Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Las venas abiertas de Nicaragua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2018

El fierro poltico de los sandinistas

Ricardo Coronel Kautz
Rebelin


Durante la poca de la creacin y formacin del FSLN, luego en el perodo de su organizacin en la clandestinidad, lucha armada en la montaa, preinsurreccional e insurreccional y ms tarde apoyando o participando en el gobierno revolucionario de la dcada de los ochenta, todos los sandinistas adquirimos un fierro poltico, un sello. Ese fierro poltico acarrea consigo, desde la perspectiva de los no sandinistas y aun de muchos sandinistas y de la propia izquierda latinoamericana, una gran cantidad de calificativos, estigmas y percepciones, que pueden ser, falsas o verdaderas, imaginadas o reales, subjetivas u objetivas. En otras palabras una visin imprecisa y por lo tanto distorsionada de lo que es ser sandinista y su actuar poltico desde el poder.

Esa compleja y borrosa percepcin parte, no slo de una aun deficiente claridad de nuestra propia definicin de sandinistas, sino tambin de una masiva y permanente difusin manipulada de lo que es ser sandinista llevada a cabo por los medios de comunicacin nacionales y extranjeros. Esta distorsin no est construida, a propsito, sobre la base de una identidad real, sino sobre el uso de adjetivos cargados, peyorativos, deshonrosos o de condena; sobre el nfasis de errores, inventados o verdaderos, sobre la demonizacin de su contenido ideolgico; sobre el desprestigio y descalificacin de las acciones de algunos individuos sandinistas y sobre todo en la repeticin permanente de sealamientos y acusaciones sin ningn sustento.

Ni la inicial ni la actual dirigencia del FSLN parecen haber deseado, intentado y mucho menos logrado, una clarificacin de esas percepciones y distorsiones. A lo mejor sta es una tarea de la historia. Historia, la cual muchos piensan, es ella misma una distorsin o simplemente una percepcin.

En lo que va de su corta carrera poltica, el FSLN ha sufrido fraccionamientos y disidencia. Sin embargo, esos disidentes llevan su fierro poltico y por mucho que estos lo intenten borrar, y aunque ellos mismos lo crean borrado, todos los dems se lo notan con claridad y no importa cunto lo oculten, ningn otro partido poltico nicaragense los tolera, acepta o perdona y as parece que funciona la misma izquierda internacional. Ante la derecha criolla y la global y aun de la izquierda internacional sper-revolucionaria, ese sandinismo es un estigma, esto llevado al extremo los pretende convertir en excluidos polticos o a lo mnimo arrimados. Hay algunos sandinistas que han intentado e intentan el antisandinismo que nadie les cree. Mientras las lites socio econmicas nicaragenses no acepten plenamente, con realismo histrico genuino al sandinismo, como una fuerza poltica permanente e inextricable dentro de la sociedad plural nicaragense, ser casi imposible una convivencia armnica y pacfica, una legtima reconciliacin, dentro de nuestro inescapable espacio geogrfico. Crisis polticas parecidas a las que se presentaron en abril 2018, mediticamente distorsionadas y falsas, pueden mantener el maldito espritu faccioso que ha sido una constante histrica en Nicaragua.

Siempre he pensado que existen sandinistas antisandinistas, antisandinistas sandinistas y antisandinistas. Todo depende de lo que se entiende por sandinista.

Adems de no poseer investidura oficial para dar una definicin de lo que es ser sandinista, que no puede dejar de ser dialctico, no lo voy a hacer aqu, lo que no quiere decir que no se deba hacer o que yo mismo lo intente en algn momento. Pienso que es necesario aclarar las actuales percepciones ya que estas, falsas o verdaderas, no tardan en convertirse en la realidad. Desde mi propia perspectiva, y as lo pienso de otros, incluyendo al ejercito y la polica, haber adquirido el fierro sandinista es un privilegio, es haber recuperado de nuestra historia lo mejor que tenemos, es la afirmacin de lo ms noble de nuestra nacionalidad, es haber excluido, como principio, el cinismo de la poltica y el que hayamos sido partcipes de una revolucin, que adems de darnos universalidad, nos coloca entre los pocos pueblos que pueden congratularse de esa mxima expresin histrica de la sensibilidad social, del avance en el desarrollo de la consciencia y del salto cualitativo poltico, que es precisamente la esencia de la Revolucin.

Nada del futuro poltico de Nicaragua estar libre de lo mejor del sandinismo. Es cierto que hoy hay muchos que no lo entienden as pero inexorablemente la historia, sea esta cual sea, lo afirmar as. La Revolucin Sandinista confirm la universalidad que nos dio Rubn Dario y Augusto Sandino.

En trminos polticos prcticos en Nicaragua, el siglo pasado ha sido signado, y este tambin lo ser, por el sello del sandinismo. Es lo mejor que le ha sucedido polticamente a este pas y es desde aqu que hay que construir el futuro.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter