Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-11-2018

La Primera Guerra Mundial dibuj un nuevo mapa de Europa y Oriente Medio

Agencias


La Primera Guerra Mundial provoc la cada de los imperios austrohngaro, ruso y otomano, la creacin de varios pases y un gran cambio en Oriente Medio.

La Revolucin Bolchevique

La guerra supuso el final del Imperio ruso, que ya estaba debilitado.

Las numerosas derrotas, los enormes gastos militares, las hambrunas y la clera popular ante el bao de sangre provocado por el conflicto formaron un terreno abonado para la Revolucin Bolchevique de 1917.

En marzo de 1917, una primera revolucin caus la abdicacin del zar Nicols II y la formacin de un gobierno que no controlaba casi nada. En noviembre, los bolcheviques tomaron el poder, y su primera decisin fue proponer el fin de las hostilidades a los pases que estaban en guerra contra Rusia.

El 3 de marzo de 1918, Lenin firm la paz con Alemania y sus aliados en Brest-Litovsk.

El final de los Habsburgo

El Imperio austrohngaro, de la dinasta de los Habsburgo, que domin Europa Central durante cinco siglos, se extenda en 1914 desde Suiza hasta Ucrania y albergaba una docena de nacionalidades distintas.

Pero los sentimientos nacionalistas mermaron la unidad del Imperio, que se descompuso a partir de 1918.


AFP / Laurence SAUBADU Europa antes de la Primera Guerra Mundial

El 28 de octubre, naci Checoslovaquia. El da siguiente, los eslavos del sur crearon Yugoslavia y, el 1 de noviembre, estall una insurreccin en la capital hngara, Budapest.

Dos das despus, el Imperio se disolvi formalmente durante la firma del armisticio entre Austria-Hungra y las potencias victoriosas: Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Una nueva Europa

La consecuencia del derrumbe de los dos imperios fue la divisin de Europa Central en varios Estados.

Adems de Checoslovaquia y Yugoslavia, la conferencia de Pars, en 1919, sell el nacimiento de Polonia, anteriormente dividida entre Austria y Rusia, y de cuatro nuevos Estados formados a partir de territorios rusos: Finlandia, Estonia, Lituania y Letonia.

Hungra perdi dos tercios de sus territorios. Italia recibi una parte del Tirol y "el resto", segn las palabras del jefe del gobierno francs Georges Clmenceau, se convirti en Austria.

La disolucin del Imperio otomano

Cuando el sultn Mehmet V proclam la "guerra santa" contra Francia, Reino Unido y Rusia, el 24 de noviembre de 1914, el Imperio otomano ya haba perdido la mayor parte de sus posesiones europeas.

Los reveses sufridos desde 1915 en el frente ruso fueron un pretexto para atacar a la minora armenia.

Segn las estimaciones, entre 1,2 y 1,5 millones de armenios murieron durante la guerra. Turqua niega la existencia de un genocidio contra ellos --aunque unos 30 pases y la mayora de los historiadores lo reconocen--, pero admite que las matanzas y una hambruna se cobraron la vida de entre 300.000 y 500.000 armenios y otros tantos turcos.

La derrota de las tropas otomanas en 1918 acabaron con el Imperio. Los nacionalistas turcos, reunidos en torno al general Mustapha Kemal Atatrk, rechazaron un primer tratado firmado en 1920, prosiguieron los combates contra los armenios, los griegos y los franceses y derrocaron al sultn.

Turqua, convertida en una Repblica, impuso un nuevo tratado a los Aliados, que se firm en Lausana en 1923. El pas conserv Anatolia y los estrechos, pero perdi todos sus territorios rabes.

La frustracin rabe

En Mesopotamia y en Palestina, los britnicos pudieron vencer al Imperio otomano gracias al levantamiento de las tribus rabes, a las que prometieron la independencia. La labor de Lawrence de Arabia, un arquelogo britnico convertido en enlace con los rabes, fue determinante.

Pero los britnicos y los franceses ya se haban repartido Oriente Prximo en secreto en mayo de 1916, con la firma de los acuerdos Sykes-Picot: Lbano y Siria para Francia, Jordania e Irak para Reino Unido. Esa divisin gener mucha frustracin entre los rabes.

La famosa "Dclaration Balfour" (1917) complic an ms la situacin. Al apoyar "el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judo", el ministro britnico de Relaciones Exteriores, Arthur Balfour, sent las bases de la creacin, 30 aos despus, del Estado de Israel, sembrando la semilla de un conflicto que sigue convulsionando la regin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter