Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-11-2018

AMLO: ni nervioso ni asustadizo

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


Hasta ahora, pasados ms de cuatro meses desde la arrolladora victoria electoral de Lpez Obrador, han fracasado todos los intentos de la oligarqua y del viejo rgimen pripanista por entorpecer y descarrilar el proyecto de gobierno del presidente electo.

Entre esos intentos ocupa el primer lugar la fabricacin (meditica y real) de una severa crisis econmica, cuyos ingredientes bsicos son viejos conocidos de la sociedad mexicana: inflacin desbordada e incontrolable, devaluacin abrupta del peso, fuga de capitales y, fundamentalmente, un crac burstil.

Pero ocurre que la inflacin no se ha desbordado. Y, consecuentemente, la devaluacin del peso se mantiene, acorde con la tasa inflacionaria, en rangos que podramos llamar normales: inflacin reptante y devaluacin igualmente reptante.

Y sin el concurso del binomio inflacin-devaluacin es muy difcil y riesgoso para la oligarqua acudir al expediente de la fuga masiva de capitales. Podra perder en la operacin buena parte del capital invertido en esa macroespeculacin monetaria.

A la oligarqua, sin embargo, le queda el recurso del crac burstil y el estado de grave alteracin nerviosa que ste genera. Pero los oligarcas deberan considerar que Lpez Obrador no es un hombre nervioso ni asustadizo. Y que, por lo contrario, es una persona y un poltico de enorme serenidad y aplomo. AMLO sabe bien que frente al chantaje burstil lo sensato y productivo es dejar hacer y dejar pasar hasta que las aguas vuelvan a su nivel.

Los ttulos de la bolsa, como bien se sabe, suben y bajan todos los das. Si hoy bajan, maana subirn. Y al revs. Y finalmente las ganancias y prdidas se equilibran: lo que unos pierden otros lo ganan.

De modo que si en el mbito estrictamente econmico la oligarqua no tiene margen de maniobra para desestabilizar desde ahora al nuevo gobierno, en la esfera poltica sus fuerzas estn todava ms flacas y menguadas. Los partidos a su servicio (PRI, PAN, Verde, Panal) estn al borde de la extincin.

Parece as que la oligarqua anda escasa de municiones. Y que tiene frente a s a un mariscal de campo con poderosos armamentos ticos, polticos, econmicos y psicolgicos.

Frente a esta novedosa y hasta indita situacin se animar la oligarqua a seguir jugando a las vencidas con Lpez Obrador? Por supuesto. Para ella el combate apenas est empezando. Los oligarcas quieren volver al viejo rgimen y harn hasta lo imposible por conseguirlo. Ya lo sabemos y habr que estar preparados.

Blog del autor: www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter