Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2018

La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (II)

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Nos toca comentar hoy el ndice del libro y el prlogode la segunda edicin espaola de 2017 de Crtica de la economa poltica. Una introduccin a El capital de Marx, de Michael Heinrich.

Adems de dos prlogos (el citado y el que presentaba la primera edicin alemana del libro) y del estudio introductorio del traductor, Csar Ruiz Sanjun, son en total doce captulos, la bibliografa (obras de Marx y Engels citadas y obras de otros autores) y un ndice de materias. En mi opinin, hubiera ido bien un glosario de los conceptos fundamentales, aunque ciertamente MH define o presenta todas o la gran mayora las categoras marxianas que usa en su exposicin.

Para los comentarios de los contenidos de los captulos tomo pie en el propio autor, en las pginas 14-16, en los compases finales de su prlogo a la primera edicin alemana.

 

Conviene atender a la perspectiva del autor, que atae a lo que se ha llamado la nueva lectura de Marx, formulada por l mismo en los siguientes trminos: Muchas simplificaciones del marxismo tradicional, ideolgico han sido criticadas especialmente en las ltimas dcadas. A raz de ello ya no se sigui interpretando a Marx simplemente como el mejor economista, segn se haba hecho en la perspectiva tradicional, sino fundamentalmente como crtico del proceso social mediado por el valor y por ello fetichizado. Esta nueva lectura de los textos de crtica econmica de Marx constituyen la base de la presente introduccin. [la cursiva es ma]

El captulo I se titula Capitalismo y marxismo. Tres apartados: 1. Qu es capitalismo. 2. El surgimiento del movimiento obrero. 3. Marx y el marxismo (La mayora de los captulos se componen de tres apartados, acaso -una broma!- un pequeo homenaje a la trada hegeliana tesis-anttesis-sntesis).

MH: Aqu se desarrolla, por un lado, un primer concepto provisional del capitalismo, que se diferencia de muchas ideas espontneas acerca del mismo. Por otro lado, se tata del papel del marxismo en el movimiento obrero. A este respecto debe quedar claro que no existe en absoluto algo as como el marxismo. Siempre se ha discutido acerca de qu es lo que constituye la verdadera esencia de la teora de Marx, y ciertamente no solo entre marxistas y crticos de Marx sino tambin entre los propios marxistas.

Veremos en su momento qu entiende MH por marxismo.

Componen el captulo II -El objeto de la crtica de la economa poltica- tres apartados tambin: 1. Teora e historia. 2. Teora y crtica. 3. La dialctica: un arma marxista prodigiosa?

Tanto este como el anterior son materiales preparatorios, se da una caracterizacin provisional del objeto de El capital.

Los captulos posteriores siguen de manera muy general el curso de la argumentacin de los tres libros, no slo del primero, de El capital.

El III se titula Valor, trabajo y dinero, uno de los ms densos. Ocho apartados: 1. Valor de uso, valor de cambio y valor. 2. Una demostracin de la teora del valor-trabajo? (Actuacin individual y estructura social). 3. Trabajo abstracto: abstraccin real y relacin de validez. 4. Objetividad espectral: Teora de la produccin o de la circulacin del valor? 5. Forma de valor y dinero (determinaciones econmicas formales). 6. Dinero y proceso de intercambio (actuaciones de los poseedores de mercancas). 7. Funciones del dinero, mercanca dineraria y sistema monetario moderno. 8. El secreto del fetichismo de la mercanca y del dinero.

MH: En el captulo III se aborda la teora del valor de Marx. Recomiendo una lectura particularmente detenida de este captulo, tambin a aquellos que creen conocer ya la teora del valor y solo quieren informarse sobre temas especficos como, por ejemplo, el crdito o la crisis. Este captulo, aade el autor, no solo es el presupuesto de todo lo que sigue: en l tambin se pone de manifiesto con especial claridad la nueva lectura de Marx mencionada anteriormente.

Yo tambin recomiendo una lectura atenta y tomando notas de este captulo. No es fcil, a m no me ha resultado fcil cuanto menos.

El captulo IV -Capital, plusvalor y explotacin- tiene cinco apartados: 1. Economa de mercado y capital: la transicin del dinero al capital. 2. La cualidad oculta del valor: D-MD. 3. Relaciones de clase; el trabajador doblemente libre. 4. El valor de la mercanca fuerza del trabajo, plusvalor y explotacin. 5. Valor del trabajo: una expresin imaginaria.

El V, El proceso de produccin capitalista, est dividido en seis apartados: 1. Capital constante y capital variable, tasa de plusvalor y jornada laboral. 2. Plusvalor absoluto y relativo, leyes coercitivas de la competencia. 3. Los mtodos para la produccin de plusvalor relativo: cooperacin, divisin del trabajo, maquinaria. 4. El potencial destructivo del desarrollo capitalista de la fuerza productiva. 5. Subsuncin formal y real, fordismo, trabajo productivo e improductivo. 6. Acumulacin, ejrcito industrial de reserva, depauperacin.

En estos tres captulos, el III, el IV y el V, se abordan los contenidos del primer libro de El capital. En la traduccin de Sacristn, no usada por el traductor castellano de la obra de MH, los volmenes de OME 40 y 41.

El captulo VI lleva por ttulo La circulacin del capital. Tres apartados: 1. El ciclo del capital: costes de circulacin, capital industrial y capital comercial. 2. La rotacin del capital. Capital fijo y constante. 3. La reproduccin del capital social global.

Se aborda aqu, en este captulo, la materia del segundo libro de El capital,ya editado por Engels como se recuerda. OME 41 en la traduccin de Sacristn.

El captulo VII, Beneficio, beneficio medio y la ley de la cada tendencial de la tasa de beneficio, tiene tres apartados: 1. Precio de coste, beneficio y tasa de beneficio. Categoras y mistificaciones espontneas. 2. Beneficio medio y predio de produccin. 3. La ley de la cada tendencial de la tasa de beneficio: una crtica.

El VIII, Inters, crdito y capital ficticio, est dividido en tres apartados: 1. Capital que devenga inters, inters y ganancia empresarial. Consumacin del fetichismo de la mercanca. 2. Dinero crediticio, bancos y capital ficticio. 3. El sistema crediticio como instancia directiva de la economa capitalista.

El captulo IX habla de La crisis. Dos apartados. 1. Ciclo y crisis. 2. Hay una teora del colapso en Marx?

En estos tres captulos se aborda los contenidos del tercer libro, el tambin editado por Engels en 1895. Sacristn tradujo la mitad de este tercer libro. Nunca se edit su traduccin. Csar Rendueles la ha usado en una antologa de El Capital que hizo para alianza.

El captulo X se titula El fetichismo de las relaciones burguesas. Tres apartados: 1. La frmula trinitaria. 2. Excurso sobre el antisemitismo. 3. Clases, lucha de clases y determinismo histrico.

El XI est dedicado al Estado y capital. Tambin tres apartados: El estado: un instrumento de la clase dominante? 2. Determinaciones formales del estado burgus: estado de derecho, estado social, democracia. 3. Mercado mundial e imperialismo.

MH: Marx tena proyectado una investigacin del estado que deba desarrollarse sistemticamente de manera similar a su anlisis de la economa, pero nunca lleg a realizarla. En El capital se encuentran solamente observaciones ocasionales acerca del estado. Sin embargo, aade, la crtica del capital no solo queda incompleta sin la crtica del Estado, sino que induce a malentendidos. Por este motivo, en el captulo XI se abordar siquiera brevemente, una crtica del Estado.

El captulo XII, el ltimo, lleva por ttulo: Comunismo: una sociedad ms all de la mercanca, el dinero y el estado. No est dividido.

Se plantea en este captulo una breve discusin acerca de lo que Marx entiende o deja de entender por socialismo y comunismo. De su prlogo de 2017: Mostrar una alternativa al sistema econmico y social dominante ms all de la mercanca, el dinero y el Estado, me parece hoy ms urgente que nunca. En la obra de Marx no encontramos ningn proyecto acabado de ello, pero s al menos planteamientos y reflexiones que merecen una discusin ms detenida. En el ltimo captulo me ocupo de tales planteamientos. Si escribiera hoy el libro, ese captulo sera sin duda ms extenso y detallado [las cursiva son maa]

Veamos ahora lo apuntado por el autor en su prlogo de 2017, escrito expresamente para la segunda edicin espaola.

MH recuerda que cuando se public en 2009 la primera edicin castellana (el traductor escribe espaola pero no debera hacerlo as: son como mnimo cuatro las lenguas espaolas: cataln, vasco, gallego y castellano) de su libro fue la primera traduccin a otra lengua que se haba hecho de l. Ahora los portugueses van ms adelantados que nosotros. Ya han traducido la obra de MH por excelencia, La ciencia del valor (1999), y el primer volumen de su biografa de Marx (un proyecto en tres volmenes). En Alemania, segn MH, es la introduccin a El capital [EC] ms difundida; en 2016 apareci la 13 edicin. No est mal.

Cuando se public por primera vez, en 2004, el mundo capitalista en Europa Occidental y en Norteamrica pareca relativamente estable. Las protestas, en aquel momento, provenan de los movimientos antiglobalizacin. Pero con la crisis financiera internacional de 2008, el sistema capitalista experiment la mayor conmocin desde la crisis econmica mundial de 1929. Por algn momento pareci que la ideologa neoliberal (MH habla siempre del neoliberalismo en trminos de ideologa, de concepcin del mundo, no como teora econmica), para la cual, sostiene, todo lo bueno viene del mercado y todo lo malo del Estado, estaba tan desacreditada como la teora econmica neoclsica (ahora s, ahora habla de teora econmica) dominante, teora, prosigue que, con sus modelos formales suministraba legitimacin cientfica a esta ideologa. Mas Colell sabe mucho de esos modelos formales. Paraeca llegar la hora de una poltica keynesiana orientada por el Estado. Incluso se hablaba de Marx al que se le deba conceder que haba identificado la tendencia del capitalismo mucho mejor que las escuelas econmicas dominantes.

Ese momento de esperanza de renovacin pas rpidamente. MH recuerda la poltica austericida impuesta a muchos pases del sur de Europa, especialmente Grecia. En Grecia se produjo adems la quiebra del sistema de salud pblica como consecuencia de las medidas de ahorro. Por no hablar del malvender de muchos bienes pblicos.

MH no olvida la presin del gobierno alemn en la realizacin de esas polticas antipopulares que en los pases afectados contaron con el apoyo de las fuerzas conservadoras. En Espaa po ejemplo. Las polticas neoliberales sobrevivieron pero no como promesas salvficas de mejora y avance sino como amarga e inevitable necesidad. Es lo que hay se dijo y repiti. Hubo una gran resistencia ciudadana a esas polticas. Esta resistencia fracas, admite MH, en gran medida respecto a los objetivos que se perseguan, pero al menos, lo destaca, llev a una considerable politizacin de buena parte de la poblacin. Un nudo bien visto por l. Curiosamente no hay aqu referencias al 15M, a pesar de ser prlogo para la reedicin castellana, ni tampoco a la experiencia del gobierno de izquierdas portugus.

Esos acontecimientos, seala MH, ofrecen un abundante material de los anlisis de Marx. En todo el mundo aument el inters por su obra. Pero en los ltimos aos no slo ha habido un auge de los grupos de izquierda crticos sino tambin de los grupos de derecha y nacionalistas. Recuerda MH el odio de estos grupos a los refugiados de la guerra de Siria que llegaron a Europa. Una de las razones del xito de estos grupos de derecha muy extrema es que tenan una visin que ofrecer: una comunidad nacional aislada de la que son excluidos esos grupos, los extranjeros, una comunidad que se centra en s misma y que ofrece a su gente un buen estado social, un Estado social que funciona. A los ciudadanos de .Cat nos suena mucho esa msica con algn comps distinto pero con la misma estructura.

Esta visin, abominable para la izquierda, puede motivar a las personas seala MH. La izquierda, en cambio, carece de visiones propias en su opinin: criticamos al capitalismo pero apenas ofrecemos alternativas.

Por lo dems, la ms que moderada socialdemocracia no quiere abolir el capitalismo, sino establecer una regulacin estatal. No hay nada esencial que cambiar, basta con cambiarlo un poco. Una concepcin tan dbil, opina MH, apenas puede convencer hoy en da. Tal vez en Alemania pero no es seguro que ocurra lo mismo en Portugal, en Espaa e incluso en Grecia, aunque esa concepcin se presente con otras siglas polticas. Incluso en EEUU, Sanders puede simbolizar esa opcin, con ropajes incluso ms moderados. El PT pudo representarla en las ltimas elecciones en Brasil.

La izquierda radical (las fuerzas que estn o pretenden estar a la izquierda de la socialdemocracia en la mirada de MH), ciertamente, critica estas posiciones, habla de abolir el capitalismo, pero, segn nuestro autor, se abstiene por lo general de dar una caracterizacin ms precisa del estado social al que aspira.

Sigue ocurriendo, sostiene MH, que para muchas personas, un muchas sorprendente en mi opinin, la nica alternativa concebible al capitalismo es una economa planificada tipo sovitico. Pero esto, afirma MH con razn histrica, es tan poco atractivo o incluso menos que una poltica econmica keynesiana. Para l, mostrar una alternativa al sistema econmico y social dominante ms all de la mercanca, el dinero y el Estado le parece hoy ms urgente que nunca. La tarea de la hora por as decirlo. Nada menos! En la obra de Marx, sostiene, hemos hablado antes de ello, no hay ningn proyecto acabado de ello pero s al menos planteamientos y reflexiones que merecen una discusin ms detenida.

Veamos en la prxima entrega su prlogo a la edicin alemana y algunos apartados de la introduccin del traductor.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter