dictadura brasilea despleg una represin feroz, que incluy asesinatos y torturas, pero que no alcanz los niveles de Argentina, Chile y Uruguay. Toler adems una oposicin poltica controlada y mantuvo al Congreso en funcionamiento, lo que ms tarde permiti una transicin a la democracia gradual y pactada. Pero fue sobre todo el hecho de que el golpe se haya producido una dcada antes (en 1964) que en otros pases del Cono Sur lo que les permiti a los militares brasileos adelantarse a la crisis del petrleo con una gestin econmica desarrollista que durante algunos aos logr el famoso milagro (Brasil: la nueva potencia de la derecha mutante, Nueva Sociedad, 10/18).

Para el destacado periodista Pablo Stefanoni, Los resultados de ayer expanden el ya existente bloque parlamentario BBB -buey, biblia, bala, en referencia a terratenientes, pastores evanglicos y ex-integrantes de fuerzas de seguridad- hacia dimensiones hasta hoy desconocidas, (Antiprogresismo, Nueva Sociedad, 10/18).

A esta cuestin habra que agregar el atentado contra su vida que logr victimizarlo frente a las multitudes emocionadas que posisionaron a Bolsonaro como el gigante en el corazn de estos.

Estos factores le han permitido a Bolsonaro, tejer una serie de alianzas con los ruralistas, evanglicos y militares que son alrededor del 70% del Congreso repartidos en diversos partidos polticos pudiendo formar una especie de bancada transversal, un embrin de partido de corte fascista.

Un Donald Trump brasileo?

Todava no est claro si Bolsonaro acabar como Trump porque ste ltimo sigue en proceso de desarrollo. Pero si podemos decir que hay algunas diferencias cualitativas. Mientras que Trump es presidente de la primera potencia mundial, Bolsonaro lo es de un pas dependiente de China (compra el hierro y soja) y la economa mundial.

Para el estratega yanqui, Steve Bannon (que se rumorea tambin orient a Bolsonaro), Trump, representa nacionalismo econmico, seguridad nacional y desmantelamiento del Estado burocrtico (es decir conservadurismo social mezclado con proteccionismo comercial). Mientras que Bolsonaro, implica un neoliberalismo ms clsico con la apertura de la economa brasilea (privatizacin de Petrobras, Embraer, cierre del dficit fiscal, etc.), servicios de seguridad subordinados al de EE.UU. y el mantenimiento del Estado burocrtico.

Por otro lado, a diferencia de Trump que nunca ocup cargo poltico, Bolsonaro, es parte desde hace 25 aos del sistema poltico siendo diputado por varios vientres de alquiler. Y en toda su vida se caracteriz por buscar la exencin del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) as como el derecho a armarse de los latifundistas para enfrentar las invasiones del Movimiento Sin Tierra, oponerse a leyes a favor de la comunidad LGTV, la pena de muerte para los asesinatos premeditados, las cuotas raciales, a favor de la tortura en casos de trfico de drogas y secuestro, estuvo en contra de las diez medidas anticorrupcin por el caso Lavajato, entre otros.

En su haber tambin tiene multas de 50.000 reales por haber declarado que Los negros no sirven ni como reproductores" y de 10.000 reales a la diputada del PT, Mara do Rosario, por decirle que, no mereca ser violada porque es muy fea.

Ele ao, fascismo, el futuro gobierno y los movimientos sociales

Entonces, son estas posiciones polticas, las que generaron una reaccin en el movimiento de mujeres que por decenas de miles tomaron las calles en protesta gritando Ele ao (El No). Sin embargo, si bien es cierto que el movimiento fue histrico y logr reducir la diferencia de votos en el ballotage, no logr evitar la victoria de Bolsonaro.

Estas declaraciones han abierto un debate sobre el carcter fascista de Bolsonaro. El nuevo presidente ha sido reclutado en el bajo fondo fascista, pero esto no alcanza para que su victoria establezca un rgimen poltico fascista. Para esto hay que reunir todava condiciones apropiadas. El crecimiento electoral le da la oportunidad de formar una bancada fuerte en el Congreso y de obtener adhesiones de los terratenientes, evanglicos y militares que han entrado por medio de otros partidos. Desarrollar una fuerza organizada propia es condicin para el fascismo. Ha ganado una base electoral masiva, pero de ningn modo disponible para ser movilizada contra la clase obrera o para imponer un ajuste mediante aprietes extra-parlamentarios. La posibilidad de un ascenso fascista es todava un asunto del futuro que ser determinada por la crisis econmica y la lucha de clases entre el capital y el estado, de un lado, y los trabajadores del otro. Obligado por las condiciones polticas objetivas a establecer un rgimen de arbitraje con caractersticas autoritarias. Bolsonaro debera conquistar una autonoma respecto a sus mandantes, el ejrcito y el capital financiero, escribi el analista Jorge Altamira (La victoria de Bolsonaro abre otra etapa en la crisis brasilea, prensa obrera, 29/10/18). Y es que histricamente, el fascismo se posiciona como fuerza organizada despus de una gran derrota de la clase obrera.

Por su lado, el futuro Ministro de Economa, Paulo Guedes, declar, El plan econmico tendr varios bloques. Pero en lo inmediato, los objetivos son el ataque al dficit fiscal y la apertura de la economaNo es prioridad la Argentina. El Mercosur tampoco es prioridad (https://www.montevideo.com.uy/Noticias/El-futuro-ministro-de-Economia-de-Brasil-Paulo-Guedes-dijo-que-el-Mercosur-no-es-prioridad-uc699893), dejando claro que va a priorizar su relacin con EE.UU., Israel, Italia y el FMI. Y si no habla de China (Bolsonaro acus durante la campaa a China de querer comprar Brasil y de ser un predador, visitando incluso Taiwn), es porque el mayor supervit comercial de unos $20.000 millones es con el gigante asitico. As que la guerra comercial entre China y los Estados Unidos ha impulsado an ms las exportaciones de soja de Brasil a China, segn el Global Times (https://mundo.sputniknews.com/firmas/201810301083073987-global-times-advierte-bolsonaro-taiwan/).

Y es que como dice Nathanson, En Brasil, no hay 17 de octubres ni diciembres de 2001 como en Argentina o guerras del gas como en Bolivia, y sin embargo el clima est: la ltima encuesta de Latinobarmetro demuestra que el nivel de satisfaccin con la democracia es el ms bajo de la regin En este marco, Bolsonaro llev adelante una campaa desprovista de propuestas concretas de gestin, apenas basada en la frmula que combina un recientemente adquirido ultraneoliberalismo econmico con su clsico autoritarismo socialAs, con enormes y obvias diferencias, Bolsonaro ingresa a la familia de lderes que, como Donald Trump, Rodrigo Duterte o Viktor Orbn, descubrieron que los barbarismos que les salen del alma no son motivo de vergenza sino un extraordinario recurso de construccin poltica en sociedades golpeadas y desorientadas, (Brasil: la nueva potencia de la derecha mutante, Nueva Sociedad, 10/18).

No obstante, una encuesta de DataPoder del 18 de octubre manifest que solo el 37% de los electores del actual presidente piensa que el gobierno debe vender todo o parte de las empresas estatales as como en otra encuesta el 86% estaba en desacuerdo con la reforma de las pensiones.

As las cosas, el ascenso de Bolsonaro al poder, si bien es verdad, va a reforzar las corrientes ultraderechistas neoliberales en la regin (o de militares izquierdosos etnocaceristas como Antauro en Per), afianzando el cerco a Venezuela y Cuba, no va a producir ms orden y estabilidad, sino todo lo contrario. Ms volatilidad, polarizacin, rebeliones populares, incluso conatos de guerra civil.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter