Portada :: Feminismos :: Violencias
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2018

Entrevista a Rita Segato
Lo personal fue transformado, pero no lo poltico

Suny Sime
Punto.edu

La destacada investigadora feminista Rita Segato ha propuesto una nueva mirada terica para entender la violencia contra las mujeres desde una perspectiva multidisciplinaria que combina los estudios de gnero y decoloniales, as como la antropologa. Gracias al Fondo Ctedras para Profesores Visitantes de Posgrado 2018, lleg a la PUCP a realizar diversas actividades.


Cules son los vnculos entre esta fase apocalptica del capitalismo, que usted propone, y la violencia creciente contra las mujeres?

Este brote feminicida en nuestros pases es un sntoma de la poca. Por un lado, todas estas medidas que hemos conseguido que los Estados consideren para frenar elfeminicidio y los crmenes de gnero no han sido eficaces:estas formas de violencia continanocurriendo, ademsestn en aumento. Por otro lado, la concentracin de la riqueza ha llegado a tal extremo que debemos empezar ahablar de un mundo de dueos y que provoca inevitablementela falencia institucional. Hoy hay una hipertrofiade esta dueidad, que precariza la vida de mucha gente. Y, en el caso de los hombres, vulnera lo que tienen que mostrar al mundo, especficamente a los ojos de otros hombres, como su potencia y carcter de dominio sobre los territorios que considera suyos (su casa, su mujer, su familia). La respuesta a esa vulneracin es la violencia masculina. Para expresar su masculinidad, a muchos hombres hoy solo les queda la violencia y en su forma extrema.

Lo que usted dice se puede ver en Per. En Madre de Dios, hay mucha explotacin minera, sobretodo ilegal, y trata de personas.Por qu los lugares de explotacinminera, de hidrocarburoso de grandes obras estnacompaados siemprepor la instalacin de burdelesy trata?

La explicacin del sentido comn es que ah haymuchos hombres solos, quenecesitan remedios para su libido desatada. Yo no creo mucho en esto. Porque la prostitucin no se puede comprender fuera del negocio de los dueos, tiene una dimensin econmica. Pero no solo eso, el prostbulo es una de las grandes escuelas, entre comillas, donde se ejerce la pedagoga de la crueldad y donde el sujeto masculino se deshumaniza al deshumanizar a las mujeres como objetos consumibles. Hay un doble efecto. Y ese consumidor deshumanizado es la mano de obra que hoy las grandes empresas necesitan.

Usted dice que esta precarizacin, fruto del capitalismo, empuja a estos hombres a ser ms violentos. Podramos decir que es a raz de la colonialidadque estamos como estamos?

Mis anlisis y resultados me llevan a decir que es imposible pensar en sociedades humanas sin algn nivel de asimetra patriarcal. Pero el patriarcado precolonial, o en medios comunales, es muy distinto al que hoy conocemos, moderno y poscolonial.Y como Anbal Quijano, a quien considero mi maestro y el socilogo ms importante del mundo en el ltimo cuarto del siglo pasado, pienso que la colonialidad establece un nuevo patrn de trabajo y de relaciones sociales, que funda nuestras ideas sobre progreso, desarrollo, modernidad,capital y subsiste hasta ahora. En esta poca, se ha ido agravando y ha entrado en una de sus fases ms destructivas.

Por un lado, se alcanz el votouniversal, y hoy se lucha porparidad y alternancia; por otro lado, las cifras de agresionessexuales y feminicidios aumentan.Qu piensa de estaspolticas de igualdad dentro del sistema dominante?

Creo que la lucha es en todos los frentes. No es que debamos abandonar el campo estatal.Hasta ahora no hemos visto muchos frutos de esa tendencia del feminismo que pretende ocupar espacios de poder, pero no es para que desaparezca. Pensamos que entramos al Estado y lo capturamos,pero acaba capturndonos y nos masculiniza. Impone su patrn poltico. En los 60 y 70, dijimos que lo personal es poltico y transformamos completamente lo personal. Las mujeres intentamos, con mucha imaginacin, transformar nuestros afectos, nuestra sexualidad, nos profesionalizamos, es decir nos transformamos a nosotras. Lo personal fue transformado,pero no lo poltico.Y creo que esa es la principal caracterstica de nuestro tiempo: ahora comienza la transformacin de lo poltico. Es suficiente entrar al Estado? O necesitamos transformar toda la poltica con nuestras prcticas?

Foto: Rita Segato

Fuente:https://puntoedu.pucp.edu.pe/entrevistas/lo-personal-fue-transformado-pero-no-lo-politico/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter