Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-11-2018

Resea de Miseria, grandeza y agona del Partido Comunista de Espaa (1939-1985), de Gregorio Morn, Madrid, Akal, 2017, 1.133 pginas
Tan polmico como hace 30 aos, tan impresionante como entonces

Salvador Lpez Arnal
El Viejo Topo


Conviene decirlo de entrada: cualquier resea de esta Miseria, grandeza y agona... en el espacio que es posible y razonable en una revista de estas caractersticas ser injusta, parcial y poca cosa por la importancia y dimensiones del libro que comentamos. Me voy a dejar miles de cosas en el tintero. Es imposible obrar de otro modo.

Lo le hace muchos aos y me impresion, a pesar de estar en desacuerdo con algunas afirmaciones o pasajes. Lo he reledo, con ms calma y atencin, y me sigue impresionando aunque sigo estando en desacuerdo con algunas tesis y, no puedo ocultarlo, con la dureza o falta de tacto con la que Gregorio Morn [GM] trata en algunos momentos (que no son siempre) a algunos protagonistas de la historia (tampoco a todos ni a todas). Un nudo de su estilo (que no rige siempre) que creo que no ayuda a GM ni a sus lectores. Ejemplo de lo contrario, de su buen y afable escribir, la manera en que se refiere en diversas ocasiones a Manuel Vzquez Montalbn.

En una entrevista publicada tras la edicin del libro en Akal, la que ahora comentamos, se le pregunt por un paso de su prlogo de 1986: dices que te gua una mxima, que es la de no escupir sobre lo que alguna vez has amado. Sin embargo, mucha gente interpret el libro como una venganza. Su respuesta: Yo creo que no lo han ledo. Puede ser que algunos conversos de la ltima hora consideren este libro una venganza en la misma medida en que ellos son unos conversos. No tengo ninguna razn para una venganza, no es mi estilo. Y por otra parte, la historia se explica por s sola. A m solo me ha tocado escribirla. Mis relaciones con la gente del PCE fueron correctas siempre, antes, durante y despus del libro.

Desconozco la veracidad de su ltima afirmacin sobre sus relaciones con la gente del PCE, pero creo que GM tiene toda la razn cuando afirma que no est justificado leer su libro como un escupitajo. Nada de eso. No hay ninguna venganza, no hay ninguna desconsideracin general, no hay falta de matices, aunque, por supuesto, la historia no se explica por s misma. Hay que explicarla informadamente y GM hizo uno de los primeros intentos con la documentacin que entonces era disponible y que l iba descubriendo poco a poco. Un intento descomunal, impresionante, estemos de acuerdo o no con algunas de sus afirmaciones.

La estructura del libro. Primera parte: Aos revueltos (1939-1945). Segunda parte. Reflejos y sombras del final de la era estalinista (1945-1955). Tercera parte: El reino de la voluntad (1956-1964). Cuarta parte: La dcada prodigiosa de Santiago Carrillo (1965-1975). Quinta parte (que acaso debera haber tenido mayor extensin): La hora de la verdad (1976-1985). En total 24 captulos.

Vale la pena su lectura o relectura 30 aos despus, sabiendo las dimensiones del ensayo -ms de 1.100 pginas! en esta edicin- y teniendo en cuenta lo mucho que otros especialistas o historiadores han escrito sobre tal o cual momento de la historia del PCE? La respuesta es afirmativa, en mi opinin, sin ninguna duda, vale la pena. En total, 24 captulos como les deca, algunos de ellos bastante extensos. Un mes de lectura, aproximadamente, unas dos horas por da; no se sale como se ha entrado. En absoluto, por mucho que conozcan, hayan ledo y les importe el tema.

Por lo dems, GM escribe mejor que bien. Sus trabajos cinematogrficos, y tal vez teatrales (desconozco este punto), estn muy presentes en su estilo, que atrapa desde el primer momento. No hay tiempo ni espacio para el aburrimiento ni para el desinters. Nunca siente uno: lo dejo, ya est bien, no vale la pena tanto esfuerzo y dedicacin. A otra cosa!

El ndice onomstico, muy bien trabajado, les puede ser til para satisfacer algunas inquietudes iniciales. Mi caso, por ejemplo.

Tiene importancia conocer la historia del libro que el autor explica en su breve introduccin a la edicin de 2017. El libro que comentamos -con el titulo Miseria y grandeza del PCE, lo de agona es un aadido de la presente edicin- apareci en abril de 1986, en Planeta, un mes despus del referndum antiotnico. Ninguna presentacin en pblico. Escaso eco meditico a pesar de momento y el inters. GM recuerda tan slo una resea elogioso de Vzquez Montalbn y, con sus palabras, una serie de boberas del inefable pingino acadmico Antonio Elorza (es su forma de decir en ocasiones). Le reproch, segn cuenta, la ausencia de referentes archivsticos. Su explicacin: Cmo iba a tener referencias archivsticas si las cajas documentales, que haban llegado de Mosc, las fuimos abriendo el bueno de Domingo Malagn [otro protagonista que GM siempre trata bien], archivero nico y yo, presencia tambin nicas en el archivo!. Segn parece, nadie se haba preocupado de ordenar los materiales que procedan de Mxico, Mosc y Pars Era tiempo de lucha y activismo, no de archivos y de ordenacin.

GM no ha aadido anda nuevo a esta edicin en el sentido de incorporar nuevos materiales o nuevas investigaciones, pero s ha incorporado algunas notas, breves la mayor parte de las veces.. En su gran mayora hacen referencia a su libro de 2015, El cura y los mandarines, tambin en Akal. Como sealar despus, algunas de estas notas son autocrticas y tienen su importancia, merecen ser tenidas muy en cuenta. Son muestra indudable de honradez poltico-intelectual.

Tres apuntes finales. GM, muy contenido siempre, no es muy dado a los elogios. Cuesta encontrarlos en sus libros. Por ello vale la pena destacar un paso sobre el PC portugus de su prlogo a la nueva edicin de 2017: Un mundo que haba nacido a partir de octubre de 1917 dejaba de existir, salvo excrecencias muy particulares que se escapan de las ambiciones de este libro: China, Vietnam, Corea del Note, Cuba, as como algn partido comunista valerosamente resistente, como en el caso de Portugal. La cursiva es ma. A ese partido se le llam, en ocasiones, partido estalinista de gentes zafias e ignorantes, cultivadores de un paleomarxismo de manual.No est nada mal este reconocimiento de GM.

La dedicatoria del libro, por supuesto, no ha cambiado. Es doble: 1. A Jos-Amalia Villa, compaera de Heriberto Quiones, que hizo verdad aquellos hermosos versos de Cernuda: Si renuncio a la vida es para hallarla luego/ conforme a mi deseo, en tu memoria y 2. A los militantes annimos que murieron por la libertad y que no tienen tumba, ni familia, ni partido que les recuerde. Admiracin, poesa, respeto y acaso una acusacin un peln injusta en la ltima afirmacin: s que se les recuerda en muchas fiestas del PSUC y del PCE, en todas a las que yo he asistido estos ltimos aos.

El tercer apunte, de la pgina 843: A l [a Sacristn] se achac que el poeta Gil de Biedma no fuera admitido en el PSUC porque sus gustos amatorios no eran proletarios; acus a quien luego sera secretario general del PSUC de inclinaciones equvocas en el terreno sexual, sin entrar en otras consideraciones que le hicieron expulsarle de su casa porque la contaminaba. Tambin margin a Manuel Vzquez Montalbn porque sospechaba que tena concomitancias con la CIA o con la polica. E igualmente Jordi Sol Tura perteneca, segn l, a un gnero animal que no puede transcribirse en letras de imprenta en su aceptacin vulgar. Si todos llevamos dentro un mundo, Sacristn como mnimo contena dos. Ninguna de estas afirmaciones es exacta, ninguna de ellas. Parte de la porquera que se arroj con frecuencia sobre el traductor de El capital, Historia y consciencia de clase y el Anti-Dhring. Pero no es este el punto. Es este: a la edicin de 2017, el autor, cosa ms que infrecuente entre nosotros, y en general, en la mayora de reediciones de libros, escribe: Vase El cura y los mandarines para conocer todo lo que de falacia tenan estas historias. Dice mucho, y a favor de l desde luego, de Gregorio Morn, que haya escrito esas dos lneas.

Ciertamente, se dir, hay algunos olvidos de algunos personajes importantes en esta historia. Los hay, tengo en mente varios. Pero es imposible recogerlo todo al escribir sobre una historia, no acabada, que tuvo las dimensiones e importancia del gran partido de la resistencia antifascista, que, en ocasiones, intervino y luchaba en minora de a uno o de muy pocos.

 

Fuente: El Viejo Topo, octubre de 2018.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter