Portada :: Feminismos :: Machismos-Posmachismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-11-2018

Normalizacin & Machismo
Machismamente

Miguel Lorente Acosta
https://miguelorenteautopsia.wordpress.com

Sobre naturalizar la cultura machista en la sociedad


Si actuar desde la maldad es hacerlo malvadamente, desde la inconsciencia es hacerlo inconscientemente actuar desde las referencias del machismo es comportarse machismamente.

La clave para erradicar el machismo de nuestra sociedad pasa por entender que no se trata de una serie de hombres con una mente machista atvica y primigenia, como apunta el juez en la sentencia que condena a Juana Rivas, una mente que los puede llevar desde discriminar y abusar hasta a maltratar y asesinar. La clave est en tomar conciencia de que se trata de hombres que de manera consciente e interesada deciden actuar imponiendo a las mujeres su visin de la realidad, y desde ella su criterio a la hora de desempear las diferentes funciones y roles, y de ocupar los tiempos y espacios que previamente les otorgan. Y para conseguirlo se dotan de diferentes instrumentos, unos que actan por las buenas (control social, reconocimiento, reputacin, integracin, aceptacin), y otros por las malas (violencia, discriminacin, crtica, rechazo, exclusin)

Los machistas son conscientes de que toda esa construccin es injusta y est mal, por eso se han dado una cultura que la normaliza bajo diferentes justificaciones y argumentos.

Y cada uno de esos hombres necesitan de todos los dems, pues un hombre solo en defensa de esos argumentos y de esa construccin, por muy macho que sea sera slo un hombre solo; y los hombres estn acostumbrados a estar solos ante el peligro, como Gary Cooper, pero no a estarlo frente a la verdad de una desigualdad histrica y toda su injusticia secular. Por eso necesitan al grupo, y el grupo a la cultura que los define, ese patriarcado funcional y prctico que es el machismo. A partir de ah todo es ms sencillo y slo tienen que actuar machismamente.

Esa situacin hace que sus argumentos suenen crebles a pesar de quedar huecos de significado, como por ejemplo sucede cuando dicen que la Ley Integral contra la Violencia de Gnero va contra los hombres, y que los hombres son condenados por el hecho de ser hombres. Y es cierto que la aplicacin de esa ley condena a hombres, pero no por el hecho de serlo, sino por ser maltratadores, detalle que obvian en su argumentacin de manera interesada. Sera como decir que el Cdigo Penal va contra las personas porque cualquier persona puede ser condenada. A nadie se le ocurrira ver en el Cdigo Penal una amenaza, sino un instrumento para la convivencia, porque todo el mundo sabe que dicho cdigo se aplica sobre las personas que delinquen, no sobre las personas por el hecho de vivir en sociedad.

Entre sus argumentos estelares nunca falta igualar las diferentes violencias interpersonales sobre su resultado, para as esconder el machismo y la construccin cultural que lleva a la violencia de gnero desde la normalidad. De ese modo ocultan que se trata de uno de los instrumentos necesarios para mantener la desigualdad (y, por tanto, los privilegios de los hombres), esconden tambin su dimensin (600.000 mujeres maltratadas al ao y 840.000 menores viviendo en los hogares donde sufren esa violencia Macroencuesta 2011-), y diluyen su gravedad ms extrema, las 60 mujeres asesinadas y los 4 nios y nias asesinadas de media cada ao. Y todo ello como parte de una normalidad que hace que slo el 19% de la poblacin considere esta realidad entre los problemas graves de la sociedad (CIS, septiembre 2018).

Al machismo no le interesa que se ponga al descubierto toda esa estructura social de la desigualdad que tantos beneficios les reporta, desde los econmicos hasta la impunidad (slo de condena a un 5% de todos los maltratadores). Por eso intentan por todos los medios que no se hable de violencia de gnero, pues hacerlo significa dejar al descubierto los elementos y las claves de esa construccin de poder.

Nunca han pedido, y siguen sin hacerlo, que se adopten medidas legislativas para proteger a las vctimas de la violencia de las mujeres ni de la violencia domstica, slo piden que se supriman las medidas dirigidas a abordar los elementos especficos de la violencia que sufren las mujeres desde la normalidad social y cultural. Nunca han hablado ni se han preocupado de esas violencias hasta que no se ha hablado de violencia de gnero, y si se suprimiera la Ley Integral contra la Violencia de Gnero con todo el sistema de proteccin que se ha desarrollado a partir de ella para todas las violencias, y quedaran las vctimas desprotegidas, tampoco diran nada, como no lo decan antes de 2004.

El machismo busca esconder la violencia que los machistas producen entre el resto de las violencias, por eso les interesa tanto equipar el resultado para esconder su significado. Se imaginan que alguien criticara las actuaciones de la Direccin General de Trfico bajo el argumento de que slo tienen en cuenta los accidentes de trfico, pero no los accidentes laborales cuando cada ao tambin producen miles de vctimas?. Se imaginan que dijeran que por qu va a valer menos una vctima de un accidente de trabajo que una vctima de un accidente de trfico, o que afirmaran que las asociaciones de vctimas de trfico lo que buscan es enriquecerse con las subvenciones, y que cuanto ms accidentes y vctimas mejor para ellas porque reciben ms dinero? Sera absurdo e inaceptable, verdad?Pues son los argumentos que utilizan a diario contra la violencia de gnero.

Las personas que tienen una mente machista y aquellas otras que actan machismamente intentan que la realidad siga dominada por la injusticia y la desigualdad, pero eso ya es parte del pasado. La sociedad, gracias a la Igualdad, mira libremente al futuro sin el yugo del machismo.



Fuente: https://miguelorenteautopsia.wordpress.com/author/miguelorenteacosta/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter