Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2018

Es el trabajo en Cuba un derecho, un deber o un motivo de honor?

Alexandra Torres
La trinchera


El trabajo es una de las fuentes de riquezas para el desarrollo de cualquier sociedad. Los cubanos han entendido esta particularidad desde los inicios del siglo XX.

As, la carta constitucional cubana ms avanzada de los aos 40 del siglo pasado, fue la que engalan la actividad al reconocerla como un derecho social. Para lograr tal resultado muchos fueron los debates en la constituyente, donde una figura tan conocida como Blas Roca, defenda dicha posicin y negaban la posibilidad de que fuera considerado un deber, supeditando el derecho a trabajar a la obligacin del Estado de proporcionarlo a cada cubano que careciera de l y que lo necesitara para mantener las condiciones de una existencia digna. Dicho de otro modo, si Ud. posea condiciones suficientes para una vida decorosa, no tena por qu trabajar.

Con el triunfo revolucionario fue necesario resaltar al trabajo como un deber pues la mano de obra especializada escaseaba en tanto muchos profesionales decidieron abandonar el pas por un motivo u otro. Y por supuesto, entenderlo como un honor significaba, adems, ser til bajo esta situacin, desde el mbito que a cada cual correspondiera, y aportar a la construccin de la patria socialista. Sobre todo, porque por primera vez, los trabajadores eran partcipes del proceso y se sentan motivados con ello.

Ante tal circunstancia, el no trabajar -es decir, el no estar vinculado a una entidad estatal- era considerado ociosidad y en el ao 1971 fue promulgada la denominada Ley contra la vagancia donde se consideraba como conducta peligrosa al lumpen proletario. Invito a que se haga memoria por aquellos con ms juventud acumulada y recordarn los efectos devastadores que tuvo tal decisin en la sociedad cubana.

Para el ao 1976 vio la luz la primera constitucin socialista de la revolucin cubana donde el trabajo tiene una triple naturaleza: derecho, deber y motivo de honor. Mas, tal y como expres en mi primera contribucin (Empleo o trabajo digno: qu trmino utilizar?), debemos plantearnos la interrogante de si el trabajo en Cuba contina siendo un deber y un motivo de honor. Sobre todo, cmo contrasta esto con la realidad social cubana actual y con el nuevo reconocimiento del derecho al trabajo.

Es fcil notar que tal contexto socio laboral ya no se ajusta a las realidades que dieron lugar a estos postulados. De hecho, las relaciones de trabajo se han diversificado y el sector privado gana cada vez mayor espacio. Y aunque merece un examen aparte, solo dejar un criterio al anlisis del lector: las dismiles diferencias en el rgimen jurdico laboral de los sectores privado y pblico que desprotegen a los trabajadores.

Luego, la cultura de trabajar, de sentir orgullo y honor de realizar una labor que se desempee ya no se percibe en nuestras calles por diversos factores. Entre ellos lo debilitado que se encuentra el principio de a cada cual, segn su capacidad, a cada cual, segn su trabajo; los salarios insuficientes y el hecho de que el trabajo no sea la nica fuente de riquezas.

Y es que a casi dos meses de iniciado el proceso de consultas populares del proyecto de constitucin, este ha sido un tema recurrente. Lo que no puede perderse de vista es que el trabajo, ante todo, es un derecho. Como tal implica la posibilidad de que los individuos decidan ejercerlo o no. Por tanto, sera contradictorio su declaracin taxativa como deber y como motivo de honor. Reconocerlo de esta forma en una carta constitucional lo convierte en un deber jurdico con las consecuencias que ello tiene.

Por supuesto, de alguna manera, para fortalecer el hecho de que la repblica se funda en el trabajo el que decida realizarlo pues estar a su vez consciente de lo que ello implica, pero sin que exista discriminacin alguna con aquellos que deciden no ejercerlo, porque cada quien puede ser til de dismiles formas, no solo realizando su derecho a trabajar (las amas de casa, las personas jubiladas, [email protected] [email protected] judicialmente, [email protected] [email protected] permanentes, los ni@s y adolescentes, solo por citar ejemplos).

En fin, pues no se puede confundir a la Constitucin con un documento poltico o literario. Recrear nuevamente tal triple concepcin como derecho, deber y honor, resulta incongruente, cuando ya el artculo 1 dispone que la repblica se funda en el trabajo, que por dems es un derecho (artculo 75). En ningn momento de la historia republicana se refrend la idea de deber o de motivo de honor. Tal fue una construccin sovitica replicada por nuestro pas. Y hay que pensar en el futuro: lo que hoy pueda tener la mejor de las intenciones, maana puede convertirse en un arma contra el pueblo; ese por el que alguna vez se hizo esta revolucin.

Fuente: http://www.desdetutrinchera.com/2018/11/trabajo-derecho-deber-o-motivo-de-honor/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter