Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2018

Los artculos, notas, traducciones y cartas de Antoni Domnech publicados en la revista mientras tanto

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Adems de la gran importancia y decisiva influencia de los ensayos y traducciones del filsofo y polmata Antoni Domnech (1952-2017, AD), fueron numerosos sus artculos y notas en revistas acadmicas y no acadmicas. Pretendo en esta nota dar cuenta de sus contribuciones a la revista mientras tanto.

Tras la experiencia de Materiales, Giulia Adinolfi, Rafael Argullol, Mara Jos Aubet, Miguel Candel, Paco Fernndez Buey, Ramn Garrabou, Manuel Sacristn y el que fuera traductor, discpulo y amigo de Wolfgang Harich formaron el Consejo de Redaccin inicial de la revista mientras tanto. En el n 3 se sumaron Ezequiel Bar, Enric Prez Nadal, Vctor Ros y Eduard Rodrguez Farr. Pocos nmeros despus se incorporaran otros nombres. Entre ellos, Juan-Ramn Capella, Albert Recio o Miguel ngel Lorente; tambin personas ms jvenes: Enric Tello, Jorge Riechmann o Ernest Caada por ejemplo.

Su participacin en la revista fue muy activa desde el nmero 1, finales de 1979, hasta el n 30-31, mayo de 1987, el especial dedicado a la vida y obra de Manuel Sacristn, en el que el traductor de la Loa a la dialctica de Brecht particip con un texto que no debera merecer nuestro olvido: Sobre Manuel Sacristn (Apunte personal sobre el hombre, el filsofo y el poltico). Excelente, a la altura, en mi opinin, del que presentara aos despus en las Jornadas dedicadas al pensamiento y obra de su amigo y compaero en el vigsimo aniversario de su fallecimiento: Manuel Sacristn: el antifilistesmo en accin [1].

AD form parte del colectivo editor de mt hasta el nmero 33, diciembre de 1987. Las razones de la separacin de la revista que haba ayudado a fundar ocho aos antes estn relacionadas con una discusin de los componentes del consejo de redaccin sobre la conveniencia o no de cambios en la orientacin editorial de la revista. No hubo acuerdo entre todos ellos sobre este punto.

Doy a continuacin la que creo que es la relacin completa de sus contribuciones a mt. Cito por el nmero de la revista, la fecha de publicacin y sus aportaciones a ese nmero.

Tres de las notas fueron firmadas conjuntamente por l y su amigo Miguel Candel. Un artculo central, muy importante y discutido en su momento, 13 tesis sobre el futuro de la izquierda, lo firmaron conjuntamente Jordi Guiu, Flix Ovejero y el autor De la tica a la poltica. De la razn ertica a la razn inerte.

 

Nmero 1, noviembre-diciembre de 1979

El aura perdida. El ritual restaurado (Apuntes fragmentarios sobre intelectuales y dominacin burguesa), pp. 77-92.

 

Nmero 2, enero-febrero de 1980

Irn como sntoma, pp. 3-9.

Estatuto de los trabajadores a nivel europeo, pp. 12- 20 (junto a Miguel Candel).

 

Nmero 4, mayo-junio de 1980

Amrica Latina. La izquierda occidental y la cuestin de los refugiados, pp. 9-12 (Intervencin de mt en una mesa redonda organizada por la Comisin de refugiados latinoamericanos en Barcelona el 27 de junio de 1980).

Variaciones sobre el pesimismo, pp. 101-105.

 

Nmero 5, 1980

A propsito de las elecciones alemanas, pp. 10-17.

 

Nmero 7, 1981

Acuerdo marco a nivel mundial, pp. 19-22, 20 de marzo de 1981 (con Miguel Candel).

Comunistas y ecologistas en la lucha en la paz. O qu puede aprender de la vieja izquierda el movimiento ecologista y qu debe aprender la vieja izquierda de los movimientos alternativos, pp. 57-78, 20 de marzo de 1981.

 

Nmero 9, 1981

En el final del New Deal, pp. 7-12, 22 de septiembre de 1981.

Noticia de los resultados de diez aos de investigacin prospectiva en el Instituto Max Plank de Stanberg para el estudio del mundo cientfico-tcnico, pp. 107-116.

Traduccin de Folker Frbel: Sobre la evolucin actual de la economa mundial (I), pp. 65-92.

 

Nmero 10, diciembre de 1981

Traduccin de Folker Frbel Sobre la evolucin actual de la economa mundial (y II), pp. 105-126.

 

Nmero 11, abril de 1982

La izquierda ante la guerra. Nota introductoria, pp. 59-64.

Correspondencia entre E. Mandel y A. Domnech (I), pp. 121-126.

Traduccin de Wolfgang Harich, Quince tesis para una poltica de paz. Una contribucin a la Segunda Conferencia Socialista, pp. 107-119.

Traduccin de La posicin de los comunistas revolucionarios ante la URSS de Karl Korsch, pp. 134-136.

 

Nmero 12, 1982

Es la guerra de las Malvinas un conflicto anacrnico?, pp. 5-12, 10 de junio de 1982.

La LAU y la izquierda mayoritaria, pp. 12-13 [2].

Inquietantes coincidencias, pp. 105-138, mayo de 1982.

Una correspondencia entre Ernest Mandel y Antoni Domnech (y II), pp. 139-144.

 

Nmero 19, julio de 1984

Postmodernizar y tercermundizar viene a ser lo mismo, pp. 12-16.

 

Nmero 20, octubre de 1984

Traduccin de John E. Roemer, Nuevas direcciones en la teora marxiana de la explotacin y de las clases sociales (I), pp. 25-49.

 

Nmero 21, diciembre de 1984

Traduccin de John E. Roemer, Nuevas direcciones en la teora marxiana de la explotacin (y II), pp. 21-38.

 

Nmero 22, febrero de 1985

La crisis desde el punto de vista de las necesidades humanas, pp. 49-59.

Traduccin de Jon Elster, Roemer contra Roemer. Un comentario a Nuevas direcciones en la teora marxiana de la explotacin, pp. 115-127.

 

Numero 23, mayo de 1985

Fin de trayecto de la apertura espaola, pp. 10-12 (junto a Miguel Candel).

El ecologismo y la tercera cultura, pp. 23-35.

 

Nmero 25 1/2, febrero de 1986

Sobre el referndum, la OTAN y la idea de democracia, pp. 29-33.

 

Nmero 26, mayo de 1986

13 tesis sobre el futuro de la izquierda pp. 35-60 (con Jordi Guiu y Flix Ovejero).

 

Nmero 28, noviembre de 1986

Sobre la insuficiencia del ethos moderno ante la crisis ecolgica, pp. 41-50.

 

Nmero 30-31, mayo 1987

Sobre Manuel Sacristn (Apunte personal sobre el hombre, el filsofo y el poltico), pp. 91-100.

 

No hubieron ms aportaciones del autor de El eclipse de la fraternidad a la revista.

Es justo recordar para finalizar un paso de su artculo sobre Sacristn de 2005, ya citado anteriormente [1]. Dice mucho del hacer de su amigo y maestro y, a un tiempo, de su propio sentir, del sentir del profesor, traductor y pensador Antoni Domnech, el que fuera editor general de sin permiso:

[] Cualquiera que le haya tratado con un poco de asiduidad, y que no sea un corcho, habr tenido con l experiencias de este tipo, en las que se vea al antifilisteo en accin. Una vez, y por un lance militante que ahora no viene a cuento, quedamos, l y yo, un sbado por la maana, encargados de limpiar un polvoriento local prestado que habra de servirnos de almacn. Cuando digo "limpiar", no estoy hablando en jerga de clandestinidad. Quiero decir, literalmente, "limpiar": con leja, zotal, decapantes para madera, estropajos, guantes de caucho, escobas, recogedores y fregaderas. Yo, como os podris figurar, comparec a la cita con poco ms que lo puesto, y ms presto a hablar de filosofa y de poltica con el maestro que a otra cosa. Para mi estupefaccin, l se present equipadsimo, y no slo con el instrumental completo para la limpieza, sino hasta con un mono azul, que se enfund no bien traspasada la puerta del desastrado local. Y se habl de filosofa, y se habl de poltica, y de muchas otras cosas (tendr que decir a estas alturas que era un conversador fascinante?). Desde luego que se habl. Pero tambin se limpi, y con alegra y eficiencia: nunca he vuelto a ver un suelo y unos estantes tan relucientes.

Cuando un examigo de los que nunca faltan en la vida, Carlos Barral, trat de difamarle en sus Memorias contando un chisme de juventud, segn el cual Manolo habra fingido una vez ante los contertulios estar traduciendo improvisadamente del griego un texto que, segn Barral, estaba leyendo ya vertido a un impecable castellano de Indias, le pregunt: Y eso? "Pues yo no lo recuerdo", repuso atarxico. Y qu piensas hacer? "Ya he hecho". Y qu haba hecho? Poner un pleito? Escribir una carta a la revista Triunfo, en donde si no me equivoco se organiz cierta chillera morbosa con el asunto? Replicar con ms chismes? Pues no. Lo que hizo fue limitarse a escribir una carta a un viejo editor de una vieja traduccin suya del Banquete de Platn una traduccin juvenil hermossima, por cierto para asegurarle que la versin castellana haba sido hecha no de segundas, sino directamente del griego. "Hice esa traduccin porque necesitaba unas perras, esa es la verdad, pero la disfrut mucho, qu prosa, la de Platn!. qu superlengua, el griego!" Eso es todo lo que coment conmigo sobre el asunto .

Notas:

(1) http://www.sinpermiso.info/textos/manuel-sacristn-el-antifilistesmo-en-accin.Intervencin de clausura en el Homenaje a Manuel Sacristn, celebrado en Barcelona los das 24 y 25 de Noviembre de 2005.

(2) Un comentario a la nota editorial de AD del nmero 12, puede verse en Albert Corominas, Una carta sobre La LAU y la izquierda mayoritaria, mientras tanto, n. 14, febrero de 1983, pp. 143-144.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter